CIERVOS Y GACELAS


gacela01.jpg (15488 bytes)


1.- CIERVOS Y GACELAS. El ciervo, el gamo y la gacela son los animales más representados en la cerámica de Paterna, tanto en verde y manganeso como en azul y en dorado.

Son animales que simbolizan la fecundidad, pureza, larga vida y abundancia (1). En el mundo griego, el ciervo era asociado con Afrodita y Adonis, mientras que en Roma era el acompañante de la diosa Diana. En las religiones indú y budista es el símbolo de la fecundidad espiritual: representa el acceso a la suprema sabiduría y pacifica las pasiones humanas. En la religión sintoista, el ciervo es símbolo de inmortalidad, de prosperidad y de larga vida y en caso de sequía, su sacrificio trae la lluvia.

En la religión cristiana el ciervo simboliza a Cristo llamando a las almas y la gacela es el alma que busca al Esposo: " Como languidece una cierva por el agua viva, así languidece mi alma por tí, mi señor" (2). " Huye mi bien amado; sé como el joven ciervo sobre la montaña" (3).

ciervo01.gif (6057 bytes)

El ciervo ha sido representado desde la más remota antiguedad; lo en contramos en el arte prehistórico, en los bronces de Alaca-Huyuc (Turquía) y del Luristán (4). Decora espléndidas piezas del mundo sasánida. En la civilización musulmana lo encontramos en esculturas, en piezas de orfebrería, decoración de tejidos y cerámica, etc. Decora cerámicas iraquíes del s.X, o de Samarkanda del s.XI, o de Egipto del s.XIV, etc.(5).

En Occidente, en el Al-Andalus, aparece la imagen del ciervo y de la gacela en Medina Al-Zhara, en tejidos cordobeses (6), en la cerámica de Mallorca (7) y de Mértola (Portugal) (8). En el mundo cristiano también encontramos la figura del ciervo con frecuencia en la cerámica, como por ejemplo en un alfardón de la iglesia de Sta. María de Castelló de Ampurias (alto Ampurdán) (9), en un plato del Museo de Narbona procedente seguramente de Paterna (10), en una servidora de Manresa (11), en la cerámica de Manises (12), etc., etc. Igualmente se representa en la escultura, en la pintura y en el arte del tapiz (13).

En Paterna, como ya hemos dicho, el tema del ciervo es muy abundante y lo encontramos pintado en verde y manganeso decorando grandes platos y cuencos. La figura del animal va pintada con gran realismo, siempre estático, con grandes cuernos, levantando a veces la cabeza para bramar. Podemos ver ejemplos de ellos en los trabajos de González Martí y de Martínez Ortiz (14). También decora "socarrats".

Las gacelas en cambio, adoptan graciosas posiciones, comiendo, doblando la cabeza, lamiéndose el lomo o incluso en posición de lucha. También encontramos una serie de cuencos pintados en azul en los que solo aparece representada la cabeza del animal.

En la lámina Ia podemos ver un espléndido aguamanil que va decorado en verde y manganeso con siete gacelas en el interior de medallones. Seis de ellas están comiendo en actitudes y posturas diferentes (fig.1:a, b) la séptima (fig.1:c) se lame el lomo. Este tema de gacelas mordisqueando el follaje ya lo encontramos en un plato de Medina Al- Zhara (15) y anteriormente en un mosaico de Khirbat Al-Mafjar (Jordania), de comienzos del s.VIII (16).

ciervo03.gif (10007 bytes)

En la fig.1:d vemos una servidora decorada en verde y manganeso con un ciervo sobre un montículo que vuelve la cabeza para lamerse el lomo al igual que la gacela de la figura 1:c. El cuerpo del animal va relleno de líneas y escamas. El artista ha dibujado las pezuñas y los cuernos con varias ramificaciones. En la fig.1:e el animal que ocupa todo el recipiente ( un cuenco ) como el anterior, levanta su cabeza para lanzar su llamada;su cuerpo va igualmente relleno de líneas y escamas. En ambas cerámicas los espacios que deja libre el ciervo, van rellenos con elementos vegetales: flores en tulipa y tallos en espiral.

Pintados en azul cobalto presentamos tres cuencos (fig.2:d,e,f) y una escudilla (fig.2:c). En la figura 2:d una gacela de cuello grácil y largo, está inscrita en un escudo. Este cuenco forma parte de una serie, todos ellos idénticos, en los que el alfarero solo cambia la decoración del interior del escudo; así encontramos jabalíes, cabras, conejos, peras, higos, etc. El escudo va rodeado de una orla formada por semicírculos rellenos con estrellas y palmetas; en el interior, rodeando a la figura vegetal o animal, pueden encontrarse como relleno dobles trazos, a la manera de bigotes o puntos. Todos estos cuencos llevan en el reborde tres o cuatro pequeños mamelones.

El cuenco de la fig. 8, es identico al anterior, presenta un ciervo con barba y cuernos con anillos.

El ciervo de la fig. 2:e parece levantarse sobre sus cuartos traseros.

Lleva una flor grabada en la parte delantera de su cuerpo a manera de marca. Al de la figura 2:f el alfarero le ha dibujado los costillares. Va rodeado de hojas de helecho, puntos y espirales. El de la fig. 2:c forma parte de un escudete que va inscrito en una estrella de ocho puntas. Está representado con las pezuñas y con una gran cornamenta. Esta decoración se encuentra ocupando el fondo de una escudilla (lámina I:b).

Pintada en dorado es la gacela de la escudilla de la figura 2:b con rellenos de piñas, líneas y espirales.

ciervo02.gif (7111 bytes)

Tres "socarrats" del Museo de Paterna, están decorados con ciervos y gacelas. El de la fig. 2:a, pintado en negro, representa a un gran ciervo adulto con gran cornamenta y barba. Sus atributos sexuales están expresamente dibujados (17). Como relleno, hojas de helecho, espirales y puntos. El "socarrat" de la fig. 2:g presenta un ciervo mucho más joven. Las hojas de helecho de relleno van pintadas en rojo mientras que el ciervo etá pintado en negro. El tercer "socarrat", está decorado con una gacela, en negro , muy parecida a las que encontramos en el aguamanil de la figura 1:b; de relleno lleva piñas y puntos.

Página principal Paterna museo Animales