©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Pas Vell de Son Ripoll

(Deià)

12 de mayo del 2009

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

Descargar Track

   
 

Guía de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: En el Km. 63,9 de la carretera de Deià a Valldemossa (detrás del Hotel Molins)

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña. Tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo. Un cuerda de de unos 10 m puede ayudar sobretodo si la roca esta mojada o si algún miembro del grupo lo solicita.

Mapa: Alpina Tramuntana  Central E-25  1:25.000

Mejor época: cualquiera, siempre que no haga calor.

Distancia: 10,650 Km.       Subiendo:  5,34 Km.  Bajando: 4,96 Km.

Tiempo efectivo:  4,29 h.      Subiendo:  2,42 h.     Bajando: 1,48 h.     Parado: 1,47 h.
Total acumulado: 6,16 h.

Altura máxima: 832 m.
Altura mínima: 134 m.

Desnivel Acumulado Subiendo:  687 m.   Bajando: 741 m.   Media en %: 13

Velocidad media: 1,70 km. h.

Recomendaciones:

  • Se trata de un ruta exclusivamente apta para montañeros experimentados. Hay que emplearse a fondo, y hay tramos muy expuestos, y otros en el límite de la auténtica escalada

  • La font de sa Rota puede o no, manar agua, pero siempre recomiendo llevar la propia.

  • No lleveis perros y mucho menos sin bozal y sueltos.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

Google Maps

 

 

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas

  • La mayor dificultad la encontraremos en tomar los desvíos correspondientes y superar el vértigo en el Pas Vell de Son Ripoll.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Descripción de la excursión:

La ruta se inicia en Deià por el conocido Camí des Cingles de Son Rutl.lan, en teoría el tramo del GR 221 que une Deià con Valldemossa. Y comienza por detrás del Hotel Molins, en el Km. 63,9 de la carretera de Deià a Valldemossa, a unos 07’ hay un aparcamiento, también podemos aparcarlo en las inmediaciones del inicio, en una calle que desciende hacia el pueblo. Nuestro camino, al inicio asfaltado, asciende mediante un par de zigzag por zona urbanizada, hasta que  poco antes de llegar a Ca'n Borras  se desvía a la izquierda convirtiéndose en un antiguo y camino empedrado (habremos tardado unos 25 minutos) en otros 39, debemos llegar a la Caseta de Ses Rotes y enseguida alcanzar la Font de Ses Rotes. Desde la fuente seguimos ascendiendo por el camino a la derecha (W), hasta llegar  al Portillo de Son Rutl.lan trascurridos unos 10 minutos. No debemos de atravesarlo, así que lo  dejaremos a la derecha y proseguiremos hacia la izquierda (S). en unos 5 minutos dejamos a la izquierda un desvío que baja en el que unas ramas cortan el paso. Pasaremos pronto un horno de cal que dejaremos a la izquierda y proseguiremos por el camino principal, tras dos curvas consecutivas, llegaremos junto a una gran pica excavada en una roca a nuestra izquierda al borde del camino, prestamos aquí atención, ya que debemos tomarla como hito ya que poco después de pasarla  dejaremos el Cami des Cingles de Son Rutl.lan, que sigue de frente, y tomaremos el que sube a nuestra izquierda, a pesar de que su inicio esté obstruido por unas ramas.

El camino por el que ahora transitamos acaba a los 6 minutos en una Carbonera (rotlo de sitja). A partir e la sitja buscaremos débiles trazas de senderillo, hemos de seguir en la misma dirección (E), esta marcado por hitos que no debemos perder en ningún momento, iremos ganado altura por la ladera de nuestra derecha, hasta situarnos en la base de un acantilado. Sin perder la dirección que llevábamos (E), pegados al acantilado, descendemos suavemente hasta un pequeño collado. Desde el mismo seguimos descendiendo un poco más, siempre conservando la dirección, hasta llegar  a una pared de linde que nos cierra el paso, (habremos tardado unos 17 minutos desde la sitja). No hemos de atravesar la pared. De espaldas a dicha pared, hemos de ver a nuestra izquierda, a media altura, un "petit marge" (murete de piedra en seco), al cual nos dirigiremos para situarnos encima del mismo subiendo por encima de un gran pino caído, si desde la pared no viésemos el "petit marge" nos acercaremos al pin caído que si veremos (el mas cercano a la falta del acantilado) y fijándonos bien hemos de localizarlo.

Situados sobre el pequeño muro de piedra en seco, seguimos en la misma dirección (W) hasta alcanzar una especie de lomo o arista, que hace el encinar. Desde aquí hemos de ganar altura por el bosque, mediante un par de zigzag. Giramos primero a la izquierda (S) hasta llegar a un acantilado que nos cierra el paso. Torcemos a la derecha (W) y avanzamos hasta que nos es posible girar nuevamente a la izquierda (S). Vamos en esa dirección hasta topar de nuevo con el mismo acantilado, aunque unos metros más arriba (hay hitos). Así que viramos una vez más a la derecha (W), y proseguimos hasta que una roca, con pequeños escalones tallados en la misma nos cierra el paso y que son difíciles de ver hasta que los miramos desde cierta posición,  (desde el "petit marge" tardaremos unos 20 minutos). En este comienza realmente el Pas Vell de Son Ripoll. Superamos la roca de los escalones, y subimos en la misma dirección hasta un grupo de encinas al borde de un acantilado que nos impide proseguir (unos 5 minutos). Entonces, a nuestra izquierda, hemos de trepar por una sucesión de escalones o presas picados en las rocas. Cuando se acaban las presas artificiales subimos un poco más, para encontrar enseguida un nuevo tramo de escalones picados. Superada esta segunda tanda de presas artificiales, desembocamos en una cornisa muy estrecha y expuesta, en la que encontramos una sucesión de pequeñas encinas. ¡Mucha, mucha precaución! No se permiten errores. Hemos de recorrer completamente esta cornisa, incluso cuando nos parezca que se acaba hemos de fijarnos bien, y proseguir unos metros mas por un tramo muy estrecho y aéreo. Entonces sí, cuando ya no podamos avanzar más, hemos de girar a la derecha y subir hacia unas encinas, entre las cuales hay una serie de rocas que parecen “compuestas” adrede. Superado este tramo de “rocas compuestas”, salimos a una especie de pequeño cingle muy corto expuesto. Encima del mismo derivamos a la derecha (W) por terreno ya más seguro. Pero en cuanto podamos, en unos metros, torcemos a la izquierda (S), y subimos por un trozo de densa vegetación, con encinas y carrizos (hay algún hito), hasta llegar a una especie de placa rocosa y lisa a nuestra derecha, con una pequeña encina en su centro desde la que baja una encletcha o fisura. Esto es el final del Pas Vell de Son Ripoll, pero también es uno de sus tramos más exigentes. Por debajo de la pequeña encina, en la fisura encontraremos algún escalón tallado, nos permite ascender hasta la misma. Y por encima de ella, un último tramo, muy vertical, de presas picadas, nos posibilita superar este atractivo final del Pas Vell de Son Ripoll (que tardaremos en superarlo desde su inicio algo mas de media hora).

Finalizado el Pas desembocamos en la carena en un ancho lomo. Por el mismo hemos de ascender a la derecha (Suroeste), dejando a la izquierda la vaguada que baja desde el Puig Caragolí. Enseguida hemos de comenzar a encontrar hitos que marcan la dirección a la conexión del Camí des Cingles de Son Rutl.lan, con el Camí de s’Arxiduc, estos van mas o menos paralelos al acantilado y nos llevan primero hacia el inicio de una falsa y engañosa vaguada en la que veremos un hito mayor que los demás y una encina grande a la izquierda, este es un buen lugar para descansar y avituallarnos si no lo hemos hecho ya, pero para nada es el cami des Cincles de Son Rullan, asi que no os aventureis a descender esa falsa y engañosa vaguada.  Una vez descasemos debemos contunuar en la misma dirección SW, buscando ya un senderillo entre las rocas marcado por algun hito y que se dirige el lomo del roquedal, al acercarnos a el veremos un punto con muchos hotos juntos, es el inicio del descenso y punto donde empalmamos con el Camí des Cingles. Lo seguimos a la derecha (N) para regresar a Deià.

El camino (futuro tramo del GR 221) está muy claro. La única precaución a tener en cuenta, se sitúa a los 45’ de la bajada, cuando nos encontraremos con un triple cruce. Hemos de tomar a la derecha, rodeando un horno de pan "forn de pa". Pasamos junto a él, dejándolo a nuestra derecha, y enseguida desembocamos en el punto donde, hace ya unas horas, habíamos abandonado el Camí des Cingles de Son Rutl.lan, para desviarnos al Pas Vell de Son Ripoll. Desde aquí a Deià nos resta una hora aproximadamente.

Desde aquí mi agradecimiento a al Compañero Montañero Emilio Alonso y a su Blog, si sus conocimientos y datos de la montaña mallorquina muchas de las rutas aquí publicadas no serian posibles.

 

 El Grupo lo formaron:

Javier y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones