©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Torre de sa Mola de Tuent

 Sa Calobra - Can Palou

09 de abril del 2007

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

 Ver imagen satélite

Guía de la ruta                                                                                        

 Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Punto de partida: Desde el aparcamiento de Sa Calobra

Calzado: botas de montaña

Ropa: Según época del año. (En montaña siempre es conveniente llevar ropa de abrigo)

Material: ninguno especial

Altitud: 472 m.

Desnivel: 472 si se baja hasta la desembocadura del torrente de Pareis (recomendado)

Tiempo: unas 5 horas incluyendo paradas.

Distancia en Km.: 6,500 (hay que añadir 2 mas si se baja al torrente de Pareis)

Aprovisionamiento: Llevar agua suficiente.

Mejor época: evitar días de calor.

Acceso: Lo mejor en  coche propio.

Mapas: Alpina Mallorca Tramuntana Norte E-25

 

Descripción de la Ruta

ITINERARIO :
Sa Calobra - Coll de Sant Llorenç - Pas esbaldregat - Torre de Sa Mola de Tuent - Pas esbaldregat - Coll de Sant Llorenç - Sa Calobra

Empezaremos a caminar desde el aparcamiento por la carretera en ascenso hasta el Km. 11,850 donde veremos una curva cerrada a izquierda que por debajo pasa un pequeño torrente, unos 20 m. antes de esta curva nos fijaremos en un portillo con barrera a nuestra derecha que en su parte izquierda tiene una escalera de piedra, este es el inicio del camino a la ermita de San Lorenzo y que nosotros deberemos seguir sin dejarlo en ningún momento. A nuestro paso iremos encontrando diversos portillos que iremos dejando tal cual los encontremos (normalmente cerrados), vadearemos el torrente, Pasaremos por entre el caserío de Sa Calobra muy bien restaurado, donde podremos admirar este bello rincón de tramontana.

Continuaremos caminando siempre en ascenso pero por un camino fácil de transitar hasta llegar a la carretera que se dirige a cala Tuent, y en este punto encontraremos la ermita de San Lorenzo.

Esta ermita será nuestro punto de referencia, pues si la rodeamos tras ella comienza el camino hacia la Torre de Tuent.

Desde la ermita tendremos unas panorámicas muy interesantes hacia Cala Tuent y hacia el Puig Major, si miramos hacia la parte alta tras la ermita observaremos en la zona mas elevada una pared seca en la que a su izquierda hay 2 arbolitos y junto a estos un portillo, ahora nos dirigiremos hacia el, por el camino que en su parte de máxima pendiente esta soportado por una ingeniosa pared seca que también se ven de ella algunos tramos. Situados mirando la ermita de frente, la rodearemos por nuestra izquierda tomando el camino que tras ella nace y que ya no dejaremos hasta el portillo de la pared seca antes mencionado. Unos metros antes de alcanzar el portillo tendremos que superar "el Pas Esbaldregat" que esta asegurado por unos cables de acero que nos ayudaran considerablemente.

 

Traspasado el portillo prestaremos máxima atención, ya que deberemos seguir un sendero con tendencia a la derecha, pero que esta semioculto entre las estepas y el carrizo, nos ayudaran a seguirlo algunos hitos, (ojo a a tomar a la izquierda que también hay algún hito, nosotros lo hicimos y tuvimos que trepar en varias ocasiones hasta superar el pico sin sendero y con muchas incomodidades), si tal como he dicho nos dirigimos por el sendero de la derecha este es cómodo y alcanza hasta la torre, los hitos que son poco visibles a causa de la vegetación deberemos seguirlos escrupulosamente, si tenemos buena visibilidad, y observamos detenidamente nos fijaremos que el sendero nos encamina en ascenso hacia un collado entre los dos picos, a mitad de camino entre el punto en que estamos y el collado veremos un trozo de pared seca que soporta el camino y que sobre esta hay un hito poco perceptible por la distancia, pero que tal cual nos acerquemos se hace evidente. Cuando alcancemos este collado veremos claramente la torre a las que nos dirigimos y las edificaciones de su entorno. Decir que durante nuestro ascenso no ceso de llover, menos mal que en la misma torre, que aunque tiene puerta y candado, permanecía abierta pudimos comer y secarnos a cubierto, eso si tras subir los 12 escalones de hierro de acceso a la puerta. La Torre esta dotada de una chimenea donde si teneis leña seca se puede hacer fuego, esta perfectamente restauras y el suelo embaldosado y limpio, procurar que no se note vuestro paso por ella.

 

Regresamos esta vez si por el camino descrito hasta llegar de nuevo a los coches en el aparcamiento de la Calobra.

 

Datos de Interés

LA TORRE DE LA MOLA DE TUENT

Se levanta a 462 metros de altura, en el punto más alto de la Mola de Tuent o de Can Palou, en el lugar denominado Sa Falconera. Gracias a su situación se comunicaba con las torres de Na Seca, desde la cual los avisos eran transmitidos al Santuario de Lluc.

La denominación más correcta parece ser la de Torre de Sa mola de Tuent, aunque de forma muy puntual se la denominada Torre de la Mola o Torre de la Muela (1787), y posteriormente Torre d'en Palou o Torre de Can Palou (1849).

Fue edificada el año 1596 según el proyecto de Binimelis y por orden del Virrey Ferran de Zanoguera. Los años 1597 la visitó Benet Verger que la denominó "Torre de la Calobra de Sóller". Comentó que pasó una noche en la torre para observar los fuegos del Castillo de Pollença, pero debido a la niebla, no los pudo ver.

El 1867 todas las torres costeras de Escorca, entre otras muchas, serían transferidas a Hacienda. La Torre de sa Mola de Tuent fue valorada en 8.750 pesetas. Por esta época L'Arxiduc Lluís Salvador describió la torre, la cual volvía a estar en mal estado.

Durante la Guerra Civil española , la torre volvió a tener una función de vigilancia y se emplea como punto de observación para prevenir la llegada de aviones enemigos.

Finalmente, en el año 1996 la torre fue cedida al Ayuntamiento de Escorca por el Ministerio de Economía y Hacienda con el fin de servir de refugio ocasional de visitantes y excursionistas, mirador y colonias de verano para el estudio de la naturaleza.

La torre es una sólida construcción de ocho metros de diámetro y doce metros de altura, con dos cuerpos superpuestos. El primero tiene forma troncocónica y una altura de dos metros y medio. Separando los dos cuerpos hay un anillo de marino de 30 cm., de forma semicircular, que sobresale mínimamente del perfil de la torre. Encima este anillo se levanta el segundo cuerpo, de forma cilíndrica y con las mismas características que el primero.
Tiene una única entrada, a la banda siroco, situada a cinco metros de la base y a la cual se puede acceder, actualmente, por doce escalones de hierro. La azotea esta rodeada de una pequeña pared de piedras encalladas con argamasa de 60 cm. de altura. También dispone de una gárgola lisa para la salida de las aguas. Sobre la pared y orientado al norte, descansa el tubo de un cañón de hierro de 240 cm. de longitud.

Aferrada a la torre se pueden ver las restos de una pequeña edificación, que junto con la garita lateral y la escala de hierro, son algunas de las modificaciones que se realizaran el año 1939, cuando la torre fue empleada como punto de observación por parte del Ejército.

Al borde de  la torre se encuentran dos aljibes. Uno al borde del camino, se encuentra muy transformado. El otro se encuentra entre la torre y S'Hort d'en Rom, de planta cuadrangular, cubierta de vuelta rebajada y una apertura cuadrada bien en medio del aljibe.

Cerca de la torre se encuentran tres construcciones de planta cuadrangular que servían de cobijo a los torreros, dos de las cuales fueran modificadas hace pocos años por convertir, una en capilla y la otra en vivienda.
El acceso a la torre se hace gracias a un camino de herradura que empieza detrás de la iglesia de Sant Llorenç. Su inicio se encuentra muy mal por el intento de construcción de una carretera para subir a los edificios levantados borde la torre. En el punto de máxima pendiente, se construyeron márgenes que se adaptan al terreno formando varias curvas. Algunos tramos restan empedrados de manera muy rústica. Destaca la manera con qué el camino salva un peligroso paso gracias a la construcción de un margen de difícil asentamiento y que hoy se encuentra muy derruido.

 

Fotografía: Toni Sureda, Javier Bezunartea

El Grupo lo formaron:

Ellas: Adri, Maria, Yolanda Diaz, Yolanda Moyano

Ellos: Javi, El Bolli, Toni Sureda

 

T. Sureda

 

Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones