©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Puig y Santuari de Montisión

(Porreres)

04 de noviembre del 2012

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Ficha de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Nos dirigiremos a la Población de Porreres  y estacionaremos en las inmediaciones de la Iglesia Parroquial que esta junto a la Plaza.

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, calzado desde unas deportivas.

Mapa: Topo V4  1:25.000

Mejor época: cualquiera.

Distancia: 9,7 (paseando 2 Km. por el Puig) Km.  Subiendo: 4,26 Km.  Bajando: 4,95 Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 1,7 h. Bajando: 1,25 h. Parado: 4,05 h.
Total acumulado: 6,47 h.

Altura máxima: 238 m.
Altura mínima: 125 m.

Desnivel Acumulado: 155 m.   Media en %: 3,63

Velocidad media: 1,43 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica, en el santuario disponemos de servicio de bar y restaurante)

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Prólogo:

Hay cimas que son un símbolo para un pueblo. Eso es el Puig de Montisión para el pueblo de Porreres. Y precisamente, es esa simbología que Montision significa para los "porrerencs" (y para muchos que no lo son) donde reside el mayor encanto de este rincón incomparable.

Para llegar a lo alto del monte de Montisión el viajero puede hacerlo en coche, para ello desde Palma, deberá poner rumbo hacia Llucmajor para después dirigirse a Campos, desde donde tomará la carretera que le llevará hacia el término municipal de Porreres, y por ende, al Santuario de Montisión.

En su camino hacia Porreres, podremos observar dos tipos de paisaje, a grosso modo, distintos. Existe a mitad de la vía que une Campos y Porreres, sobre una cuesta con un más que considerable desnivel y bajo una inmensa palmera datilera, el predio de Es Monjos.

Una vez rebasadas las casas de la Possessió de Es Monjos, las rojas tierras campaneras pobladas por multitud de almendros, se transforman en suelos pedregosos y calizos sembrados de viejas viñas. Es en ese preciso momento, bajando sa costa de Es Monjos entre viñedos y sarmientos, cuando el puig de Montision se manifiesta en todo su esplendor ante la mirada del viajero.

El Santuario de Montisión culmina un monte de escasa altura (248 metros sobre el nivel del mar), pero con una base radial muy amplia poblada de pinos, algarrobos y ullastres, lo cual (en el medio de los campos llanos de viña) confiere al Puig de Montisión un aspecto de majestuosidad y contundencia fabulosa. Esta imagen se torna, simplemente, espeluznante cuando se visita Montisión durante la hora del crepúsculo. Con el sol poniéndose tras el Santuario, parece que de éste refulgieran aureolas de ambarina luz. La orden de San Ignacio de Loyola fundó el Santuario de Montisión en el año 1348. Posteriormente, en 1530, los Jesuitas crearon en Montision una famosa escuela de lenguas clásicas que contaba con más de 200 alumnos y que fue sucesora de la escuela de latín que Ramón Llull había establecido en Randa.

En 1892, Montision fue restaurada dando como fruto la imagen actual del Santuario. Oratorio de Monti-Sion Sin abandonar el macizo de Randa, pero ya en el término municipal de Porreres, en una de las estribaciones se levanta el Santuario de Monti-Sion, donde ya en el siglo XIV se halla documentada una ermita. El oratorio actual fue levantado en el siglo XV, aunque sufrió posteriores reformas. En el siglo XVI albergó un Colegio de Gramática Latina, con aulas y celdas para más de cien alumnos. Sorprende el claustro pentagonal, así como el retablo gótico situado sobre el altar mayor que contiene la imagen de la Virgen.

A través de una carretera de tres kilómetros de sinuosas curvas que fue construida el día 14 de enero de 1954 por casi todo el pueblo de Porreras y se trabajó para abrirlo en un sólo día, se permite acceder en vehículo hasta el santuario.

Llama la atención la gran escalinata que le lleva al interior del claustro por un portal de entrada de vuelta de cañón, según se dice, el único pentagonal irregular de toda la isla.

Teléfono del  Monasterio 971647185.

 

Descripción de la excursión:

Independientemente de poder acceder en coche hasta la cima, en esta ocasión nosotros decidimos hacerlo a pie desde la parroquia del pueblo, la cual visitamos antes de dirigirnos al puig.

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Consolación

La iglesia parroquial de Porreres ha sido considerada la catedral de la parte foránea de Mallorca por sus dimensiones y por su riqueza artística. La construcción se comenzó en 1666 por el maestro de obras Oliver y se acabó la nave en 1714. La actual iglesia es la tercera que se construyó en Porreres en cuatrocientos años, cada una de ellas más grande que la anterior. El frontispicio consta de cuatro cuerpos separados por molduras, el portal mayor es adintelado y el remata una imagen de la Virgen de la Consolación en alto relieve. En la parte superior de la fachada hay una gran claraboya y en la esquina de la derecha un reloj de sol del 1798. El campanario es una torre cuadrada situada en la parte derecha del templo, tiene siete cuerpos marcados por molduras y está coronado por una balaustrada y cúspide piramidal. La nave, de siete capillas por lado, es cubierta por bóveda de medio punt.El presbiterio está cubierto por una concha.
El retablo es obra de Josep Sastre, de 1762, el primer cuerpo está formado por seis columnas corintias que enmarcan un gran sagrario expositor, en el centro, ya los lados, las imágenes de los dos patrones de Porreres: San Juan Babtista y San Juan Evangelista. La talla policromada de Nuestra Señora de la Consolación, patrona y titular de la parroquia, ocupa el centro del segundo cuerpo; las estatuas laterales corresponden a San Esteban y San Francisco. Una tela de San Pedro aparece en la parte superior y el escudo de la villa remata el conjunto.
La capilla del Rosario es como una pequeña iglesia dentro de la grande; tiene dos capillas a cada lado y el presbiterio al fondo. La cubre un cimborrio rectangular decorado con pinturas sobre los misterios del Rosario. El retablo también es de Josep Sastre, la imagen que lo preside corresponde a la Virgen del Rosario. Otras capillas del templo son: la dedicada a San José, con una imagen del Santo, del siglo XIX, y una de la Virgen Muerta, la capilla de San Sebastián, cuya imagen es de Gaspar Homs (1564); la del misterio de Belén. Las capillas de San Roque, de San Antonio y de San Cristo tienen paneles de azulejos que ilustran escenas relacionadas con su vida. El Órgano está situado sobre el portal lateral, es obra del maestro Luis Navarro, de mediados del siglo XVIII. Ha sido restaurado en varias ocasiones, la última en 1982. En el corazón se conserva una sillería escultural con motivos heráldicos y bíblicos. Son una veintena de sillas procedentes del convento de San Francisco de Palma. El autor es Macià Bonafè y datan del 1447. La parroquia tiene una joya muy valiosa, una cruz procesional de plata. Esta cruz está considerada la pieza de orfebrería gótica mejor trabajada de las que hay en Mallorca, se debe al orfebre Antonio Oliva (1400). Adosado a la parte derecha de la fachada hay un monumento dedicado al obispo Campins, que fue rector de Porreres de 1887 al 1893.

Visitada la Iglesia (Wp.01) y de espaldas a la puerta de la parroquia, compensamos a caminar cruzando la plazay tomamos la Avinguda de Bisbe Campins y seguidamente al calle Mayor hasta que en unos 14' lleguemos a una rotonda (Wp.02), en la que podemos ver en el centro de la misma "es Pou Nou" y en la izquierda un gran cuello bastante derruido del pozo antiguo.

Desde este punto tomamos por la carretera MA-5030 al Sur, que es el Camí de Montisión, a partir de aquí ya esta bien señalizado todo el camino el cual esta asfaltado, a los 15' de carretera llegamos a una bifurcación a la derecha (SW y cartel indicador), continuamos por este camino y a los 4 minuitos llegaremos a una cruz justo antes de que por la derecha nace el Camí de sa Mesquida, desde este punto comienza el único escollo de la ruta, que no es otra cosa que la tímida ascensión al Puig de Montisión, podemos hacerla toda por el asfalto o bien tomar los atajos que van apareciendo, si quereis ver el víacrucis es mas aconsejable subir por el asfalto.

En aproximadamente 20' a paso lento alcanzaremos la cima, donde se ubica el santuario de Montisión en el que encontraremos entre otros, servios de bar, restaurante y hospedería.

En nuestro caso habíamos reservado mesa y disfrutamos de una buena cocina mallorquina a precio asequible.

Mientras esperamos la hora de comer visitamos todos los recovecos del monasterios que cuanta con una preciosa capilla. También los alrededores del monasterio, en lo que a pesar del nublado día tuvimos espectaculares vistas, nos acercamos hasta el acantilado de la cantera de Monti-Sion, una gran cicatriz en la Serra de Montisión, de ella se extrae grava para hacer hormigón.

Santuario de la Virgen de Montesión

La prueba más evidente de la predilección que sienten los habitantes de Porreres por el monte y por el santuario de Monti-Sion es que todo el pueblo colaboró ​​en el abonado de la carretera que sube y que se realizó en un solo día, el 14 de enero de 1954. Las cruces de los Siete Gozos y los pequeños monumentos del Viacrucis son una muestra aún más antigua de la devoción que ha profesado por el santuario. Se accede al recinto por una ancha escalinata que sube al portal de entrada, de bóveda de cañón, que da paso al claustro, de planta pentagonal irregular, los arcos del claustro son de medio punto y el centro del patio hay una cisterna . El oratorio actual data del 1498. La fachada tiene un rosetón y culmina con un campanario de pared. La nave es de bóveda de crucería, de tres trastes, consta de dos capillas a cada lado que tienen arcos apuntados. El presbiterio fue restaurado en 1890 por iniciativa del rector Pedro J. Campins, después obispo de Mallorca. El retablo es de la misma época, de estilo neogótico. La imagen de la Virgen es de mármol (ss. XV-XVI), lleva el Niño Jesús en el brazo izquierdo y tiene un pájaro en la mano derecha. Las capillas laterales están dedicadas a san Francisco, santa Bárbara, la Visitación y Santo Tomás de Aquino. La imagen de la Virgen que se guarda en la sacristía proviene de la antigua iglesia parroquial y se atribuye al sacerdote escultor Gabriel Mòger (ss.XV-XVI) Aparte de la función religiosa que ha tenido el monte de Monti- sion, hubo una escuela de gramática latina donde se preparaban los alumnos que querían acceder al Estudio General o Universidad. Esta escuela se cerró en 1835 con la exclaustración. El aula de gramática (1694) se encuentra en la parte norte del claustro, es una amplia nave con bóveda de cañón. Sobre el portal de entrada está el escudo de Porreres y dos emblemas estudiantiles a los lados.

Acabada la comida y después de una sobremesa bien dilatada, emprendimos el regreso al pueblo por los mismos pasos que nos trajeron, finalizando así el itinerario planteado.


 El Grupo lo formaron:

Mª Antonia, Viky, Maria, Tere, Marga, Pedro, Faustino,  Ángel, y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones