EL PERIQUITO DE RABADILLA ROJA  IIª PARTE

Continuación de la pagina anterior...................................


   Los meses de febrero-marzo es la mejor época para poner las cajas de nidificación, la hembra suele poner de cinco a ocho huevos blancos redondeados ( de 2,4 x 1,09 cts.), a intervalos de dos días, que incuba ella sola a partir de la puesta del segundo huevo, siendo alimentada por el macho y saliendo muy poco del nido. Los huevos eclosionan a los 20 días mas o menos, naciendo los pajaritos cubiertos con un plumón blanco y son alimentados por ambos progenitores.(los primeros días por la madre).

   La hembra casi no abandona el nido hasta que las crías tienen algunos días, pues el macho les lleva comida y no hay forma posible de hacerla salir del nido, con alguna de mis parejas he tenido problemas pues no he podido anillar a los mayores ya que ni apartándola con la mano salía la madre del nido, volviéndose muy agresiva y proporcionándome fuertes picotazos si lo intentaba. Esto se comprueba fácilmente mirando el fondo de la jaula y observando las deyecciones pues son muy grandes. No se molestan por que se les controle el nido.

   Los pequeños abandonan el nido al mes de vida más o menos, siendo muy asustadizos y nerviosos. Sobre dos o tres semanas después son totalmente independientes y se valen por si mismos, en cuanto no dependen de sus progenitores hay que llevarlos a otro habitáculo, pues el padre al ser muy territorial puede perseguirlos y causarles serias lesiones y a los machos jóvenes la muerte. Me ha ocurrido en ocasiones que por un descuido de horas una de mis parejas en la que el macho es de gran tamaño, ha matado a todos los machos de la nidada empezando por el macho mas grande y solamente en una ocasión que en la nidada hubo un solo joven macho la relación entre ambos era perfecta aun cuando ya estaba independizado permitiéndole dormir a su lado y su relación era perfecta. A veces ataca a alguna de sus hijas y por lo general suele ser la mayor y la mas parecida a la madre.

   Las crías adquieren el plumaje de adulto a los tres meses de edad mas o menos, pero siguen teniendo los ojos grandes y negros lo que demuestra infantilismo, los jóvenes machos poseen una banda blanca subalar hasta los 10 o 12 meses.


   Algunos criadores han conseguido reproducirlos en libertad como palomas domesticas, lo que es posible por ser un pájaro que se adapta a cualquier temperatura y no tiendo a alejarse de donde ha vivido cierto tiempo si no le falta el alimento; esta forma de cría aunque es muy bonita no es aconsejable, pues por los hábitos terrestres de esta pequeña ave suele ser una victima fácil de predadores, especialmente gatos, por lo que la cría debe de ser en jaulas espaciosas o aviarios. Si la cría es en jaula debe de haber una sola pareja y si el aviario es grande puede haber varias parejas, pero debe ser muy amplio para que cada una tenga su propio territorio y aun así habrá disputas entre ellos y muchas bajas entre crías y adultos, pues en época de celo, los machos son tremendamente combativos y violentos entre si.

   Conozco a dos criadores que tenían varias parejas en aviarios muy amplios y los éxitos  de cría eran casi nulos, el número de crías muy reducido, estando desanimados con esta clase de pájaros, pues según ellos su cría era muy complicada y el gran problema que ellos no quería ver era el estar las parejas juntas, las peleas continuas, se molestaban en los nidos con la consiguiente rotura de huevos y muerte de pollos. Todo esto siendo los aviarios enormes ( tipo habitación).

   Hay que mentalizarse en aislar las parejas, los psitácidos destinados a la cría, salvo raras excepciones, no pueden estar alojados en colonias.


   Por su gran capacidad reproductora, se suelen utilizar como excelentes nodrizas para la incubación de los huevos y cría de recién nacidos de otras especies de psitácidos de difícil reproducción en cautividad; por el hecho de utilizarlo como nodriza de otras especies, el estándar del Periquito de Rabadilla Roja, se ha dejado de lado, lo que es una autentica lastima. El tamaño de las aves debe de ser de unos 27 cts., el pecho debe ser grande, la coloración bien neta. La falta mas frecuente es el denominado "Aspecto Filiforme", debido a la falta de pecho desarrollado  y a la consecución de razas no puras debido a cruces indebidos.

   En cuanto a las hembras no deben de tener ninguna pluma roja en cualquier parte del cuerpo. Suelen hacer dos o tres crías al año, pero mas de dos ya es agotador para los progenitores. Desde muy jóvenes y aun sin haber abandonado el nido, se pueden distinguir los machos de las hembras por el rojo de la rabadilla, pues les va saliendo a medida que se van emplumando, y una curiosidad que he observado durante varios años en la cría de este pajarito es que en las nidadas suelen haber siempre un número superior de machos que de hembras ( siempre que la nidada sea como mínimo de cinco o seis ejemplares, si es menor es mas difícil de observar).

HIBRIDACIÓN.


   Se pueden cruzar con casi todos los Psephotus, con algunos Platycercus y con el Periquito de Barnard (Barnadius Barnadi). No aconsejo cruzar distintas especies, pues  estropearemos dos razas, se que mucha gente no va estar de acuerdo conmigo en este punto,  pero es mi opinión personal.     

ALIMENTACIÓN.


   Este pajarito es un todo terreno en lo referente a la alimentación, come la denominada "mixtura de periquitos", pipas de girasol, le encanta el panizo en espigas, frutas y verduras de todo tipo. Los míos en época de cría fundamentalmente comen aparte de las semillas referidas  y pasta, manzana Golden (la mas barata y fácil de encontrar), brécol, lechuga y zanahoria. Incidiría mucho en la zanahoria pues es fundamental por el aporte de vitaminas y con el brécol, esta verdura es menos problemática pues le encanta a toda clase de aves y cuando tienen pollos consumen grandes cantidades. Por eso la formula ideal es acostumbrarlo al mayor número de frutas y verduras. Las parejas que tengo y consumen variedad de frutas y verduras además de las semillas, (no solo de esta especie, sino de varias clases de psitácidos), no necesitan para nada añadirles complejos vitamínicos, estando perfectos de salud y criando años y años sin problemas.

   Otra cosa que les encanta es el pan humedecido (no empapado en agua) cuando están criando y debemos retirar el que no consuman pues enseguida se estropea.

   Sobre los complejos vitamínicos había mucho que hablar y sería tema para un artículo completo, pues hay criadores que los administran por las buenas, sin ningún tipo de control veterinario, esto también ocurre con antibióticos y otros tipos de medicamentos.


   En la época de cría se le debe añadir una pasta de cría o bien hacerla uno mismo, con patata cocida, yema de huevo duro, zanahoria rayada cocida o cruda, pan reblandecido, magdalena o bizcocho desmenuzado,  se le pueden añadir unas gotas de zumo. El inconveniente que tiene es que se estropea en pocas horas y debe de hacerse todos los días o guardarla en el frigorífico, por ello con la cantidad de pastas de cría de calidad que se comercializan hoy en día no es necesario perder ese tiempo a menos que se disponga de él, cosa infrecuente en la sociedad que vivimos.


   El agua es fundamental, debe de cambiarse todos los días, pues estas aves acostumbran a llevar restos de comida al bebedero y el agua sobre todo el verano se corrompe. Les encanta el agua fresca (no fría), mis parejas suelen estar esperando en el suelo de la jaula desde que les retiro el bebedero hasta que se lo devuelvo con agua fresca y tanto el macho como la hembra beben con sumo gusto.

   Tengo algunas hembras que cuando están incubando dentro del nido, al cambiarles el agua sin poder ver ellas que les he puesto el bebedero, salen, beben y vuelven al nido.

   Si el ave esta bien alimentada con una comida variada y alojada en un aviario o jaula amplios, donde pueda hacer ejercicio, suele gozar de una estupenda salud y vivir varios años.

   Si la jaula donde esta alojada es de pequeñas dimensiones, suele provocar rechazos en la pareja y un gran estress en ambos con peleas continuas, aunque suelen adaptarse bien y llegar a crías en jaulas pequeñas pero  las nidadas son siempre poco numerosas y no es nada aconsejable.

MUTACIONES:


   Este apartado lo voy a tocar muy por encima por no ser demasiado partidario de las mutaciones en los psitácidos, aunque aprecio la belleza de las mutaciones, pero las especies originales creo que ya son muy bellas e interesantes de por si.

   En 1.941, un criador australiano consiguió un ejemplar con intensas manchas rojas sobre todo en las alas, pero por el momento dicha mutación no ha podido fijarse del todo; en libertad también se ha observado una variedad azul intenso que los criadores de la zona están intentado fijar. Los criadores australianos fueron los primeros en conseguir las mutaciones mas conocidas: azul, opalina y leonada.

   En los años treinta se ha fijó la variedad conocida como amarilla, que ha sido vista en estado libre. Los loritos amarillos se hallan muy difundidos, aunque desde el punto de vista estético los machos parecen descoloridos, pero mantienen en toda su intensidad el color rojo de la rabadilla y las hembras presentan un tono amarillo-crema bastante uniforme.


   Por mi experiencia personal he comprobado que  muchas de estas parejas son mas débiles e inactivas que las normales y muchas veces de menor tamaño.


   Espero que este artículo sirva para que lleguemos un poco mas a esta ave y nos animemos a tenerla en nuestra colección pero por ella misma, no simplemente como nodriza, procurando conseguir buenos ejemplares.

ooooo000ooooo


                     PAGINA ANTERIOR                PAGINA PRINCIPAL           PAGINA SIGUIENTE