©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Serras de Sant Vicenç y Cornavaques

Pas de Pesquedors

(Pollensa)

29 de octubre del 2010

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Guía de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Cala san Vicente

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña con buen agarre. Tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.

Mapa: Alpina Tramuntana  Norte E-25  1:25.000 + IGN Pollensa

Mejor época: cualquiera, siempre que no haga calor.

Distancia: 16,480 Km.  Subiendo: 7,76  Km.  Bajando: 6.60  Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 3,27 h. Bajando: 2,31 h. Parado: 2,34 h.
Total acumulado: 8,31 h.

Altura máxima: 552 m.
Altura mínima:  5 m.

Desnivel Acumulado Subiendo: 1011 m.  Bajando: 1026 m.  Media en %: 13,04

Velocidad media: 1,93 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica)

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

 

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas

  • La mayor dificultad la encontraremos en el Pas de Pescadors, a partir de “ses Coves Blancas”, no hay camino se transita sobre las rocas, esquivando profundas grietas, siendo los únicos indicadores los hitos “fitas” que se encuentran desperdigados por toda la sierra, llegando a confundir al viandante, por lo visto cada uno que pasa monta su itinerario, y en el tipo de camino cárstico de la zona alta.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Prologo:

Cadena Montañosa situada en el término municipal de Pollensa, va desde cala San Vicente a los bosques de Ternellas, con una altura máxima de 550 metros en el “puig de Cornavaques”. Una sierra pelada, poblada con matojos, pequeños arbustos y abundante carrizo, es toda la vegetación que encontraremos, en estas peladas rocas castigadas por los vientos de tramontana, pero la belleza que encierra su agreste recorrido es único, las vistas que se contemplan desde sus alturas, sobre la severa costa norte mallorquina y las bahías de Pollensa y Alcudia, no tiene desperdicio.

Descripción de la excursión:

Llegamos a cala san Vicente y aparcamos el coche justo donde comienza la excursión, en una calle sin asfaltar al lado de unos chalets situados sobre la playa. Para llegar hasta aquí, hay que seguir la carretera que va de Pollensa a la cala, hasta el final, donde encontramos este desvío a la izquierda que comunica con la pista que conduce a la punta de “ses Coves Blancas”.

Comenzamos a caminar por esta calle sin asfaltar, que finaliza a unos cincuenta metros donde confluye con la pista de “ses Coves Blancas”. Giramos a la derecha; se transita por el centro de un gran pinar hasta llegar a unas barreras metálicas con candado, existe una pequeña escultura en conmemoración a los presos de guerra republicanos que construyeron esta pista y los túneles de polvorín que hay al final de la misma, a la derecha de estas, hay otra pequeña barrera peatonal con dos escalones y sin candado que nos da acceso a la ancha pista que vemos delante de nosotros y que se diluye a lo lejos con el azul del mar. Este camino lleva sin bifurcación ni perdida alguna al cabo que abriga del mar de poniente a la cala san Vicente, “se punta de les Coves Blancas”.

El camino, muy bien construido, con bordillos de piedra y salvando obstáculos y pequeñas torrenteras con puentes y paredes construidos con piedra del lugar, va ascendiendo entre las peladas rocas sin una sombra donde cobijarse, que por otro lado se agradece porque nos permite contemplar las primeras vistas sobre la cala y la impresionante “serra des Cavall Bernat” con sus majestuosos acantilados de mas de 350 metros en caída vertical sobre las azules aguas de la costa norte.

Pasamos un puente en una curva de 180º sobre el torrente de “ses Rotas Velles”, 250 metros pasado el puente, a mano izquierda hay una torrentera que desciende con mucha verticalidad, si nos fijamos hay un hito, que nos indica una subida rápida hacía el “pas des Pescadors”, es por donde finalizará esta excursión, de momento seguimos la pista hasta su final, para después enlazar con el mismo camino que parte desde aquí. Lo del camino es un decir, un trayecto marcado con hitos será lo más adecuado.

Se sigue ascendiendo suavemente hasta topar con el mar, donde el camino da un giro de 180º y finalizar unos 300m mas arriba, donde vemos a la derecha, una galería picada en la roca y de la que no se divisa el final, son construcciones militares de la guerra civil española.

Ya se ha ganado altura, y la vista que se contempla comienza a ser un verdadero espectáculo. A lo lejos en el mar se contempla “se punta de se Sal” finalización de la “serra des Cavall Bernat”, “el Pal”, “el Fumat” y por detrás la cala de donde hemos partido.

Donde acaba la pista, sale un camino estrecho bien marcado que sigue ascendiendo en dirección a la otra cara de la montaña donde nos encontramos con los acantilados verticales que nos cierran el paso.

Ahora contemplamos la costa de la cara norte, “cala Estremer”, “punta Galera” “cala Castell” y “punta Topina”.

Ahora el camino discurre sobre la cresta del acantilado en dirección suroeste, por un estrecho camino en un mar de carrizo, con algunas hitos, que aparecen de vez en cuando.

Vamos ascendiendo suavemente en dirección al “puig de l´Aguila” por su vertiente norte. Después de una ligera bajada, emprenderemos una fuerte subida guiado por hitos hasta situarnos en los doscientos metros sobre el acantilado de “cala Estremer”, donde vale la pena contemplar la vista por todas las vertientes, entre otras divisamos el valle que desciende desde el bosque de “Ternellas” a “cala Castell” enclavado entre la cadena montañosa del “castell del Rei” y la “serra de Sant Vicenç”, que es donde estamos situados nosotros y que no es mas que un tramo de la sierra de “Cornavaques”.

