BARETTA- UNA CACATÚA DE LAS MOLUCAS.

-HISTORIA DE UNA AMISTAD-

©Texto: Tomás González C.

-Artículo publicado en el número 23-24 de la Revista Exotics-

Corría el año 1.982, yo era un jovencito con la misma afición que tengo en la actualidad: Las aves.

Por falta de espacio y recursos poseía una pequeña colección de fringílidos (jilgueros, verderones, verdecillos, pinzones, pardillos), algunos exóticos (diamantes mandarines, pinzón degollado) y una pareja de periquitos.

Pero mi gran pasión eran los psitácidos en general.

Mi primera satisfacción en la reproducción me la dieron una pareja de diamantes mandarines, fue algo inolvidable, muy difícil de explicar. Después ya me criaron una pareja de periquitos australianos (mi euforia era tremenda). Esas dos especies para algunos tan "modestas" me dieron una gran experiencia para futuras crías de especies de mayor tamaño y cría mas difícil.

Para la alimentación de las especies antes citadas no compraba mezcla de semillas a granel y al por mayor, sino que adquiría cajitas de cartón que se comercializan, concretamente de la casa "Nido". Hubo una época que dentro de las cajas salían unos cartones que había que rellenar con los datos personales y remitirlos a la casa comercial y entrabas en un sorteo de una serie de animales que venían relacionados (entre ellos que yo recuerde perro, gato, cabra enana y cacatúa) había que poner una "X" en el recuadro del animal al que optabas en el sorteo.

Estos cartoncitos por lo general los iba tirando y otros los iba dejando en el cuarto de los pájaros, un día cogí uno y vi que la fecha para su remisión estaba a punto de caducar, cogí unos doce que tenía por allí los rellené y los mandé poniendo una cruz en la casilla de cacatúa y me olvidé del tema.

Al cabo de un mes y medio mas o menos recibo en mi domicilio una carta con el membrete de la casa Nido y que mas o menos decía:


Estimado señor : La presente es para comunicarle que en el sorteo celebrado en esta empresa el día .........., ha sido usted agraciado con una cacatúa.

Como no nos ha facilitado un número de teléfono, no hemos podido contactar con usted, por eso si desea recibir su premio debe confirmarlo llamando al número de teléfono ......................


Me quedé estupefacto, pero muy contento, enseguida me puse en contacto telefónicamente dándoles mi dirección y confirmando que quería el premio. "Ni me imaginaba lo que iba a venir".

Al cabo de unos quince días se presentó en mi domicilio el representante de zona de la empresa "Nido", nos saludamos y me dijo acompáñeme al coche que ahí traigo a la cacatúa. Se dirigió a su coche que estaba a pocos metros y apareció con una jaula de las denominadas "de loro", dentro una cacatúa enorme y preciosa que apenas cabía en la misma. Me quedé anonadado y sin palabras, nunca había visto una cacatúa tan de cerca y mucho menos de ese tamaño y belleza.

El animal estaba asustado, emitía unos bufidos y semi-levantaba una preciosa cresta roja, ¡era impresionante!. Me estuvo explicando que debía comprar una jaula pues debía devolver la que había traído a la pajarería; a mis innumerables preguntas me comentó que solamente le diese para comer pipas y semillas, no aconsejándome fruta y en caso de que se la diera le retirase el agua, pues podría producirle diarrea e incluso la muerte (no eran palabras suyas, sino de la pajarería donde la había adquirido), me quedé callado pues creo que era lo mas aconsejable.

Me preguntó que si me gustaba, creo que ni contesté, estaba en una nube,  explicándome posteriormente que su casa comercial le había dicho que adquiriese el mejor ejemplar que encontrase y efectivamente eso si era una gran verdad.

Después de despedirnos me quedé con mi precioso premio a solas, observando hasta el mas mínimo detalle, mi primera preocupación fue buscarle algo de comida, lo primero que encontré en casa fue una manzana, se la puse a trozos en el comedero, el animal la miró agachó su cabeza cogió un trozo con el pico, y otra nueva sorpresa para mi, levanta su pata derecha la sujeta y se puso a comer quitándole la piel muy limpiamente, me miraba de vez en cuando, creo que en ese momento empezaron a formarse nuestros vínculos, además hubo una cosa que se me quedó grabada para siempre, "la expresión de su mirada" (de la cual hablaremos en otra parte de este artículo); después cogió los demás trozos y se los comió todos, posteriormente bebió agua fresca ( evidentemente no le pasó nada), emitió un pequeño silbido y se puso a recorrer su percha de un lado a otro, en un original baile. Este baile rítmico a lo largo de los años me expresaba en todo momento su estado de animo.

Salí de mi casa con la necesidad de encontrar otro tipo de comida, no había abierta ninguna tienda de animales y lo único que pude conseguir fueron unos cacahuetes y unas nueces, al llegar le puse de las dos cosas se comió una nuez partiéndola con una sencillez y habilidad increíble, pero los cacahuetes se puso a morderlos y trocearlos no comiendo ninguno.

Esa misma noche me dedique a enseñar mi ejemplar a vecinos y amigos, unos se reían, otros se extrañaban y preguntaban ¿donde vas a tener este pajarraco tan grande? ¿en casa? Y otras frases no muy agradables para mis oídos.

No entendía nada, ¡yo tenía un gran tesoro! y la gente no le daba importancia, lo veían como un estorbo y no apreciaban mi alegría ni mi tremenda ilusión.

Ese día me di cuenta que las aficiones son algo muy personal,  la gente que no comparte un mismo hobbi no entiende casi nada de lo que siente el verdadero aficionado, sea la afición que sea y no podemos esperar que las demás personas comprendan en su totalidad nuestra ilusión.


El día siguiente fue de conocimiento mutuo y la cacatúa se iba familiarizando con su nuevo entorno.

Me encontré con lo que para mi en esos momentos era un problema, mi pájaro no comía pipas, (eso que es una gran suerte, para mi en esas fechas lo consideraba un problema), por eso tuve que ir probando y así fui conociendo sus alimentos favoritos..........

Después de contar nuestro primer contacto y nuestros dos primeros días de convivencia en común, voy a hacer una pequeña ficha sobre las generalidades de la Cacatúa de las Molucas


(Cacatúa Moluccensis).

_________________________________________________________________

ORDEN: Psitaciformes. FAMILIA: Psitácidas.

LONGITUD: 50 cms.;31 cms. las alas y cola sobre los 18 cms. Plumaje color blanco con tonos salmón y rosa.

COLORIDO: Cresta rosa-roja. Coberteras caudales inferiores con tonos amarillos.

Ojos negros, patas negro grisáceas y pico negro. Zona de piel desnuda que rodea el ojo blanco azulada.

HÁBITAT: Zonas costeras y en altitudes no superiores a los mil metros.

DISTRIBUCIÓN: Indonesia.-Islas Molucas del Sur (Ceram, Saparua y Haruku) fue introducida en la Isla de Ambón, de donde se ha extinguido.

ALIMENTACIÓN: Frutas, bayas, granos e insectos.

CAUTIVIDAD: Es un ave rara en avicultura, esta en grave peligro de extinción debido especialmente a la caza intensiva y salvaje de los años 80, la destrucción de su hábitat natural y la caza furtiva. Se encuentran incluidos en el Anexo I del Tratado de Washington  (CITES I).

Son buenos imitadores, si algo les molesta o asusta levanta su cresta y grita.

Respecto a su reproducción en cautividad solo se da en manos expertas y en aviarios de gran tamaño y perfectamente acondicionados.

En la actualidad Loro Parque Fundación tiene en marcha un "proyecto de campo" para su protección y supervivencia en su país de origen, esperemos que esta gran labor  siga adelante y tenga éxito.

___________________________________________________________________


Una vez que conocemos las características comunes de esta especie, voy a centrarme en nuestra protagonista y mis experiencias personales con esta grandiosa y bellísima ave.


ANÉCDOTAS O CURIOSIDADES.


Tenía que buscarle un nombre, solo conocía una cacatúa que había visto en mi infancia en una serie de televisión, dicha serie trataba sobre un policía que llevaba siempre una cacatúa sobre su hombro y la serie se llamaba "Baretta" (no recuerdo el nombre del actor pero ha estado en el candelero estos meses, porque creo que lo acusan de haber asesinado a su esposa).

Lo tenía claro, ya tenía nombre, la llamaría "Baretta" y ese fue el nombre por el que entendía perfectamente los años que vivió en mi casa.

Compre la jaula mas grande que encontré en el mercado, la cual era de bastante mas amplia que la que tenía, siendo aun insuficiente para su tamaño, pero en la ciudad en la que vivo no encontré ninguna mas grande.


El cambio de jaula fue toda una odisea, tardé casi dos días, le abría la puerta pero se negaba a salir, no hacía ni caso, al final salió, se subió encima y a ver ¿quien la movía de allí?, pasaron las horas, sinceramente a mi me imponía o daba miedo cogerla con la mano y eso que había comprado unos guantes especiales, pero mi inexperiencia era muy grande. Al final ya de noche, apagué la luz de la habitación y armándome de valor la agarré por sorpresa y la metí en su nueva jaula, todo fue muy rápido, con el pico me cogió una de las manos pero no apretó y dio un grito. Una vez dentro de su jaula, solté un suspiro ¡que alivio!.

       

       PAGINA ANTERIOR        PAGINA PRINCIPAL             PAGINA SIGUIENTE 

Baretta en el Zoológico de Barcelona