©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Los tres monasterios de Randa

Palma a 17 de abril del 2004

Galería de Fotografías

  Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

Sin Track

   
 

Guía de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Carretera de Valldemossa km.

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña. Tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.  

Mapa: IGN  1:25.000

Mejor época: cualquiera, siempre que no haga calor.

 

Recomendaciones:

  • Hay agua en el santuario de Cura, aunque siempre recomiendo llevar la propia.

  • No lleveis perros y mucho menos sin bozal y sueltos.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas

  • La mayor dificultad la encontraremos en la localización de la cueva del beato Ramon Llull.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Descripción de la excursión:

Nos levantamos a las 7 de la mañana, desayunamos, preparamos las mochilas y a las 8,30 salimos a recoger al resto de gente que nos acompañarían a la excursión. Así que tal cual habíamos quedado, Petra, la Srª Maria (mi madre) Llaud y nosotros dos, a las 9 estábamos reunidos y apunto de marcha junto a la parroquia del Beato Ramón Llull.

   La excursión estaba programada para subir a la Penya Roja situada en el termino de Alcudia y hacia allí nos dirigimos, una vez en el Mal Pas (Alcudia) el tiempo empeoró mas de lo previsto y las cumbres se cubrieron de densas nubes, por lo que desistimos de ascender y acordamos el plan "B" (retroceder hasta algún centro comercial, comprar carne y marchar a la caseta de mi madre en Llucmajor y hacer allí una "torrada").

 De camino de regreso y cerca ya de Llucmajor,  el tiempo en esta parte de la Isla estaba mucho mas despejado y observamos que la cumbre de Cura estaba limpia de nubes y que lucía el Sol, así que decidimos cambiar el plan de muevo y hacer esa ascensión.

  Yo hacia de guía,  pero aun así y habiendo echo esa misma subida unas semanas atrás, erramos el camino en una ocasión, aunque el tiempo perdido fue mínimo. El camino fue sin contratiempos, subimos en hora y media y una vez arriba, dispusimos el avituallamiento y recargamos las pilas, nos tomamos unos cafés (alguno probo el típico licor de Randa).

  Después de un breve descanso en el bar, quisimos llegarnos a una cueva en la que Ramón Llull se inspiraba y que esta en las inmediaciones, pero tras bajar por un arduo sendero, no dimos con ella, así que antes de descender sin conocer la zona y sin portar plano de la misma, desistimos del intento y lo aplazamos para otra ocasión en la que iremos mejor documentados.

 El descenso fue bastante tranquilo y fácil, llegando a media tarde ha Randa, lugar donde habíamos dejado aparcado el coche al inicio.

  Para acabar el día, mi madre nos pidió para que la acompañáramos a la caseta que esta muy cerca de la zona, para dar comida a los animales que allí tiene, así lo hicimos, prosiguiendo después nuestro regreso para la ciudad.

Datos de interes:

El Beato Ramon Llull fue el primer mallorquín que se retiró a Randa en 1273 para hacer  vida contemplativa.

En el centro de la isla de Mallorca, entre los términos municipales de Algaida y Llucmajor, se alza la montaña de Randa donde se encuentran la Ermita de Sant Honorat, el Santuario de Nostra Senyora de Gràcia y el Santuario de Nostra Senyora de Cura. Para acceder a la montaña se debe llegar a la pequeña población de Randa, a los pies del macizo del mismo nombre, y seguir la carretera que conduce hasta la cumbre del Puig de Cura.

En primer lugar encontramos el Santuario de Nostra Senyora de Gràcia, que tiene su origen en la Cueva de s'Aresta donde a mediados del siglo XV empezaron a vivir dos frailes franciscanos y la convirtieron en ermita. Orientado a levante, se encuentra ubicado bajo un barranco a los pies de la Ermita de Sant Honorat y ha estado estrechamente relacionado a lo largo de la historia con Llucmajor, pueblo desde donde salía el camino viejo que conducía al santuario.

Más adelante, se encuentra la Ermita de Sant Honorat. Arnau Desbrull, caballero de la nobleza que había escogido la vida de ermitaño, solicitó en 1394 al Obispo de Mallorca, después de vivir treinta años en la montaña, permiso para edificar la capilla de Sant Honorat. Una vez concedida la autorización, Arnau Desbrull escogió la parte de la montaña que mira hacia el sur para edificar la ermita, que fue inaugurada en 1397. En 1661, debido al estado ruinoso de la primitiva ermita, se edificó la iglesia que existe actualmente.

Por último se encuentra el Santuario de Nostra Senyora de Cura, ubicado en el Puig de Cura, a 548 metros de altura. El Puig de Cura es el punto más alto del macizo de Randa y un excelente mirador sobre la isla de Mallorca. Aquí fue donde Ramon Llull vivió una temporada entorno al año 1273 y donde en el siglo XV se fundó una escuela luliana para difundir su doctrina, que originó el Estudio General de Palma, instituyéndose después, en el mismo edificio, el Aula de Gramática, donde llegaron a estudiar 150 alumnos que convivían en el Santuario. Después de un largo período de decadencia, el Santuario de Cura fue restaurado y en 1913 fue confiado a los franciscanos. En la actualidad conviven en él cuatro frailes de la Orden que, con la ayuda de algunos trabajadores y voluntarios, administran el Santuario. El Santuario de Cura dispone de una hospedería con celdas, construida a partir del año 1947, que permite acoger grupos, familias y personas que quieran pasar una temporada en en el Puig de Cura.

Bibliografía recomendada: "La Muntanya dels tres Santuaris" de Gaspar Munar. Este pequeño libro se puede adquirir en la tienda que se encuentra en la entrada del Santuario de Nostra Senyora de Cura.

 

 El Grupo lo formaron:

Maria, Yolanda, Javier y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones