Cofradía del Santísimo Cristo Yacente

y Nuestra Señora de la Luz en su Soledad

Historia
  Historia
  Detalles
  Estatutos
Contacto  
  Correo Electrónico
  Boletín de Noticias
  Boletines atrasados
  Admisiones
  Intercambio de enlaces
Procesión y Actos de Culto  
  Orden de Procesión
  Actos de Culto
Otras Opciones  
 

XXV ANIVERSARIO

  PARA VER EL LIBRO DEL XXV ANIVERSARIO
 

III Concurso de Fotografía

  Galería de fotografías
  Rosario de la Aurora (fotografías)
  Velatorio (fotografías)
  Videos de Procesión
  Galería de fotografías automática
  Galería de fotografías 2008
  Galería de fotografías 2010
  Galería de fotografías 2012
  Galería de fotografías 2014
  Galería de fotografías EXPO-XXVANIVERSARIO
  Galería de fotografías Visita Cofradia de la Caridad -2016

 

 

 

 

Orden de Procesión

-Muñidor
-Cruz de Guía con escolta de faroles.
-Tramo de penitentes con cirio.
-Estandarte con escolta de faroles.
-Tramo de penitentes con cirio.
-Pendón Mayor con escolta de faroles.
-Acólitos turiferarios.
-Paso del Santísimo Cristo Yacente, imagen atribuida a Diego de Ayala
(siglo XVI), y trono de Juan Cascales (1987) portado por 26 nazarenos
estantes. Es su camarero don Antonio Sánchez Carrillo.
-Cruz alzada con escolta de faroles.
-Tramo de penitentes con cirio.
-Estandarte con escolta de faroles.
-Tramo de penitentes con cirio.
-Pendón Menor con escolta de faroles.
-Acólitos turiferarios.
-Paso de Nuestra Señora de la Luz en su Soledad, imagen atribuida al
círculo de Pedro de Mena (siglo XVII), y trono de Juan Cascales (1991)
portado por 24 nazarenos estantes. Es su camarera doña Cristina Verdú, de Ruiz-Séiquer.
-Presidencia de la procesión.

 

 
Itinerario y Horario
 

San Juan de Dios, 19 h.
Calle Eulogio Soriano
Calle Apóstoles
Plaza Cardenal Belluga
Calle Frenería
Calle Puxmarina
Plaza Puxmarina, 19:30 h.
Calle Sociedad
Plaza San Bartolomé
Plaza José Esteve Mora
Calle Jabonerías
Plaza Julián Romea, 20:00 h.
Arco de Santo Domingo
plaza de Santo Domingo
Calle Trapería, 20:30 h.
Plaza Hernández Amores
Calle Escultor Salzillo
Plaza Cardenal Belluga, 21:00 h.
Calle Apóstoles
Calle Eulogio Soriano
San Juan de Dios, 21:15 h.
 

RESEÑA HISTÓRICA

    La Cofradía del Santísimo Cristo Yacente y Nuestra Señora de la Luz en su Soledad nació el 5 de mayo de 1982 como manifestación de la inquietud de un grupo de jóvenes nazarenos por dotar a la jornada del Sábado Santo, hasta entonces vacía de contenidos pasionarios en Murcia, de la importancia y trascendencia religiosa que merece como integrante del denominado Triduo Sacro. Nada nos hubiese hecho sospechar que no obtendríamos el visto bueno de la Autoridad Eclesiástica hasta el día 6 de octubre de 1986, pero esa larga \\\"travesía del desierto\\\", esos cuatro años y medio de sinsabores, pueden darse hoy por bien empleados, pues nos sirvieron para madurar y purificar nuestra idea primigenia adaptándola a los postulados y directrices emanados de la Diócesis Cartaginense.

    Lo cierto es que el día 18 de abril de 1987, Sábado Santo, a las seis de la tarde, se abrieron las puertas de la primitiva Capilla del Rosario,
vinculada a la Iglesia de Santo Domingo, para dar paso a la solemne y severa procesión del Santísimo Cristo Yacente. Cortejo breve, silencioso, ordenado, elegante. Túnicas y capuces de color blanco, sencillo cordón y guantes negros, escapulario metálico con el escudo de la Cofradía sobre el pecho y el lema a la espalda: \\\"Cristus vicit mortem\\\" (Cristo venció a la muerte).
    Mucha juventud, mucha ilusión, mucha disciplina... y mucha emoción. Para que no faltaran dificultades, debido a la restauración del que debía
ser nuestro Titular, una espléndida escultura de Cristo Yacente
perteneciente al patrimonio de la Comunidad Autónoma y casi olvidada en la Iglesia de San Juan de Dios, hubo que echar mano de una imagen debida a Sánchez Lozano en 1952. El Cristo salió en procesión el Viernes Santo en su localidad, y el Sábado por la mañana, en una furgoneta, fue trasladado rápidamente a Santo Domingo.

    La ansiada llegada del Cristo Yacente a nuestra sede canónica, una vez sometido a restauración por el equipo dirigido por Manuel Mateo, tuvo lugar en la Cuaresma de 1988.

Es una talla impresionante, de cerca de dos metros, que según estudios realizados por el pintor y erudito Manuel Muñoz Barberán, fue realizada en el año 1570 por el escultor Diego de Ayala. Le dimos culto en una de las capillas de la antigua Iglesia del Rosario hasta el 2 de noviembre de 1998, fecha en la que obligados a devolver la imagen a su lugar de procedencia, lo trasladamos en solemne procesión hasta la Iglesia de San Juan de Dios, adaptada a funciones museísticas, acompañados por el resto de las cofradías murcianas.

    Antes de esa fecha, el Sábado Santo de 1991, incorporamos a nuestro cortejo penitencial el paso de Nuestra Señora de la Luz, con una imagen

mariana de vestir, cedida por un particular, que ataviamos con gran sencillez a la usanza hebrea. La Virgen fue situada sobre un pedestal en la misma capilla que el Cristo Yacente ocupó durante su estancia de poco más de 10 años en Santo Domingo. Pulsar sobre la imagen para agrandarla

  En el año 1998, por entender que la talla de Nuestra Señora no se adecuaba bien a una procesión de Semana Santa, pues fue en origen una Virgen del Carmen, fue sustituida por una hermosa Dolorosa salzillesca, atribuida a Roque López, que se conserva en la Iglesia de Santo Domingo.
    

Sin embargo, el traslado de la sede canónica nos movió a sacar en la
procesión de 1999 una tercera imagen, a la que en la actualidad veneramos con el nombre de Nuestra Señora de la Luz en su Soledad, preciosa y valiosa obra de vestir atribuida al círculo del gran escultor barroco andaluz Pedro de Mena, de suerte que una de las más jóvenes cofradías murcianas cuenta para sus actos de culto y procesión con dos de las imágenes más antiguas de cuantas salen cada Semana Santa a las calles de Murcia.

    Lo curioso del caso es que, según un testimonio documental hallado en el Archivo de la Catedral, existe constancia de que estas dos tallas figuraban en una procesión del Santo Entierro que salía desde San Juan de Dios, antigua Iglesia de Nuestra Señora de Gracia y Buen Suceso, a lo largo del siglo XVII, y que dejó de hacerlo cuando surgió en el convento de San Francisco la actual Cofradía del Santo Sepulcro.

    La Cofradía del Santísimo Cristo Yacente y Nuestra Señora de la Luz en su Soledad contó desde el otoño de 1998 con una sede social-almacén en la calle Isabel la Católica, barrio de San Juan, de la que se trasladó en septiembre de 2002 a la actual, en calle de la Gloria, 7. En ella se desarrolla una gran actividad formativa y cultural de septiembre a junio, amén de celebrarse en sus instalaciones los cabildos generales y las reuniones de la junta directiva.

 

Actos de culto

    Los actos de culto más relevantes son la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz (14 de septiembre); Aniversario de la Cofradía (6 de octubre); Festividad de los Fieles Difuntos (2 de noviembre); Misa de Adviento (18 de diciembre); Misa de Ceniza (Miércoles de Ceniza); Triduo Cuaresmal (que concluye el cuarto sábado de Cuaresma); Misa de Pascua (Domingo de Resurrección); y Fiesta de la Virgen de la Luz (1 de junio); al margen de los cuales, merecen mención aparte los actos propios de la Semana Santa y los Rosarios de la Aurora.

    El Viernes Santo, víspera de la procesión, se celebra a las ocho de la
tarde, en el silencio y el recogimiento de San Juan de Dios, la proclamación de las Siete Palabras de Cristo en la Cruz y se escenifica, con sobrecogedora sencillez, el entierro de Cristo Yacente, que queda expuesto sobre un túmulo para ser velado por sus cofrades hasta la medianoche. Sobre la una de la madrugada, llega hasta el templo el silencioso desfile nazareno del Retorno de la Soledad, segunda procesión de la Archicofradía de la Sangre, cuyos integrantes van penetrando ordenadamente en San Juan de Dios para contemplar el impresionante Cristo Yacente.

    Cuando llega la Soledad, el paso \\\"se asoma\\\" al interior de la Iglesia barroca, una oración rompe el silencio, y el canto del \\\"Stabat Mater\\\" clausura el emotivo acto poniendo un nudo en las gargantas. En la mañana del Sábado Santo, tras recibir poco antes de las 11 horas a la convocatoria de la Archicofradía de Jesús Resucitado, tiene lugar el rezo de los Laudes del Sábado Santo y el acto de acogida e imposición de escapularios a los nuevos cofrades.

    Cuando llega mayo, toma protagonismo el Rosario de la Aurora, una piadosa actividad que la cofradía comenzó a celebrar en el año 1988, con motivo de su declaración como Año Santo Mariano, y que a la vista de los buenos frutos espirituales y la acogida obtenida se ha mantenido desde entonces. Cada sábado del mes de mayo, a las 7,30 de la mañana, parte la comitiva desde el típico Arco de la Aurora, encabezada por el pendón-bandera menor de la Cofradía escoltado por dos faroles. Dos filas de fieles van rezando y cantando camino de la Iglesia de Santo Domingo, antigua sede de la Cofradía y, antaño, de la prestigiosa Archicofradía del Rosario, precediendo a las pequeñas andas sobre las que preside el acto la Virgen del Rosario de la Aurora, cedida por la familia Massotti Manzanares. A las 8, con la llegada a Santo Domingo, comienza la Santa Misa, al término de la cual, un centenar largo de gargantas entonarán la Salve.

DETALLES A DESTACAR DE LA COFRADÍA

- El color blanco de las túnicas es el propio del luto judío.
- Encabeza la comitiva penitente desde el año 1996 un nazareno, el muñidor, tocando una campana.
- Los escapularios metálicos de los nazarenos llevan en la parte que cae
sobre el pecho el escudo de la cofradía, compuesto por corona de espinas e inscrita en ella la cruz con el sudario, y en la parte que cae sobre la
espalda el lema de la cofradía: \\\"Christus vicit mortem\\\" (Cristo venció a la muerte).
- Desfilan en la procesión alrededor de 120 nazarenos.
- El paso de Cristo Yacente se adorna con un característico manto de clavel blanco y es portado por 26 nazarenos, mientras que el de la Virgen de la Luz en su Soledad, en el que también predomina la flor blanca, lleva 25 rosas blancas a los pies de la imagen, una por cada nazareno que lo porta (24 y el cabo de andas
). Cuando algún estante fallece, su rosa es de color rojo.
- El Cristo Yacente es, tras el de la Sa
lud, la imagen más antigua de
cuantas salen en procesión en la Semana Santa de Murcia.
- La Virgen de la Luz en su Soledad es, muy probablemente, la imagen mariana más antigua de la Semana Santa murciana.
- La cofradía no lleva ningún acompañamiento musical, ni siquiera los
tambores amortiguados de los primeros años. Sólo suena la campana del
muñidor y el golpe seco del estante de los cabos de andas para dirigir la
marcha de los pasos.
- Salen en procesión seis insignias de la cofradía escoltadas por faroles:
Cruz de Guía, Estandarte y Pendón Mayor en el tramo de nazarenos del Cristo Yacente; Cruz Alzada, Estandarte y Pendón Menor en el tramo de nazarenos de la Virgen.
- La procesión es de riguroso silencio, y en ella no está permitido entregar objeto alguno al público.
- Antes de la salida procesional, el consiliario, o en su caso el obispo,
dirige una breve reflexión a los nazarenos, que realizan, antes de ponerse
en marcha, la Profesión de Fe. A la entrada, se rezan las oraciones del
Santísimo Cristo Yacente y de Nuestra Señora de la Luz, y el consiliario, o la máxima autoridad eclesiástica, imparte la bendición.
- Desde su primera procesión, la Cofradía solicitó sin éxito la
autorización para hacer estación de penitencia en la Santa Iglesia Catedral. Desde 2001 hasta 2004
realizó la estación penitencial frente a la puerta del Perdón, poco antes de su entrada en San Juan de Dios. 
- En los años 1999, 2002 y 2003 la pr
ocesión fue presidida por el entonces Obispo de la Diócesis, monseñor Manuel Ureña.

 

Esta página "vio la luz" el día 1 de Junio de 2003 festividad de Nuestra Señora de la Luz

Es nuestro visitante número