©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Camí de Son Marió

y la Serra de Galdent

(Llucmajor - Algaida)

20 de marzo del 2011

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Guía de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio:

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña con buen agarre. Tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.

Mapa: IGN 1:25.000

Mejor época: cualquiera, siempre que no haga calor.

Distancia: 11,4  Subiendo: 4,49 Km.  Bajando: 6,38 Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 1,40  h. Bajando: 2,08 h. Parado: 2,22 h.
Total acumulado: 6,10 h.

Altura máxima: 419  m.
Altura mínima: 150 m.

Desnivel Acumulado Subiendo: 443 m.  Bajando: 444 m.  Media en %: 9,87

Velocidad media: 1,85 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica)

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

 

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas

  • La mayor dificultad la encontraremos en la orientación si no se dispone de GPS y en alguno de los pasos.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Prologo:

Es Puig de Ses Bruixes

 En esta ruta, visitaremos la pequeña sierra de Galdent, que junto al macizo de Randa constituyen el Sky Line característico de Llucmajor. En dicha sierra se encuentra el misterioso Puig de Ses Bruixes. Tiene una altura de tan solo 359 metros, pero a pesar de ello, su aspecto es imponente y misterioso. Cuentan los mas viejos del lugar una leyenda:

 Hace muchos años (en tiempo de los moros), los habitantes de Llucmajor y Algaida sufrían los ataques de las continuas bromas de las brujas que habitaban en él y que salían de una cueva roja. Las muy pillas, en cuanto veían que algún vecino pasaba cerca con su carro, volaban a cientos hasta el pobre incauto haciéndose invisible y montándose encima del vehículo impidiendo que se movieran los carros del peso, atascaban dichos carros sin que el pobre vecino pudiera saber el motivo de porque no se movía y quedaban retenidas las ruedas para su desespero y risotadas de las brujas .esta era la típica trastada que hacían a la vecindad, aunque hacían muchas otras, hasta que llegó a oídos del Rey Jaume, que se cansó de tanto cachondeo brujeril y se dispuso a echarlas del pico. Se hizo acompañar por dos sacerdotes y un monaguillo y subió con su carro hasta la cima. Las brujas se espantaron de verles llegar y según dicen, cuando el rey plantó una cruz en la cima se fueron para siempre de allí, sin embargo, el monaguillo de miedo que tenía se quedó encima de la cima vecina, de ahí proviene el nombre del Puig de s'Escolá, que se encuentra bien cerca al Puig de Ses Bruixes.

Y yo, que mi familia tiene  muy cerquita de ese bello y misterioso pico una casita, me pregunto.... ¿realmente se fueron para siempre? O quizás solo sean ahora más discretas. Me cuesta pensar que ya no viven ahí... ¿tu, que crees?.

Sa Potada o sopegada des Gegant

 "Por un lado, la leyenda popular conocida en Llucmajor cuenta que el corte se debe al dedo meñique del pie de un gigante que tropezar mientras se apedreaba con otro gigante de Cabrera. Y por otra parte, del mismo vacío en la cresta, hay otra leyenda vista el punto de vista de Algaida, donde el personaje principal se San Cristóbal, que venía de Llucmajor, tropezó y creó este vacío"
 

Rondalles

Es puig de Ses Bruixes i el rei En Jaume

Com anau de Llucmajor a Algaida, trobau dins Son Saleta un puig en forma de formiguer, tot una roca, ple de crivells i regates.
Si hi pujau, devers mitjan lloc hi trobareu una cova rotja.
Diu la gent que d'allà dins sortien ses bruixes en temps d'es moros; i que per això an aquest puig li deien i li diuen de Ses Bruixes.
Si en passava cap carro, per allà baix, es parei ho havia de fer tot per treure'l.
Diuen que era que ses bruixes s'hi encamellaven damunt, sense que les vessen; i, com eren més que mosques, assolaven es carro, que no hii havia qui el rossegàs.
Es cristians que el rei En Jaume deixà per poblar Mallorca com l'hagué presa anaren a donar-li part d'això de ses bruixes.
I que fà ell?
Se'n vengué, i amb un parei de capellans i un escolà i amb sa carrossa se'n van an aquell puig per maleir ses bruixes, i que no en quedàs nèscia.
Se n'hi puja amb sa carrossa, i a sa cucuia hi planta la creu.
Mentrestant es capellans feien sa seva tasca, i s'escolà, de por que tenia de no esser-hi de més, se posà damunt un altre puig veinat, que per això se diu es puig de S'escolà.
D'aquelles bruixes, no en veren pus la pols ni les noves.
No anaven de creus ni hi volgueren peres, amb sos capellans ni amb el rei En Jaume.
Amb so pujar i davallar sa carrossa per aquell puig, ses rodes feren aquella partida de regates que encara se veuen.
Es qui hi són estats, me poden guardar de mentir.

 

Sa sopegada d'es gegant

Entre Llucmajor i Algaida hi ha una serrat de muntanyoles que pren cap a Ciutat, i dins sa possessió de Galdent forma una cresta que fa una endinsada seca, com una osca, d'un vintena de pams. De Llucmajor se veu de lo més bé.
Sabeu com se va fer aquesta osca?
Conten que va esser que un gegant, que capllevava per allà, la duia molt d'un altre gegant de Cabrera.
Un dia s'apedregaven i se tiraven unes rocasses com un parei de carros envelats.
Una d'elles va caure dins Son Julià, i encara hi és, que fa feredat, de grossa.
L'homo, com la tirava, féu tal estrai, que pega resquillada, sopega, i amb so dit petit d'es peu fér an aquella cresta: en botí un talabant ferest i quedà aquella osca, que per això se diu sa sopegada d'es gegant.


 

Descripción de la excursión:

La sierra de Galdent, la cual separa los términos de Llucmajor y Algaida, encontrándose a sus pies las canteras de piedra, de las cuales se extraía el conocido mares de Galdent, el cual era muy apreciado para construcciones suntuarias, habiendo sido empleado entre otros edificios relevantes, en el siglo XIV en el templo gótico de Llucmajor.

Empezaremos a andar en el inicio del camino de Son Marió, que lo localizaremos tras pasar la rotonda de salida de Llucmajor en dirección a Algaida, veremos a la derecha un trasformador y frente a el un Arco con dos caminos asfaltados, nosotros aparcaremos al inicio de estos caminos y tomaremos el de la derecha dejando el arco a nuestra izquierda, Este camino tras una recta entra en las casas de Son Marió, pero nosotros seguiremos el asfalto dejando estas a la derecha, el camino hace un giro de 90º a la derecha y continua, describe una ligera curva a la izquierda y llegamos a un cruce de 4 caminos (nosotros le llamamos el cruce de ses 4 Germanes, aunque por error en el wipoint puse solo 3 Germanes), justo en este cruce veremos un indicador con el nombre del Camí des Puig. seguiremos por el mismo en la misma dirección que nos ha traído hasta aquí, desde el cruce caminaremos unos 580 m. (10') y estaremos muy atentos a un camino a la derecha sin asfaltar que comienza a subir suavemente para pronto convertirse en sendero y a subir duro, por el nos dirigiremos hacia es Puig de ses Bruixes, hay algún hito pero si procuramos no perder el camino ya convertido en senda, no tendremos mayores problemas, pues la lógica montañera nos será muy útil para intuir cual es el punto mas débil para asumir la ascensión a este puntiagudo pico.

Nuestro siguiente objetivo será es Puig de Galdent, máxima altura de nuestra ruta, pero antes subiremos al Puig d'en Claret y  cruzaremos una brecha  conocida popularmente con el nombre de Sa potada des Gegant, o Sopagada des Gegant, este es el tramo mas invadido por la vegetación y donde mas atentos debereis estar para no perder la senda.

Pasaremos por una bifurcación del camino, esta se dirige hacia el camino viejo de algaida y es por donde bajaremos después de cerrar el circulo y haber subido al Puig de Galdent.

Así que de momento dejaremos esta bifurcación a la derecha y continuaremos en ascenso,  este se hará mucho mas duro a medida que nos acerquemos a la cima.

Desde el Puig de Galdent (este pico también es conocido por la gente de Algaida como el Puig de Son Roig, porque separa las posesiones de Galdent con las de Son Roig. Anteriormente también era conocido con el nombre del Puig de las Canteras, ya que las canteras fueron explotadas desde la Edad Media y eran conocidas por la buena calidad de su piedra arenisca), y a pesar de su modesta altura (420 m), podremos disfrutar de una extensa y magnifica panorámica, la bahía de Palma, Llucmajor y su Marina, la Colonia de Sant Jordi y  la isla de Cabrera.

El regreso desde el Puig de Galdent, la haremos por la vertiente de Algaida, pero antes  rodearemos la cresta Sur Pasando por la parte de la uña de sa Potada des Gegant, cruzaremos un paso natural entre dos grandes rocas, subiremos y cruzaremos de nuevo el Puig d'en Claret hasta enlazar de nuevo con la senda por la que antes pasamos para cruzar la brecha de sa Potada des Gegant desde donde tomaremos dirección Noreste por el sendero que pronto se convierte en ancho camino y desciende por la vaguada para llegar al punto de la bifurcación que descendiendo, ahora si por ella, enlazar con el camino que viene desde Algaida el cual tomaremos en dirección Sudoeste este cómodo camino pasa entre  el Puig de ses Bruixes i el Puig de s’Escolá, (Wpt 10) tomaremos dirección Sur caminaremos unos 430 m y nos llevará hasta una bifurcación, (Wpt.11) donde veremos un huerto de naranjos,  y giraremos 90 º a nuestra derecha, este nuevo camino nos llevará a pasar por el Waipoint 12 y a enlazar con el cruce de ses 4 Germanes (Wpt 2), cerrando el circuito.  Solo nos queda regresar al punto de inicio y final de la excursión. 

 El Grupo lo formaron:

Aina, Maria Milan, Maria Cañellas, Africa,

Andreu, Salvador, Pedro, Paco, Juan,Toni

y Micha

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones