El apellido "ROMERO"
(O Romeo, o Romeu)

Por Roberto Calvo Torre
(extraído del Diccionario heráldico y genealógico de apellidos españoles y americanos, por Alberto y Arturo García Carraffa)
 
 


 
 
 
 

OTRAS CASAS DE ROMERO

EN GUIPÚZCOA

Descendientes de la familia Romero que moró en Écija (Sevilla) pasaron a la villa de Guetaria (Guipúzcoa), según queda dicho en anteriores líneas.

* * *

En la jurisdicción de la de Azcoitia, en la misma provincia, radicaba con anterioridad un antiguo solar de este apellido, cuyos dueños poseían capilla y entierro en la iglesia mayor de dicha villa. De ese solar fue Lope Romero, marido de doña María Vizcargui, padres de Juan Romero Recalde, Caballero de Santiago.

* * *

Otra casa de Romero hubo en la también villa guipuzcoana de Vergara, de la que procedió Juan Romero, que casó en Azcoitia con doña Laurencia de Idialaiz, y procrearon a Lope Romero, fundador de un pingüe mayorazgo en Lebrija, villa de la provincia de Sevilla. En esta ciudad contrajo matrimonio con doña Leonor de Saavedra (hermana de Pedro de las Roelas, Caballero de Alcántara, y de Diego Mesía, Caballero de Calatrava). Su hija, doña María Romero casó con Pedro de Zúñiga, hijo de los Duques de Béjar.
 
 

EN NAVARRA

En la villa de Peralta, del partido judiicial de Tafalla, radicó una antigua e importante casa, cuyos descendientes aparecen apellidados unas veces Romero y otras Romeo.  En alguna de sus ejecutorias de hidalguía ganadas o confirmadas durante los siglos XVII y XVIII consta la indicación de que ambos apellidos eran uno mismo y pertenecían a la misma familia.
Enlazaron con las de Mendijur, Sagasti y otras también hidalgas. Líneas del solar de la villa de Peralta residieron en las de Artajona, Lodosa, Mendigorría, Carcar y Miranda de Arga.

* * *

A la rama de la villa de Mendigorría, del partido judicial de Tafalla, perteneció
I. Diego Romeo, marido de doña María Garcia Portal, padres de
II. José Romeo, que contrajo matrimonio con doña María de Viguria, naciendo de esta unión
III. Juan Bautista Romeo Viguria, natural de Mendigorría, que ingresó en la Orden de San Juan de Jerusalén en el año 1624. En su expediente están apellidados Romeo.

* * *

De la rama de la villa de Miranda de Arga, que también pertenece al partido judicial de Tafalla, procedió
I. Juan Romeo, natural de Miranda de Arga, casado con doña Antonia López Calvo, de la misma naturaleza, padres de
II. Juan Antonio Romeo López, natural de Miranda de Arga, que contrajo matrimonio con doña Ana María López Calvo, de igual naturaleza (hija de Pedro López Calvo y de doña Ana de Armendáriz, naturales de la villa navarra de Obanos). Procrearon a
III.  El Capitán de Caballos Corazas Antonio Romeo López, natural de Miranda de Arga, que se cruzó Caballero de la Orden de Santiago.
 
 

EN LA RIOJA

En la villa riojana de Viguera, perteneciente al partido judicial de Logroño, floreció otra familia apellidada Romero, de la que era descendiente en principios del siglo XVII
I. El Capitán Juan Romero, marido de doña María Sáenz de Vitoria, ambos naturales y vecinos de Viguera y padres de
II. El Capitán Pedro Romero Sáenz de Vitoria, natural de Viguera, que casó con doña Teresa Terrazas y de Caicedo, natural de Logroño (hija de Juan Antonio de Terrazas y de doña Ana María de Caicedo, naturales de Logroño), naciendo de esa unión
III. Juan Francisco Romero de Terrazas, natural de Viguera y Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó  el 5 de Septiembre de 1681.
 
 

EN CUENCA

La casa de Romero en la villa de Huélamo, del partido judicial de Cañete y provincia de Cuenca, era muy antigua.  En fines del siglo XV pertenecía a esa casa
I. Juan Romero, marido de doña Huélamo de Labra, ambos naturales de Huélamo y padres de
II. Juana López Romero, natural de Huélamo, que casó con Pedro de Ibarrola y de Ibarra, natural de la anteiglesia de Murélaga, del partido judicial de Marquina y provincia de Vizcaya (hijo de Pedro Ibáñez de Ibarrola y de doña Cochanda de Ibarra, naturales del lugar de Aulestia, que pertenece al Ayuntamiento de Murélaga). Doña Juana y su marido se avecindaron en Torrejoncillo del Rey, villa del partido judicial de Huete, y tuvieron este hijo
III. Julián Romero de Ibarrola, natural de Torrejoncillo del Rey, Capitán de Infantería Española y Caballero de la Orden de Santiago, en la que se cruzó al año 1560.
 
 

EN CARTAGENA

De otra casa de Romero murciana, establecida en Cartagena, procedió
I. Sebastián Romero, natural y vecino de Cartagena, que en su mujer, doña Francisca González de Sepúlveda, de igual naturaleza, tuvo a
-,ite al partido judi-
II. Juan Félix Romero González, natural de Cartagena, que casó con doña Francisca García Campero, de igual naturaleza (hija de Agustín García Campero y de doña María Roca Alcaraz, naturales de Cartagena). Procrearon a
III. Agustín Romero García Campero, natural de Cartagena, que ingresó en la Orden de Santiago el 5 de Diciembre de 1695.
 
 

EN CANARIAS

Esta casa reconoce como tronco primitivo de ella al famoso caballero don García Romeu que asistió a la batalla de las Navas de Tolosa y de quien hemos tratado en anteriores páginas.  Pero su ascendencia, a partir de dicho guerrero hasta que aparece radicada en Canarias, no la hemos encontrado. Es notoria, sin embargo, su antigüedad y nobleza. Don Bartolomé Cuyrasco la incluye en el catálogo de nobles avecindados en la Gran Canaria desde su primera población.  Y don Juan Núñez de la Peña menciona a los del apellido Romero (que con éste figuran y no con el de Romeu) entre los nobles que poblaron las islas Canarias.
Su progenitor en ellas fue Francisco Romero, a quien el último de dichos historiadores le supone, en sus manuscritos, hijo de Juan Romero, Coronel de los ejércitos del Emperador Carlos V, Comendador de la Orden de Santiago y uno de los más afamados guerreros de su época. Mas en opinión de don Francisco Fernández de Béthencourt, no debieron ser sino hermanos, a juzgar por el cómputo de los tiempos en que vivieron.  El citado Francisco Romero se estableció en Tenerife y obtuvo repartimiento de tierras en el Realejo-Alto, siendo siempre conocidas con el nombre de «tierras de Romero». Casó con doña Juana Ruiz de Murcia, que hizo testamente ante Juan Vizcaíno, escribano de Realejo, el 15 de Abril de 1521. Tuvieron muchos hijos, siendo uno de ellos Diego Romero, nacido en Tenerife y avecindado en la Gran Canaria, donde se unió en matrimonio con doña Brígida Perdomo, natural de Lanzarote y perteneciente a la noble familia de Juan Arriete Perdomo, Señor del Paso de Arriete, en Normandía, conquistador, Gobernador y Capitán General de las islas de Lanzarote y Fuerteventura. De ese enlace nació una sóla hija llamada Juana Romero, que casó en la ciudad de Telde con Manuel López, Regidor de Canarias, hijo de Alonso López y de doña Isabel Delgado, vecinos de Telde, y hermano de Vasco López, Coronel de Infantería de la gente de guerra, Regidor perpetuo de Canarias y caballero de gran autoridad y renombre. La descendencia de los esposos doña Juana Romero y don Manuel López, la refiere detalladamente Béthencourt en las páginas 122 y siguientes del tomo II de su «Nobiliario y Blasón de Canarias». Su extensión no nos permite reproducirla, ya que la amplitud que va alcanzando este estudio nos obliga a omitir muchos datos que nos complacerla recoger.
Añadiremos tan sólo que la representación y línea primogénita de la casa de Romero, en Canarias, entraron en la de León, de Las Palmas.
 
 

EN AMERICA

Varias líneas de este linaje pasaron a América.
Ya queda hecha mención, en las genealogías que anteceden, de algunas que se establecieron en el Perú, Chile, Méjico y Cuba.
A Venezuela pasó en fines del siglo XVII el Capitán Felipe Francisco Romero, que casó con doña Josefa Antonia del Valle, natural de La Guaira, y tuvieron estos hijos: Felipe José Romero y del Valle, casado en Caracas, el 27 de julio de  1722, con doña Juana Josefa Pérez Regañón y Peñalosa; María Josefa Romero y del Valle, casada con Sancho Alvarez de Viate; Manuel Romero y del Valle, casado con doña María de Pereira, y el Alférez Juan Francisco Romero y del Valle, que pasó a la ciudad venezolana de Valencia del Rey, donde se unió en matrimonio con doña Juana María Sánchez y Blanco, de la que enviudó, volviendo a casar, el 31 de Diciembre de 1755, con doña María Gregoria de la Palma y Hostos.
De esos enlaces quedó dilatada sucesión en aquel país, enlazada con distinguidas familias.  Nos complacerla ampliar sus datos genealógicos, pero nos lo impide la necesidad de reducir la ya mucha extensión de este estudio. Esos datos los recoge el distinguido diplomático, escritor y genealogista venezolano, don Carlos Iturriza Guillén, en su notable obra titulada «Algunas Familias Valencianas», a la que remitimos al lector que le interese conocerlos.
 
 

EN ITALIA

Una familia italiana, apellidada Romeo, no sabemos si originaria de alguna de las españolas, radicaba en la isla de Sicilla en la primera mitad del siglo XVIIi  A esa familia perteneció
I. Binci Romeo, natural de la Mota de Camastra (Sicilia), marido de doña Victoria Poderico, natural de Nápoles, y ambos padres de
II. José Romeo, natural de Randaco, que casó con doña Catalina Pallarino Marcillo, natural de Mesina (Sicilia), naciendo de esta unión
III.  Gaspar Romeo, natural de Mesina y Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó el 6 de Octubre de 1651.
 
 

ARMAS

Las primitivas: En campo de plata, un águila de sable.
Así las traía el caballero aragonés Blasco Romeu, que es el primero que aparece nombrado con mayor antigüedad, según afirma Gaspar Escolano.
Esas mismas usó Basco o Vasco Romeu, de quien dice Mosén Jaime Febrer que de Galicia pasó a Aragón, pero acrecentadas y organizadas en el siguiente escudo cortado: 1º, de plata, con el águila de sable, y 2º, de oro, con una flor de lis de azur entre dos ramas de romero, de sinople.
En los comienzos de esta información queda apuntada la probabilidad de que ambos caballeros fueran uno mismo, dada la casi identidad de sus nombres, la coincidencia de los tiempos en que vivieron y el haber servido al Monarca aragonés don Alfonso II.
El Garcia Romeu, Alférez Real, Señor de Calatayud y Ricohombre de Aragón, que asistió con don Pedro II de aquel reino a la batalla de las Navas de Tolosa, logrando romper la estacada de los moros, y a quien algún autor hace hijo de Blasco Romeu, tomó por armas, en recuerdo de la proeza que en dicha batalla había realizado, estas otras: En campo de gules, tres estacas de oro encadenadas del mismo metal.
Y su hijo del mismo nombre (pero al que Febrer llama Guillermo) adoptó, por haber intervenido también en aquella gloriosa empresa, las siguientes: Cortado: 1º, de oro, con un roque de azur, y 2º, igualmente de oro, con tres tizones o hachas de sable con las llamas de gules, en memoria «del valeroso hecho de quemar, en compañía de su padre, la estacada del campo moro».
Tanto el escudo primitivo, o sea el águila de sable en campo de plata, como el que tomó el primer García Romeu, o sea las tres estacas de oro encadenadas y puestas en campo de gules, fueron posteriormente las que más se generalizaron, de los cuatro ya descritos, entre las familias de distintas regiones apellidadas Romeu y Romero, usando unas el primero y otras el
segundo, siendo varias también las que acabaron por unir ambos blasones en escudo partido organizado asi: 1º, de plata, con el águila de sable, y 2º, de gules, con las tres estacas de
pro encadenadas del mismo metal.
Estas últimas las traían los Romeu de Valencia, Señores de Alcácer y de Alfarracín y sus ramas; los Romero de la casa de Toledo y sus ramas de Santa Olalla, Sevilla y Zamora; los establecidos en Aranda de Duero (Burgos), y algunas líneas andaluzas y americanas derivadas de la rama de Sevilla.
La rama valenciana de Romeu establecida en Sagunto, y la casa de Romero, de Tenerife, tienen el mismo blasón, pero en escudo cuartelado en cruz: 1º y 4º, de plata, con el águila de sable, y 2º y 3º, de gules, con las tres estacas de oro encadenadas. Los Condes de Sagunto, de la rama de esta ciudad, ponen sobre el todo de ese escudo un escusón de oro, con un roque de azur, sumado de dos ramas de romero de sinople y entre ellas una flor de lis de azur.
Los Romero originarios del solar de la parroquia de Tojos, en el partido judicial de Noya (La Coruíla), su rama establecida en la ciudad de Baza (Granada) y en la de Barcelona, así como las de otras casas de Galicia, apellidados Romero y Romeu, usaron indistintamente los escudos ya descritos, según testimonios de diversos tratadistas.
Otras, también en Galicia, traían los dos siguientes blasones:
Partido: 1º, de plata, con el águila de sable, y 2º, de oro, con tres matas de romero de sinople con sus florecitas naturales. Y en campo de oro, una cruz de gules floreteada, y bordura de gules, con ocho, sotueres de oro. Según varios heraldistas, entre ellos José Arévalo y Juan Baños de Velasco.
Los Romero aragoneses con solar en la villa de Ansó, del partido judicial de Jaca (Huesca), y su rama establecida en la de Cetina, del partido de Ateca (Zaragoza): En campo de oro, un roble de sinople, y un oso de sable arrimado a su tronco.  En el jefe, una estrella de gules.
Otros, también en Aragón: Cuartelado: 1º y 4º, de oro, con una mata de romero de sinople, y 2º y 3º, igualmente de oro, con un león rampante de gules. Algunos sustituyen con un árbol la mata de romero.
Los Romeu catalanes de la casa de la villa de Ripoll, en el partido judicial de Pulgcerdá y provincia de Gerona: Partido: 1º, de sinople, con tres palos de oro, y 2º, de gules, con una banda de oro engolada en cabezas de dragones de sinople salpicados de oro.  Bordura general de gules con ocho sotueres de oro.
Los Romeu de Lérida: Cortado: 1º, de plata, con el águila de sable, y 2º,  de gules, con tres palos de oro.  Bordura general de azur con ocho cruces llanas de plata.
Otros Romeu catalanes: Partido: 1º, de plata, con un águila de sable; medio cortado, de gules, con tres estacas de oro encadenadas del mismo metal, y 2º, de oro, con una cruz de gules floreteada.  Bordura general de gules con ocho sotueres de oro. Según ejecutoria de la familia.
Otros Romeu, en Cataluña y Aragón: En campo de gules, siete veneras de oro puestas en tres palos, el del centro con tres veneras. Y de gules, con una sola venera de oro puesta en abismo.
Este último figura en el sello de Francesch Romeu, que data del año 1389, y se conserva en el Archivo Capitular de Barcelona.
Los Romero de la casa de la villa andaluza de Cortegana, en el partido judicial de Aracena (Huelva) y su rama de Méjico apellidada Romero de Terreros, Condes y luego Duques de Regla: De gules, con dos lobos andantes de plata puestos uno sobre otro, y bordura de oro con seis matas de romero de sinople. Así consta por compulsa de blasón hecha en Méjico por don Antonio Ramírez de Arellano, escribano real y público, el 9 de Mayo de 1803, y por certificación expedida en Madrid por el Cronista y Rey de Armas don Alfonso de Guerra y Sandoval, el 9 de Mayo de 1729.
Los apellidados Romero-Motezuma: En campo de gules, un águila real de su color, coronada de oro y posada en una peña bañada por un río, picando una trucha. Bordura de plata con cuatro lobos pasantes al natural. Según documentos del archivo de los Condes de Premio Real, en Jerez de la Frontera.
Los Romeo y Romero de la casa de la villa de Peralta, en Navarra: En campo de gules, un grifo de oro con alas y pico de azur, y bordura lisa de plata. Según una ejecutoria del año 1611.
Otros de la misma casa navarra: «Un águila, las Cadenas de este Reino, cinco medias vandas y debaxo de estas dos medias lunas». Descripción transcrita de otra ejecutoria del año 1762.
El heraldista Arévalo asigna a una familia Romero, radicada en Granada, el siguiente escudo, cuya descripción copiamos: «En mantel; en la manteladura de enmedio, en campo rojo, castillo de oro de tres almenas con tres puertas y ventanas; y de la almena de enmedio sale un mundo con su cruz de oro; y en las dos porciones de los dos lados, sobre campos azules, corre iguales tres tajas de oro; y orla general de dos órdenes de jaqueles de plata y azul. De esta casa fue el Marqués de Lugros, D. Melchor de Miota Romero, y le dio el Título el Rey Don Carlos II el año de 1691, en 2 de Abril».
También recogen varios tratadistas como correspondientes al apellido Romero, estas armas: De oro, con un romero de sinople, y bordura de gules con ocho sotueres de oro.
Otros, finalmente, al describir las armas primitivas, ponen una flor de lis de oro sobre el pecho del águila y rodean a ésta con el cordón de San Francisco puesto en situáción de orla.
 
 
Apellido Romero: introducción

Antiguos caballeros del linaje y su descendencia en Aragón.

Relación de algunas casas solares en diversas regiones de España

Descendientes del solar de la parroquia de Tojos, en Galicia

Los Romeu de Valencia

Casa de Romero en Toledo

Casas de Andalucía

Otras casas de Romero

Armas


 
[Página inicial] [Buscando antepasados. Mis primeros pasos] [El tatarabuelo Domingo. Los ascendientes "Calvo"]
[Historia del apellido "Calvo"] [Historia del apellido "Torre"][Historia del apellido "Romero"]
[Otros de mis apellidos:Arizcuren, Escalona, Cortés] [Álbum de fotos. Línea paterna de mis bisabuelos]
[Todos estos apellidos son míos] [Lugares de procedencia de mis ascendientes] [La búsqueda continúa]

Escríbeme: E-mail