©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Alzina de ses Truges

18 de abril del 2009

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

Descargar Track

   
 

Guía de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Carretera Ma-2130 - (Inca – Lluc) Coll de sa Bataia.

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña. Tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.  

Mapa: IGN  1:25.000

Mejor época: cualquiera, siempre que no haga calor.

Distancia: 14,750 Km.       Subiendo: 8,37 Km.    Bajando: 6,04 Km.

Tiempo efectivo: 7,08 h.  Subiendo: 4,02 h.       Bajando: 3,06 h.

Parado: 1,21 h.
Total acumulado: 8,29 h.

Altura máxima: 682 m.
Altura mínima: 319 m.

Desnivel Acumulado: 582 m.  Velocidad media: 1,74 Km. h.

 

Recomendaciones:

  • Hay agua en algunas fuentes, Pero siempre recomiendo llevar la propia.

  • No lleveis perros y mucho menos sin bozal y sueltos.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

  • En caso de emergencia llamar al 085 - Bombers de Mallorca “Rescat a Muntanya”- o al 112 - SOS Emergències.

Google Maps

 

 

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas

  • La mayor dificultad la encontraremos en la localización y superación de los pasos.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Prologo:

La encina es, en Mallorca, el árbol protector. Lo que más generosa cobertura ofrece con su follaje siempre verde. El que mas generosa cobertura fresca ofrece durante el verano. Esto lo sabían los trabajadores de antaño, que se detenían bajo de las encinas a hacer la fumada, costumbre conservada en el topónimo S'Alzina Fumadora, que encontramos en Fornalutx y en el camino del Cingles (Bini). Para la gente de los pueblos de la Serra, los encinares son simplemente se Bosque. Un bosque sombrío y silencioso. Un silencio que ya dura cincuenta años, desde que se detuvieron las hachas y las sierras utilizadas para sacar la leña, el carbón o la corteza aprovechada por los curtidores de pieles. La explotación sistemática de los encinares hizo escasear los ejemplares monumentales, conservados únicamente cerca de las casas, a menudo con la función de suministrar las bellotas necesarias para el engorde de los cerdos. Este es el caso del patriarca de las encinas mallorquinas, S'Alzina de ses Truges (Alcanelleta), ya con el tronco más vacío que lleno.

Descripción de la excursión:

Comenzamos nuestra caminata en el Coll de Bataia o Batalla, junto a la gasolinera de Lluc, por el ancho camino o pista que sale por la derecha de la misma en dirección Este.

A los 08’ dejamos un desvío a la derecha. En 07’ más el camino pasa entre unos colls de tords. Y a los 05’ desaparece. Entonces progresamos por un senderillo algo a la izquierda, que sube hasta el Pas den Bartomeu (04’).

A partir de aquí hemos de prestar mucha atención, porque el senderillo que nos bajará al Coll de Sa Rota, está muy perdido entre los carrizos. Hemos de seguir bien los hitos que, en general, nos llevan en dirección Este, aunque en algún momento giran a la derecha (Suroeste) en la línea del Puig Caragoler des Guix, para recobrar enseguida la dirección Este. Y al final nos bajan a la derecha, por una especie de pequeña vaguada con una zona de karst a la izquierda.

Procurando no haber perdido el desvaído senderillo, en 15’ llegaremos al mencionado Coll de Sa Rota (entre el Castellot y el Puig de Ses Covasses). Este collado está dominado por un pinar muy sucio. Entramos en él por el extremo Oeste de una paret de partio. Y subimos por su ladera de enfrente (Sur) superando por un derrumbe una nueva pared medianera, tras la cual asciende el senderillo que nos llevará a la cima del Castellot (si seguimos esta pared hacia la izquierda justo antes de cruzarla, en 05’ llegaremos a una curiosa casa de neu, dividida en dos por la propia pared, como si sus dos mitades hubieran pertenecido a fincas diferentes).

Si decidimos subir al Castallot regresamos hasta el derrumbe de la paret para tomar el sendero que sube y asciende duro hasta los pies de los acantilados del mismo, por un tramo de arista a nuestra derecha. Dejando dichos acantilados a nuestra derecha vamos faldeando Este, hasta dar con una canal que sube a la derecha, y nos lleva a la cima del Castellot (25’). Con 694 m este monte nos ofrece una introducción a la Serra de Tramuntana, es un mirador natural con esplendidas vistas del macizo del Massanella, del Tomir, del pla de Mallorca. Regresamos sobre nuestros pasos.

Si solo queremos ver la casa de nieve, desde la misma bajaremos en perpendicular dando la espalda a la misma hasta desembocar en el sendero del que nos desviamos y que tmandolo a la derecha se dirige hacia el Coll de sa Rota (15’), bajamos por el pinar en dirección Este siguiendo trazos de sendero. A los 05’ pasamos por un portillo. Y seguimos descendiendo hasta las ruinas de "sa Caseta de ses Rotes" (10’), que dejaremos algo a nuestra izquierda, y a la derecha, unos metros más abajo, una fuente ceo que cubierta de piedras (es lo único que encontré parecido al cuello de una fuente) con una "bassa" no hace mucho restaurada. A partir de aquí se va configurando el viejo camino de herradura. A los 10’ pasa decididamente, entre la vegetación, al lado derecho del torrente. Mucho ¡ojo! a partir de aquí, porque lo que resta del camino transita por un bosque muy sucio, y si nos salimos del sendero, nos será muy difícil progresar.

Hemos de prestar especial atención al punto donde enfrente tendremos un árbol caído. NO hemos de torcer a la izquierda bajando, debemos saltar el árbol y, luego sí, más adelante, bajar a la izquierda. De esta manera, vigilando en todo momento seguir lo que resta del camino, llegaremos en unos 20’ a las Cases de Ses Figueroles, que podemos visitar o bien las dejamos a nuestra izquierda, y seguimos descendiendo hasta el Torrent des Picarols, que baja desde Alcanella. Lo cruzamos y subimos por su vertiente contraria, hasta situarnos encima del camino/sendero que comunica Alcanella con Sa Coma Llarga y Binibona.

Continuaremos a la izquierda y enseguida veremos una triple bifurcacion del camino, tomaremos la que esta señalizada con pitura en una roca que pone "Tomir" hasta las inmediaciones de las tierras de Alcanella donde comienzan los campos de labor (punto al que volveremos al regreso) y desde la pared de partió por la derecha buscaremos un sendero que entre el encinar y paralelos mas o menos a la pared seca que separa los campos de labor, nos dirigiremos en busca de la Alzina de ses Trugues, que la buscaremos al SW de Alcanelleta, la localizaremos cuando lleguemos a las edificaciones de la nombrada finca si miramos a nuestra derecha, es inconfundible y tiene un "cimal" (ramal) caído.

El regreso lo haremos retrocediendo hasta la pared de linde (del punto anteriormente nombrado) y rodeándola ahora hacia la parte contraria (derecha) para dirigirnos en dirección a Alcanella, pero antes de llegar y siguiendo los hitos que van un rato pegados a un torrentillo junto a la pared tomaremos el sendero que en un momento dado se separa del torrente para girar claramente a la derecha haca una "sitja" con un gran hito, (esta "sitja" que parece no haber quemado nunca, probablemente se haya mal-restaurado o bien se haya echo de nuevo, es algo que desconozco) a partir de esta buscaremos los hitos que entre un roquedal nos llevara a enlazar con el camino que baja desde coll Pelat hacia Alcanella, (8’) el cual tomaremos a la izquierda (W), (hacia la derecha (E)nos encaminaríamos hacia el el coll de Fartaritx), a unos 130 metros y por la izquierda hemos de localizar un sendero que lo tomaremos, trascurre paralelo al torrente y enseguida encontraremos un gorg en a roca en el cual de manera artificial se ha hecho una piqueta, continuamos el sendero y nos enlazara de nuevo con el camino que dejamos hace apenas 10 minutos, (cuidado en este punto, ya que el sendero cruza el camino y se dirige hacia la embotelladora de Binifaldo), nosotros aqi hemos ya de tomar el camino para no dejarlo y obviar el sendero.

Este camino nos  llevará a enlazar con el camino de la Ermita GR-221 en el coll Pelat, tomaremos en este punto a la izquierda (SW) y enseguida saltaremos una pared seca por un "botador", iniciamos ahora el descenso y muy pronto una bifurcación a la derecha (indicado) nos llevara al mirador de Son Amer, pasando por una reconstruidas cabañas de carbonero.

Visitado el lugar y de vuelta al camino principal seguiremos el descenso hasta una nueva bifurcación a la derecha (indicado), nos acercará a la ermita de Son Amer (restaurada por el Consell de Mallorca en el año 2006), en ella veremos una alberca que recibe el agua de la Font de s'Hermita, siguiendo esta canaleta llegaremos sin perdida a la fuente que tiene un agua fresca y muy buena y se localiza justo debajo del camino principal, así que desde aquí seguiremos el descenso hasta llegar a una nueva bifurcación del camino, da igual por el lado que esta se tome, nosotros elegimos tomar la de la izquierda que no esta señalizada, este ancho camino sin perdida posible nos dejara en el cercado que utiliza el Consell para los trabajos de la Escuela de Marges, daremos justo al lado de una barrera que nos cierra el paso para salir a la carretera M-10, pero no hay que saltarla ni nada por el estilo, simplemente caminamos en sentido al N y a un minuto encontraremos la GR-221 que desemboca en una barrera a la misma carretera junto a un puente a 100 m. escasos de la anterior barrera, tomamos la carretera a hacia la izquierda  y en unos 500 m. llegaremos a la urbanización del Guix donde algunas horas antes dejamos aparcado el vehiculo.

 El Grupo lo formaron:

Maria, Andreu y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones