©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Sa Talaia Freda (Puig Morey)

 (Parc Natural de Sa Península  de Llevant)

27 de diciembre del 2007

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

Descargar Track

   
 

Ficha técnica

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Salida: desde Palma hacia Artá, tomar la carretera a la ermita MA-3333 (ver ruta [aquí] ampliar para ver plano de Artá)

Inicio: en el  Km. 4,5  aprox. de Artá  hacia la ermita de Belem la carretera se bifurca y justo ahí dejaremos un vehiculo, si disponemos de el ,llevaremos otro al aparcamiento de la ermita para ahorrarnos 3 Km. de asfalto.

Material: Botas de montaña, y la ropa que el día aconseje

Mapa: IGN 1:25000 (Artá)

Mejor época: Evitar  días calurosos.

Recomendaciones: Llevar agua suficiente para pasar el día

Guía: Antonio Sureda
Distancia: 8,55 Km. sin contar el asfalto
Tiempo de marcha: 4 h.

Tiempo Acumulado total: 5 h. 27 m. (Dependerá de los miembros del grupo y las paradas que efectuemos)

Altura máxima: 562 m.
Altura mínima:  215 m.

Desnivel acumulado: 407

Vista satélite


Ver mapa más grande
Ver mapa más grande

Perfil aproximado

Descripción del itinerario:

 Esta excursión nos aleja (y esperamos que no sea la última) de la Sierra de Tramuntana y nos muestra un paisaje desconocido, incluso para muchos excursionistas, es de una extraordinaria belleza que haría falta conocer y proteger. El territorio de la península de Artà permanece protegido, (Albarca y Es Verger) forman parte del Parque Natural de la Península de Llevant.

Partiremos  hacia Artá en dirección a la Ermita de Belén y a unos 4,5km. de distancia de Artá la carretera se bifurca. Hacia la izquierda la carretera sube a la Ermita y hacia la derecha una pista se dirige a la Cabo Ferrutx. Tomaremos esta pista hasta llegar a S'Alquería de Avall donde hay un aparcamiento para muchos coches, dejando ahí nuestro vehículo,  los guardas del Parque Natural que nos recibierán he informaran de lo que nos interese si tenemos dudas, (Desde aquí mi agradecimiento a la guarda que este día nos recibió, por su amabilidad y comprensión). Si tenemos dos coches y os queréis ahorrar un tramo bien largo de asfalto podríais combinar dejando un coche aquí y otro a la misma ermita.

Desde el punto de partida se ve la mayor parte del recorrido que efectuaremos.

Seguiremos por la pista en ascenso dirige hacia Cabo Ferrutx. Esta pista, se adentra  dentro un bosquecillo aferrado a las estribaciones del característico Puig des Corb. Seguimos subiendo por la pista y dejamos abajo a la izquierda la posesión de S’Alqueria Vella de Dalt. Cuando salimos del bosque tenemos una ancha perspectiva sobre la altura ganada y podemos ver S’Alqueria Vella de Dalt y hasta el lugar desde donde hemos empezado. Seguimos subiendo, pasamos borde las ruinas de un antiguo campamento donde merece la pena detenerse un rato y admirar lo que fue un campamento de presos que construyeron el camino (ahora pista) por el que transitamos, existen en el un aljibe que se usa hoy para abrevar el ganado, además tendremos vistas muy bonitas hacia el mar, después de deleitarnos en este entorno retomaremos el camino hasta llegar a un lugar fácil de identificar donde encontramos una Portillo con barrera  y a la izquierda de la carretera algo apartada de ella, una pared seca de linde que sube por la montaña hacia la cima.

Nada mas superar el portillo, dejamos la carretera y empezamos a subir a la mala en dirección a la pared seca y una vez alcanzada  más o menos paralelos a ella y zig-zagueando ascenderemos la vertiente. Es esta la única parte dura de la excursión, puesto que la ascensión, a pesar de que no muy larga, es bastante empinada y iremos afianzado el camino por hitos mas o menos continuados. La tendencia que tenemos que seguir es ligeramente hacia la derecha, tomando como guía la misma montaña, pues se trata de llegar hasta arriba. Los últimos metros nos ayudará tener a la vista el típico vértice geodésico. Cuando llegamos arriba el espectáculo es digno de ver y si el día es claro. En días claros veremos casi toda la Sierra de Tramuntana, el macizo de Randa e incluso la isla de Menorca. El lugar es ideal para comer algo, respirar un poco y encarar lo que nos queda (que no es poco).

 Bajaremos ahora siguiendo la carena dirigiéndonos al SW (parece imposible, pero solo lo parece) a lo collados que vemos entre las elevaciones (si prestamos atención iremos guiados también por hitos que nos aseguran no perder pasos). La primera bajada es bastante empinada y hemos de prestar mucha atención para evitar un resbalón, así que tomarlo con calma. La siguiente elevación no hay que pasarla por la cumbre, podemos pasar casi a la altura del primer collado por la izquierda de la elevación. A partir de aquí el terreno es menos accidentado y, siempre siguiendo los hitos y paralelos al cortado de las montañas, seguiremos adelante sin camino. Nos iremos asomando en los collados y veremos acantilados de vértigo sobre la urbanización de Belén. Bastante más allá atravesamos una pared de linde y una barraca abandonada sin techo. Nos dirigiremos ahora hacia un especie de colladito. No hace falta llegar arriba, cruzaremos la pared que encontramos y atravesando una torrentera que casi no se merece el nombre, nos dirigiremos siguiendo los hitos ocultos por el carrizo hacia una apertura, en otra pared seca. Una vez aquí ya encontraremos un caminito perpendicular a nuestra llegada que tomando a nuestra derecha ya no hemos de abandonar y que nos llevará directos  hasta la Fuente de Sa Capella y a la Ermita de Belén. Mientras transitamos pasaremos otra fuente que alimenta un abrevadero y a partir de aquí prestar atención,  el camino suele estar muy mojado y resbaladizo.

 Si después de visitar la ermita, no hemos dejado un coche aquí, nos quedarán las opciones de volver a pie por la carretera hasta reencontrar nuestro vehículo, o hacer autostop para evitarnos el asfalto.

 Sé que toda la explicación puede parecer liosa y complicada, pero os puedo asegurar que es mucho más fácil de lo que parece y que difícilmente os perderéis. De verdad que tengo que recomendar conocer esta maravillosa zona, las piedras, lo salvaje, la vegetación son dignas de ver!

 

 El Grupo lo formaron:

Maria, Yolanda Diaz, Yolanda Moyano, Petra y  Adriana

Javier  Andreu el Bolli y Toni

 T. Sureda

 

Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones