©-Las Psitácidas Cubanas, Una Mirada en el Tiempo -


Recopilación.  Por Osmany Santos Macías, Cienfuegos, CUBA. Criador de Psitácidas.

-Artículo publicado en el número 23-24 de la Revista Exotics-


   La avifauna cubana es variada en especies de diferentes familias, más de 301 reportadas, estudiadas inicialmente por el científico y taxidermista alemán Johann Gundlach (1810-1896), el cual aportó a la ornitología cubana importantes descubrimientos y estudios sobre diferentes especies, además de sus extensos conocimientos sobre la biología y hábitos de vida de los animales.

   Este artículo versa sobre 3 psitácidas de nuestro país, que desgraciadamente poseen el status de aves en peligro de extinción, dos de ellas y la otra se reporta como extinguida.

   Ingentes han sido los esfuerzos por conservar el hábitat natural de estas especies, sin embargo, la comercialización desmedida, la destrucción de bosques y la eliminación de recursos hidráulicos, han dado al traste con el esfuerzo hasta ahora realizado. No obstante, los criadores cubanos no cejan en su empeño de multiplicar a estas aves, para que no les pase como al extinto Guacamayo.

   El presente escrito es un modesto esfuerzo que se suma al de los criadores  cubanos, que en condiciones de cautiverio, reproducen a la cotorra y al catey.

LA COTORRA CUBANA


                                           Nombre científico: Amazona leucocephala leucocephala.  (Linneo, 1758).

                                       Nombre en inglés: Cuban Parrot

                                       Género: AMAZONA LESSON.

                                       Familia: PSITTASIDAE.

                                       Orden: PSITTACIFORMES.

   Clasificada como una sub-especie endémica de Cuba, las cotorras viven en parejas, aunque se unen en su hábitat natural con sus similares para formar ruidosas bandadas, cuyos sonidos pueden ser oídos a considerable distancia. 

   Su nombre científico puede ser traducido como "ave del río Amazonas, de cabeza blanca". No obstante, para regocijo y orgullo nuestro, la Amazona leucocephala leucocephala es 100 % cubana. Ella es la Amazona de Cuba, la auténtica. Asimismo, los indios primitivos de Cuba la llamaban caica, paraca o higuaca.

   A principios del siglo XX abundaban en toda la Isla de Cuba; en su estado salvaje hoy solo se le localiza en la Isla de la Juventud (antes Isla de Pinos), en zonas montañosas del centro del país y en áreas boscosas de la Ciénega de Zapata. Se experimenta su reproducción por el Estado Cubano en determinados lugares donde existen planes especiales con este fin. Es un ave en veda permanente.

   La cotorra tiene desarrollada su lengua de forma carnosa, lo que le posibilita emitir sonidos parecidos al lenguaje humano. Igualmente tienen la capacidad de imitar con relevante maestría, las voces o cantos de otras aves, incluso hasta de otros animales.

   Suele expresar su estado de ánimo, por ejemplo la alegría, mediante un silbido; cuando tiene miedo o cólera agitan las alas repetidamente, acompañados de agudos gritos. 

   Posee agradables y bellos colores, donde predomina el verde intenso, que hace un contraste impresionante con el rojo de su garganta y la parte inferoposterior de su cuerpo; la frente es de color blanco cenizo. 

   El pico es blanco, corvo y muy poderoso, grueso en la base y terminado en punta, con el cual coge los frutos duros y los tritura sin aparente dificultad. Las patas son blancas carnosas.

   Por lo general, como la mayoría de las psitaciformes, su alimentación se basa fundamentalmente de semillas y frutos varios. En cautiverio acepta con agrado la inclusión en su dieta de harinas (de trigo o maíz), plátanos y diferentes granos.

   Esta ave alcanza una longitud de 33 cm aproximadamente.  Como todas las especies de esta familia, se posan en las ramas de los árboles con dos dedos hacia adelante y dos hacia atrás. 

   La determinación del sexo de esta sub-especie era difícil hasta hace muy poco, al existir el criterio que la cotorra no poseía dimorfismo sexual. Gracias a la paciente labor de investigación y observación de terreno de una criadora de cotorras de la capital, la señora Ana María Zayas, se puede conocer hoy cual es el macho (el que presenta el pecho de color más rojo) y cual es la hembra (muestra un color rosado menos intenso). La efectividad de este método de sexaje, llamado test de coloración del pecho,   fue corroborado con éxito mediante estudios científicos por especialistas, con el uso de la laparoscopia y la determinación por ADN en una centena de cotorras, sin margen de error por parte del método visual propuesto por la criadora cubana.

   La hembra anida en los huecos naturales de los árboles,  construidos por el pájaro carpintero, o por ella misma, en las palmas (Roystonea regia), prefiriendo las que estén secas. En Abril empieza la época de apareamientos. Ponen de 3 a 4 huevos blancos con la superficie lisa, que poseen un diámetro de 35 x 27 mm, prolongándose el tiempo de cría de los pichones hasta finales de Julio. Durante la incubación, ambos sexos muestran un cariño extremo uno por el otro, alimentando incluso los dos padres a su descendencia, con una papilla que elaboran en el buche y regurgitan, para dar a los pichones.

  La literatura especializada reporta algunos casos de albinismo en las cotorras, con un predominio del color amarillo en las plumas. Recientemente se divulgó la noticia de la posesión de un ave con características de albinismo manifiesto, en la provincia de Camaguey, en el aviario de un criador local.

   Es importante destacar que además de la cubana, existen 3 variedades más de cotorras (en las Islas Bahamas e Islas Caimán), que habitualmente son confundidas con la nuestra, pues salvo pequeñas diferencias bien notables, se asemejan entre ellas mismas, aunque están bien definidas por los ornitólogos. Se nombran:

· Amazona leucocephala bahamensis

· Amazona leucocephala caymanensis

· Amazona leucocephala hesterna

Algunos autores insisten también en definir otra sub-especie dentro de las Amazona leucocephala, denominándola palmarum. Los ornitólogos cubanos dejan por sentado que esto es incorrecto, esa sub-especie no existe, solo es confundida con la especie cubana original, la leucocephala leucocephala.



                        PAGINA ANTERIOR                       PAGINA PRINCIPAL              PAGINA SIGUIENTE

Pareja de Amazonas de Cuba propiedad del autor de artículo.