5. El arte hispano-musulmán

Menú principal    Tema    Características    Ejercicios    Obras comentadas    AOL    Documentos    Páginas web
Decoración de la Alhambra de Granada

La función del arte será resaltar la condición efímera y mudable de la naturaleza y de las propias formas artísticas, lo que se consigue con múltiples recursos de expresión plástica en los que la luz juega un papel esencial (...). Entre los variables recursos de expresión estética de lo mudable se destacan la articulación del muro en varios planos, la aplicación cerámica a la arquitectura y el uso de celosías. De un lado, el muro islámico, en el que la decoración va resaltada sobre el fondo, con la incidencia de la luz siempre cambiante, permite que las formas se muevan constantemente. Si a ello se añade la cerámica vidriada, entonces ésta brilla, reluce y refleja la luz en miríadas de puntos luminosos. Ambos recursos acentúan el efecto de incorporeidad y atectonismo, las formas carecen de peso, pierden materialidad, aparecen como suspendidas, constituyendo un manto evanescente y siempre mudable”

Borrás Gualis, G.M.: Arte del islam. En Bango, I, y Borras, G.: Conocer el arte. Historia 16, Madrid, 1996, vol 6