Ahora el camino vuelve a ir pegado al acantilado nos encontramos infinidad de hitos, unos  se dirigen al “pas des Pescadors”. Nosotros tomaremos los que desde una pared baja medianera se dirigen en oblicuo izquierda que conducen hacia Cornavaques , los que van en oblicuo derecha se dirigen al “pas des Pescadors”. Pero este paso lo haremos en ascenso al regreso

Los hitos nos situaran al pie de la “Mola”. Desde este punto veremos una gran cantidad de hitos que nos marcan la dura accesión que tenemos por delante y que rápidamente gana altura para situarnos al pie del “puig de la Mola”. No existe camino, pero no tiene perdida porque está continuamente indicado por hitos, por otro lado, estamos situados entre dos acantilados, uno por encima, a la izquierda que corresponde al último peldaño de “la Mola” y otro a la derecha, sobre el valle de “cala Castell”.

Después de una dura subida andamos por un estrecho sendero marcado por hitos. En poco tiempo llegamos a una hondonada entre las dos cumbres de “sa Mola” pudiendo divisar desde aquí las dos vertientes de la montaña, a la derecha, tal y como llegamos vemos el valle de cala san Vicente y el pueblo de Pollensa a la sombra de “sa Cucuia de Fartaritx” y el “puig Tomir”, a nuestra espalda “es castell del Rei” encaramado sobre un monolito de roca. Desde aquí es buena idea encaramarse a la cima de “sa Mola” desde donde se contempla una gran vista, tan solo está a diez minutos del punto de donde estamos, no hay camino ni hitos, tan solo debemos acceder a la cumbre, después debemos regresar al mismo punto para seguir en dirección a la cima de “Cornavaques”. Nosotros no lo hicimos por ir cortos de tiempo.

Desde la cumbre de “sa Mola” a 474m de altura, la segunda cima de la sierra, tenemos una vista de lujo, sobre las bahías del norte de la isla, penínsulas de la Victoria y Formentor, valle “d'en March” y Puig Tomir, “Ternellas y su valle. Llegado al punto del camino que abandonamos para ir a la cumbre, tan solo nos resta, seguirlo en dirección oeste hasta la falda de la montaña y ascender a ella por donde mejor podamos. Arriba hay un molito de cemento, se trata de un punto geodésico.

Queda un buen trayecto de regreso, unas tres horas aproximadamente, teniendo en cuenta que transitando sin camino se tarda prácticamente lo mismo en subir que en bajar, desde luego bajando hay que tener mas esmero en colocar bien los pies.

El descenso dependiendo del tiempo que nos reste de luz lo haremos en dirección Sudeste en busca de una pared seca que cruza un callado, cruzaremos esta por la parte derecha y en dirección Norte descenderemos hasta enlazar con un camino cerca des Castell den Ros, donde retrocederemos unos cientos de metros para ver lo que queda de Can Miquelet, y la fuente que por allí brota, retornado al camino de cala Castell, que ya no abandonaremos hasta una curva en U en la cota de los 160 m/snm, al dejar el camino efectuaremos un giro de 90º para ir en ascenso y en dirección (SE) hasta alcanzar la cota de los 230 m/snm. Giraremos de nuevo en dirección (NE) y en diagonal al acantilado iremos buscando la cota de los 250 m/snm hasta dar con el inicio del Pas de Pescadors, desde que dejamos la pista de cala Castell encontraremos algunos hitos aislados y difíciles de localizar que nos ayudaran a llegar al paso.

Cuando finalizamos el ascenso giramos a la izquierda buscando los hitos que nos ayudaran a salir de este cárstico terreno con grandes agujeros que de no seguir los hitos nos causaran mas de un problema. Por los hitos, nos dirigimos en descenso a una llanura que tenemos delante vigilado por el cono de “Puig de l'Aguila”. Vamos descendiendo, sin camino, sobre las rocas, para recorrer una cresta hasta su final y descender luego hasta la llanura antes mencionada, donde se intuye una gran charca  denominada “sa Baurada”.

La llanura es un verdadero mar de carrizo, alto y espeso que hace difícil el caminar por la zona, cerca de la charca el carrizo desaparece, el suelo se cubre ahora de juncos.

Recorremos la llanura hasta llegar a una inclinada pendiente que se encamina hacia el sendero que se hizo en la subida.

Estamos en una hondonada, si continuamos por el mismo camino, haremos la misma ruta que se había hecho en la subida en dirección a “sas Coves Blancas”; a la derecha y mirando la cala san Vicente por el centro de la hondonada hay un hito que indica otro camino de bajada. Este camino se va deslizando en rápido descenso bien marcado por hitos, que nos acercarán al camino por donde comenzamos la andadura.

Al comienzo se baja por el centro de la torrentera y poco a poco nos vamos desplazando por su lateral izquierdo, para evitar el vertical descenso, bajando con precaución tardamos entre 20 y 30  minutos en llegar a la pista que conduce a “sas Coves Blancas”, muy cerca de cala san Vicente.

Finaliza el descenso en la pista, junto a un hito en un lateral de la misma y que se ha descrito al inicio de la excursión.

Tan solo nos resta recorrer un Km. de pista para llegar a las barreras junto al monolito y descender hasta el punto donde tenemos el vehículo estacionado.

  El Grupo lo formaron:

Pepe, Pedro, Juan, Miguel, Merche y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones