*EL MONASTERIO DE SANT PAU DEL CAMP
 
ice la leyenda que siempre que el Conde de Barcelona tenía que marchar fuera de la ciudad, el Señor de Bell-lloc quedaba al frente del gobierno. En una de estas ocasiones vino a Barcelona un enviado del Papa para comprar unos caballos, pero los tratos no llegaron

a buen término y se peleó con el gobernador. Éste, encolerizado lo mató y dándose cuenta del crimen que había cometido, se refugió en una cueva cerca del mar. Allí estaría durante años. Un buen día aparecieron un par de peregrinos en una barca. Aquellos peregrinos no eren otros que San Pedro y San Pablo, enviados por el Papa para comunicarle su perdón. A cambio tendría que cumplir con una penitencia: construir dos monasterios, uno a cada extremo de la ciudad. y así fue que se edificaron el monasterio de San Pedro de las Puelles y el de San Pablo del Campo.

LA LÁPIDA FUNERARIA DE GUIFRÉ BORRELL


Era enero de 1596 cuando se iniciaron unas obras en la calle de Sant Pau para construir un alcantarillado que tenía que pasar cerca del monasterio. De repente, los obreros que estaban cavando el suelo toparon con una piedra con inscripciones por ambas caras rodeada de huesos y objetos funerarios, era claro que el lugar había sido un cementerio. De entre todos los objetos llamaba la atención una arca de barro vidriado de color verde, que los mismos obreros rompieron para averiguar que se escondía dentro.

Viendo que sólo se trataba de huesos, los amontonaron con el resto y tiraron los trozos a los que había quedado reducida la urna. La lápida funeraria quedó medio abandonada en el patio del monasterio, justo detrás de la iglesia, de camino a los huertos, donde estuvo unos 20 años.

En 1618 el Abad del monasterio Pere Sanxo creyó que aquel lugar no era el idóneo para el recuerdo de quien fue un príncipe, y la colocó en uno de los lados de la puerta principal, a pesar de que tampoco sería su lugar definitivo. Posteriormente, en 1815, la lápida se trasladó a la pared del altar de San Galderic, y en 1830 de nuevo se movió, esta vez al agujero de una ventana que conectaba el crucero con la capilla del Santo Cristo, para que se pudieran ver las dos caras. Más tarde la ventana se convirtió en puerta y la lápida, partida en dos para poder admirar las inscripciones, se empotró en el muro. Cuando se derribó la capilla del Santo Cristo, la lápida se trasladó otra vez y actualmente la podemos ver en la sala capitular.

Sobre ella se han abierto algunas dudas, la primera hace referencia a la fecha de la muerte de Guifré Borrell, puesto que no está muy claro y se podría situar entre el 911 y el 916, y la segunda es que la gramática utilizada no es demasiado clara y hay partes del texto que nadie se ha atrevido a traducir.

SAN GALDERIC , PATRÓN DE LOS CAMPESINOS


San Galderic nació el año 820 en la villa occitana de Viéleville, actualmente conocida con el nombre del santo. Galderic era un campesino que conreaba con dos hermanos suyos las tierras de un cortijo de su pueblo. Su religiosidad y su amor a la naturaleza le llevaron a ingresar en la orden de San Benito. Siempre estuvo al lado de los campesinos defendiéndolos de la presión y el maltrato que recibían de los señores feudales. Murió el 16 de octubre del año 900 y fue enterrado en el monasterio de San Martín del Canigó.

Inmediatamente se inició la devoción popular produciéndose una serie de milagros. Finalmente, en el concilio de Narbona del año 990, fue canonizado como santo por el obispo de Tolosa Raimon II.

San Galderic era invocado por los campesinos catalanes, en una época especialmente difícil y conflictiva para ellos. Después del decreto de Nueva Planta (1707-1714) los obispos castellanos substituyeron San Galderic por San Isidro, y quedó arrinconado aunque su memoria ha subsistido.

Durante la invasión francesa, en 1654, parte de les reliquias de Sant Galderic fueron trasladadas a la iglesia del monasterio de Sant Pau del Camp, hasta que pudieron ser devueltas al monasterio de San Martín del Canigó..

En recuerdo a este hecho cada 16 de octubre, festividad de San Galderic, se hace una celebración en la iglesia de Sant Pau.

Más información en la web del Patronato de San Galderic


San Galderic
EL ABAD JOSEP SASTRE Y PRATS

Josep Sastre y Prats, abad del monasterio de Sant Pau del Camp, es el número 109 en la lista de presidentes de la Generalitat. Lo fue durante el periodo comprendido entre 1680-1683.

A pesar de que en aquella época ya se había realizado la unión dinástica de Catalunya-Aragó con Castilla, cada zona conservaba la soberanía y sus propias instituciones políticas (derecho, moneda, sistema fiscal, etc.). La lucha por la sucesión entre los Borbones y los Habsburg en el siglo XVIII, significó la derrota para Cataluña, que era partidaria de los austria, y la abolición de las instituciones catalanas a favor de una política absolutista llevada a cabo por el Borbón Felipe V.

EL ABAD SAFONT


Joan de Safont y de Ferrer (Besalú 1789 - Barcelona 1847) posiblemente haya sido el abad más popular de Sant Pau del Camp.

Fue nombrado abad con tan solo 28 años. Historiador y filósofo, fue catedrático de Filosofía y el artífice de un famoso Gabinete de Física en el Colegio de Sant Pau, hasta su exclaustración en 1835. Organizó un notable museo y una biblioteca.

Para más información se puede visitar la web Amics de Besalú

LA INUNDACIÓN DE 1981


La tarde del 21 de agosto de 1981 una gran lluvia cayó sobre Barcelona e inundó el monasterio, en especial el claustro donde el agua llegó a una altura de dos metros. Actualmente un cartel enganchado a una puerta del claustro recuerda los hechos.

Esta no era la primera vez que pasaba aunque sí fue la más grave de los últimos años. La insuficiencia de la red de alcantarillado, remodelada posteriormente para los juegos olímpicos del 92, y el recuerdo de los origenes geológicos de la zona (huertas y marismas próximas al estanque Cagalell) facilitaban que casos como este pasasen con relativa frecuencia.

Recientemente se realizaron obras de remodelación en el claustro y en la sala capitular para eliminar definitivamente las humedades que han estropeado los capiteles y las esculturas.

Historia -- Arquitectura -- Benedictismo -- Urbanismo -- Curiosidades -- Información -- Créditos -- Català -- MapaWeb -- Contacto