©Antonio Sureda Milan
Up Puigpunyet - Cala Estellencs pel Camí Vell Prev Next Slideshow

« | < | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 36 | 37 | 38 | 39 | 40 | > | »

 Imagen anterior  Imagen siguiente  Índice
1-mayo-039.JPG - Scars reconstruidos con tecnicas modernas, algo que no debería haberse permitido, si se querian mantener debierón respetar las tecnicas de construccion de anta?o para preservar el patrimonio cultural de la cala.Los "escars" (varaderos) Propiamente, un escar es un lugar al lado del mar, generalmente resguardado, colocado de forma que por un lugar inclinado o rampa se pueden lanzar al agua o sacar a tierra las embarcaciones. La presencia de barracas de barca a la cual van unidos, ha variado el significado de estas construcciones. La rampa por donde se desliza la embarcación para entrar o salir del agua está formada por unos largueros de madera clavados al terreno, denominados precisamente llenegadors.Dichos varaderos pueden ser de madera, de obra, o mixtos, de planta rectangular y una gran apertura, que permite el paso de la embarcación, dirigida hacia el mar. La cubierta, generalmente de tejas, también puede ser de madera. En cuanto a su uso, los escars protegen peque?as embarcaciones destinadas mayoritariamente al recreo y la pesca, además de ser también susceptibles de ser utilizadas como medio de transporte. La mayoría de los escars de la costa brava mallorquina ven condicionada su localización por las dificultades de acceder al litoral que presenta la mayor parte de la costa de la Serra. Por lo tanto, y lógicamente, buena parte de estos varaderos se sitúan en la franja delimitada por el Port d?Estellencs y la cala de Dei?, la más accesible. Aún así, la exposición a los temporales de tramuntana sin a penas protección explica la escasa presencia de estas construcciones, mucho más abundantes a las costas de mediodía y levante de la isla. En el sector nordoccidental de la costa de Tramuntana estas construcciones reciben el nombre de alcobas -denominación metafórica en el sentido de lugar dónde duermen las barcas- y se localizan en la cala de Dei?, en s?Estaca, en el puerto de Valldemossa, en el Port des Cannge, en la playa de Son Bunyola, en Sa Galera, en el Port de Banyalbufar, en Sa Pedra de s?Ase y en el Port d?Estellencs. También hay posesiones costeras que disponen de su propio escar, tal es el caso de las de sa Costa, la casa d?Amunt de Dei?, Son Marroig, can Puigserver y Son Beltran. Los litorales de los municipios de Dei? y Valldemossa son, en general, los más poblados por este tipo de construcciones al presentar el tramo de costa más accesible de la Sierra de Tramuntana.Como ejemplos de escars singulares, es necesario destacar los de Son Beltran, en Dei?, que datan del siglo XVIII, con un dintel de piedra que presenta un escudo inciso, y el escar de sa Costa, construido con piezas de marés en uno de los lugares más inaccesibles de la Sierra. En cuanto al estado de conservación que presentan los escars, a pesar de ser bueno el uso cotidiano que se hace de ellos, este hecho también ha provocado que últimamente muchos hayan sufrido modificaciones, pese a ser protegidos, como todo el conjunto de la costa, con la declaración de Bien de Interés Cultural.

Escars reconstruidos con tecnicas modernas, algo que no debería haberse permitido, si se querían mantener debieron respetar las técnicas de construcción de antaño para preservar el patrimonio cultural de la cala.
Los "escars" (varaderos) Propiamente, un escar es un lugar al lado del mar, generalmente resguardado, colocado de forma que por un lugar inclinado o rampa se pueden lanzar al agua o sacar a tierra las embarcaciones. La presencia de barracas de barca a la cual van unidos, ha variado el significado de estas construcciones. La rampa por donde se desliza la embarcación para entrar o salir del agua está formada por unos largueros de madera clavados al terreno, denominados precisamente llenegadors. Dichos varaderos pueden ser de madera, de obra, o mixtos, de planta rectangular y una gran apertura, que permite el paso de la embarcación, dirigida hacia el mar. La cubierta, generalmente de tejas, también puede ser de madera. En cuanto a su uso, los escars protegen pequeñas embarcaciones destinadas mayoritariamente al recreo y la pesca, además de ser también susceptibles de ser utilizadas como medio de transporte. La mayoría de los escars de la costa brava mallorquina ven condicionada su localización por las dificultades de acceder al litoral que presenta la mayor parte de la costa de la Serra. Por lo tanto, y lógicamente, buena parte de estos varaderos se sitúan en la franja delimitada por el Port d'Estellencs y la cala de Deiá, la más accesible. Aún así, la exposición a los temporales de tramuntana sin a penas protección explica la escasa presencia de estas construcciones, mucho más abundantes a las costas de mediodía y levante de la isla. En el sector nordoccidental de la costa de Tramuntana estas construcciones reciben el nombre de alcobas -denominación metafórica en el sentido de lugar dónde duermen las barcas- y se localizan en la cala de Deiá, en s'Estaca, en el puerto de Valldemossa, en el Port des Cannge, en la playa de Son Bunyola, en Sa Galera, en el Port de Banyalbufar, en Sa Pedra de s?Ase y en el Port d'Estellencs. También hay posesiones costeras que disponen de su propio escar, tal es el caso de las de sa Costa, la casa d'Amunt de Deiá, Son Marroig, can Puigserver y Son Beltran. Los litorales de los municipios de Dei? y Valldemossa son, en general, los más poblados por este tipo de construcciones al presentar el tramo de costa más accesible de la Sierra de Tramuntana. Como ejemplos de escars singulares, es necesario destacar los de Son Beltran, en Deiá, que datan del siglo XVIII, con un dintel de piedra que presenta un escudo inciso, y el escar de sa Costa, construido con piezas de marés en uno de los lugares más inaccesibles de la Sierra. En cuanto al estado de conservación que presentan los escars, a pesar de ser bueno el uso cotidiano que se hace de ellos, este hecho también ha provocado que últimamente muchos hayan sufrido modificaciones, pese a ser protegidos, como todo el conjunto de la costa, con la declaración de Bien de Interés Cultural.
Total imágenes: 49   |   Actualizado el: 01-05-04   |   La Gruta de Socay   |   Amigos de S.F.M.    |    Ayuda
Calcula los usuarios online de tu web o blog