Los peróxidos son compuestos que resultan de la combinación de un elemento (generalmente un metal) con el oxígeno. En estos compuestos el oxígeno actúa siempre con el número de oxidación -1. Por tanto, el elemento que se combina con él tiene que utilizar un número de oxidación positivo.
Para obtener la fórmula de un peróxido, se escribe el símbolo del elemento y se le coloca en su parte superior derecha el número de oxidación positivo con el que va a actúar, a continuación se escribe el ion peróxido y mediante subíndices se igualan el número de cargas positivas y negativas. Naturalmente, al final la molécula es neutra.
Para nombrar los peróxidos hay que distinguir dos casos:
A) Elementos con 1 único número de oxidación. Se nombran con la palabra "peróxido" seguida de la preposición "de" y el nombre del "elemento" . Ejemplo: Peróxido de calcio: . También pueden nombrarse empleando " La Nomenclatura Sistemática con prefijos multiplicadores". Ejemplo: : Dióxido de Calcio
B) Elementos con varios números de oxidación. En este caso pueden utilizarse dos nomenclaturas:

B.1. Nomenclatura Sistemática Expresando el número de oxidación con números romanos: Se nombran con la palabra "peróxido" seguida de la preposición "de" , el nombre del "elemento" y entre paréntesis y en números romanos el número de oxidación con el que actúa dicho elemento. Ejemplo: Peróxido de hierro(II):

B.2. Nomenclatura Sistemática con prefijos multiplicadores: Cuando se emplea esta nomenclatura no se distingue entre óxido o peróxido, por tanto la forma de nombrarlos es la misma que se ha dado para los óxidos. Ejemplo: Dióxido de dimercurio:

Para comprobar tus conocimientos, haz clic en Ejercicios .