BOLETÍN Nº 55

IV ÉPOCA

MAYO 2005

 

 

 

 

 

MES EUCARÍSTICO Y MARIANO

El mes de mayo de 2005 se nos muestra eminentemente mariano, como siempre, pero también marcadamente eucarístico, por cerrarse, en su último domingo, con la festividad del Cuerpo y la Sangre de Cristo.

         La Cofradía se dispone a vivir esta circunstancia con la intensidad que acostumbra, para lo cual volverán a las calles nuestros rosarios de la aurora, con 18 años ininterrumpidos de oración fervorosa a la Santísima Virgen en las primeras horas de cada sábado, y prepararemos la gran fiesta eucarística, adormada en esta ocasión por la celebración del Año de la Eucaristía, con la charla que tendrá lugar el día 12 y los actos de Adoración Eucarística que se celebrarán los días 19 y 26, el primero en San Juan de Dios y el segundo en la Capilla del Palacio Episcopal, organizado éste último por el Cabildo Superior de Cofradías.

         Como colofón, el domingo 29 de mayo participaremos corporativamente en la procesión del Corpus Christi, en la que Cristo Vivo, presente en el Santísimo Sacramento, recibe la veneración de los fieles a su paso por las calles de Murcia.

 

 

 

 


 

ROSARIOS DE LA AURORA

     Los días 7, 14, 21 y 28 de mayo, a las 7:30 horas de la mañana, comenzará en el Arco de la Aurora el rezo del Santo Rosario en honor de María Santísima. A las 7:15 de la mañana será trasladada la imagen de la Virgen del Rosario de la Aurora, que cede todos los años la familia Massotti Manzanares, desde la Iglesia de Santo Domingo hasta el Arco. El Rosario concluirá a las 8:00 horas en la antigua sede canónica de la cofradía con la celebración de la Santa Misa.

        

 

      

         Las intenciones por las que se aplicará nuestra oración este año son las siguientes:

         7 de mayo: Por el eterno descanso de Su Santidad Juan Pablo II.

         14 de mayo: Por el Papa Benedicto XVI.

         21 de mayo: Por la paz en el Mundo.

         28 de mayo: Por los frutos espirituales del Año de la Eucaristía.

 

 

 

ÚLTIMA CHARLA DEL CICLO SOBRE LA EUCARISTÍA

 

         El día 12 de mayo, a las 20:30 horas, en la Casa de la Cofradía, se celebrará la tercera y última charla del ciclo que con motivo del Año de la Eucaristía hemos venido celebrando. En esta ocasión, el reverendo don Alfredo Hernández González, consiliario del Cabildo Superior de Cofradías y la Cofradía del Cristo del Refugio y párroco de San Lorenzo, nos ilustrará sobre la Liturgia del Sacrificio y los Ritos de Conclusión de la Santa Misa.

 

 

 

ADORACIÓN EUCARÍSTICA

        El día 19 de mayo, tercer jueves de mes, estará dedicado al Santísimo Sacramento, para lo que nos reuniremos a las 20:30 horas en la Iglesia de San Juan de Dios. El reverendo Gabriel Bastida, párroco de Monteagudo, presidirá el Acto de Adoración, que servirá de preparación para la festividad del Corpus Christi.

 

         De igual modo, el día 26 de mayo, a las 20:30 horas,  en la Capilla del Palacio Episcopal, tendrá lugar el Acto de Adoración al Santísimo Sacramento que viene organizando, desde 2003, el Cabildo Superior de Cofradías el jueves anterior al Corpus.

 

         

 

PROCESIÓN DEL CORPUS CHRISTI

 

         El domingo 29 de mayo, a las 10 de la mañana, tendrá lugar en la Santa Iglesia Catedral la solemne eucaristía con motivo de la festividad del Corpus Christi, y a continuación, la Procesión que recorrerá el centro de la ciudad, en la que participará la Cofradía con su insignia corporativa al frente. Para asistir a la procesión formando parte de la representación de la cofradía deben presentarse en la Casa de la Cofradía de 9:30 a 9:45 horas, vistiendo correctamente para participar en la procesión y luciendo el escapulario de la Cofradía. Allí recibirán el cetro con el que participarán en la procesión.

 

 

APUNTES SOBRE LA EUCARISTÍA EN EL PRIMER MENSAJE DE S. S. BENEDICTO XVI.

 

Mi pontificado inicia, de manera particularmente significativa, mientras la Iglesia vive el Año especial dedicado a la Eucaristía. ¿Cómo no percibir en esta coincidencia providencial un elemento que debe caracterizar el ministerio al que he sido llamado? La Eucaristía, corazón de la vida cristiana y manantial de la misión evangelizadora de la Iglesia, no puede menos de constituir siempre el centro y la fuente del servicio petrino que me ha sido confiado.

        La Eucaristía hace presente constantemente a Cristo resucitado, que se sigue entregando a nosotros, llamándonos a participar en la mesa de su Cuerpo y su Sangre. De la comunión plena con él brota cada uno de los elementos de la vida de la Iglesia, en primer lugar la comunión entre todos los fieles, el compromiso de anuncio y de testimonio del Evangelio, y el ardor de la caridad hacia todos, especialmente hacia los pobres y los pequeños.

Por tanto, en este año se deberá celebrar de un modo singular la solemnidad del Corpus Christi. Además, en agosto, la Eucaristía será el centro de la Jornada mundial de la juventud en Colonia y, en octubre, de la Asamblea ordinaria del Sínodo de los obispos, cuyo tema será:  "La Eucaristía, fuente y cumbre de la vida y de la misión de la Iglesia". Pido a todos que en los próximos meses intensifiquen su amor y su devoción a Jesús Eucaristía y que expresen con valentía y claridad su fe en la presencia real del Señor, sobre todo con celebraciones solemnes y correctas.

Se lo pido de manera especial a los sacerdotes, en los que pienso en este momento con gran afecto. El sacerdocio ministerial nació en el Cenáculo, junto con la Eucaristía, como tantas veces subrayó mi venerado predecesor Juan Pablo II. "La existencia sacerdotal ha de tener, por un título especial, "forma eucarística"", escribió en  su última Carta con ocasión del Jueves santo (n. 1). A este objetivo contribuye mucho, ante todo, la devota celebración diaria del sacrificio eucarístico, centro de la vida y de la misión de todo sacerdote.

Alimentados y sostenidos por la Eucaristía, los católicos no pueden menos de sentirse impulsados a la plena unidad que Cristo deseó tan ardientemente en el Cenáculo. El Sucesor de Pedro sabe que tiene que hacerse cargo de modo muy particular de este supremo deseo del divino Maestro, pues a él se le ha confiado la misión de confirmar a los hermanos (cf. Lc 22, 32).

Por tanto, con plena conciencia, al inicio de su ministerio en la Iglesia de Roma que Pedro regó con su sangre, su actual Sucesor asume como compromiso prioritario trabajar con el máximo empeño en el restablecimiento de la unidad plena y visible de todos los discípulos de Cristo. Esta es su voluntad y este es su apremiante deber. Es consciente de que para ello no bastan las manifestaciones de buenos sentimientos. Hacen falta gestos concretos que penetren en los espíritus y sacudan las conciencias, impulsando a cada uno a la conversión interior, que es el fundamento de todo progreso en el camino del ecumenismo.

 

FESTIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA DE LA LUZ

El día 1 de junio, a las 20:30 horas, nos reuniremos en la Iglesia de San Juan de Dios para honrar a Nuestra Madre, la Santísima Virgen de la Luz en su Soledad, en el día de su festividad. Los cultos comenzarán con el Santo Rosario, seguido de la Santa Misa, y concluirán con el Besamanos de nuestra querida cotitular, que ese día vestirá, como es tradicional, completamente de blanco.

 

CENA DE HERMANDAD

 

         El día 3 de junio, viernes, en lugar y hora aún por determinar, de los que se informará en el boletín de junio, celebraremos la habitual Cena de Hermandad en la que agradeceremos a nuestros camareros, don Antonio Sánchez Carrillo y doña Cristina Verdú, su generosidad para con la cofradía y a su amor a nuestros sagrados titulares. Las reservas podrán hacerse entre el 30 de mayo y el 1 de junio, de 11 a 23 horas, en el teléfono 968.21.03.77. El precio rondará los 25 euros.

 

 

CARTAS DE LOS COFRADES

 

JUAN PABLO II, DESCANSE EN PAZ

EN LA MISERICORDIA DIVINA DE CRISTO RESUCITADO.

 

    Se nos fue el Santo Padre, querido como un Padre Santo, quien ha sido llamado por Dios a su presencia, y a quien le damos gracias por su pontificado sobre la cristiandad, por su cercanía y orientación durante los años de crecimiento humano y espiritual en una sociedad a la que Juan Pablo II ha abierto las puertas del tercer milenio con las llaves de la tradición y la verdad a través de la post modernidad con un rotundo “¡NO TENGAIS MIEDO!”  expresado en todo momento y en todo lugar tan fuerte y claro como el lema de su pontificado dedicado a la virgen: “TOTUS TUUS“

 

    Pido a Dios que la vela del manto de la virgen desplegada por Juan Pablo II en la cruz de Cristo sea soplada por el Espíritu Santo del nuevo Papa, para que la barca de Pedro guiada por Cristo al timón llegue al puerto final del Padre atravesando el mar de la existencia humana.

 

    No voy a hacer un análisis del hombre que llegó a Papa ni del Papa que llegó a todo hombre, sino de la esperanza que el mundo puso sobre la iglesia en el último cuarto del siglo XX, para ver a un vicario de Cristo que sea ejemplo de fe viva  para todos los creyentes y no creyentes. Solamente decir que, para mí, las expectativas se han visto sobradamente colmadas a lo largo de la vida y la muerte de Karol Woyjtila. Rezo para que de verdad “seamos testigos”, para que tengamos una mirada con los ojos del corazón, para que hablemos con voz que brota de la oración, para que hagamos obras de amor con nuestras vidas y asi la gracia venza al pecado.

 

    Y seguro que el nuevo sucesor de Pedro llegado en Pascua de Resurrección sabrá transmitirnos la fe como a discípulos de Emaús, sin llamar la atención de los sentidos, sino tocando el corazón, para que sigamos sintiendo en su iglesia, que Jesús está siempre con nosotros.

 

    Felicidades a nuestro Obispo D. Manuel Ureña por su nuevo destino como Arzobispo de Zaragoza, donde esperamos que llegue con la maleta llena de calor murciano hacia sus nuevos diocesanos, y deseamos que lleve la palabra de Dios de forma tan ferviente como la hemos oído predicar aquí.

 

 

Francisco Javier Carpintero,

Estante de Nuestra Señora de la Luz en su Soledad.