©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Volta de s'Escolta

(Valldemosa)

Ets Amoradors (Banyalbufar)

03 de julio del 2013

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Ficha de la Volta de s'Escolta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Tomamos la carretera de palma a Valldemossa y enlazamos con la MA.131 al puerto de Valldemosa para estacionar a unos 900 metros después de tomar esta carretera, poco después de la altura de las casas de Son Mas.

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña con buen agarre.

Mapa: Alpina Tramuntana  Central y Sur E-25  1:25.000

Mejor época: cualquiera

Distancia: 7,62 Km.  Subiendo: 4,76 Km.  Bajando: 2,57 Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 1.36 h. Bajando: 1,29 h. Parado: 1,06 h.
Total acumulado: 4,11 h.

Altura máxima: 450 m.
Altura mínima: 120 m.

Desnivel Acumulado: 348 m.   Media en %: 7,32

Velocidad media: 1,85 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica)

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

 

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas, tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.

  • La mayor dificultad la encontraremos en el duro descenso desde el Camí de s'Escolta a la pista de s'Estaca, aunque hay tramos de sendero y camino, gran parte del mismo esta desaparecido.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Prólogo:

Esta es una ruta que probablemente quede poco para poder realizarla sin problemas de paso, ya que a fecha de hoy se esta construyendo un gran casa en mitad de la ruta y es de suponer que vallaran la zona cortando el bonito camí de s'Escolta que en su corto recorrido cuenta con al menos cinco miradores de gran belleza, destacando el último de ellos que es el gemelo del que existe en el Puig de sa Moneda. Este camino ahora se puede recorrer aunque saltando dos viejas y maltrechas alambradas desde el inicio en la carretera del Port de Valldemossa (Son Mas), hasta el mirador de sa Vorera en la finca de Can Costa.

El toponimo "escolta" proviene del vigía o escolta que recoria el camino vigilando la costa. Parece ser que ya existía en 1552 cuando el desembarco corsario en la zona de Valldemossa. También se sabe que s’Arxiduc lo mando restaurar y construir los miradores; en la actualidad las ultimas restauraciones de los miradores y el camino han corrido a cargo de la finca de Son Mas.

Descripción de la excursión:

Todo el camino trascurre por fincas privadas, por las que de momento no hay impedimentos de paso, procuremos pues caminar en silencio y sin causar ningún tipo de molestias a los propietarios, respetando aun mas si cabe todo el entorno.

El acceso desde la zona de Can Costa está cerrado, es por ello que iniciamos en la carretera al puerto de Valldemossa, la Ma-1131. En la zona hay paredes de escalada a las que se aproximan por este camino y es por ello que aparece muy bien definido.

Dejamos el vehículo en una pequeña explanada (Wp.01), (caben do o tres coches) poco antes del Km. 1 de esta carretera, poco despues de pasar la entrada a las casas de Son Mas que nos caen a la derecha. En descenso por la carretera en dirección al puerto caminamos hasta encontrar a la derecha el inicio del Camí de s’Escolta. El primer tramo del camino está invadido de vegetación, pero no molesta demasiado y se intuye bien el camino.  a los 3' del inicio llegamos a una pared medianera,  con un pequeño derrumbe (Wp.02), al cual no daremos ninguna importancia, pero gran error el nuestro, pues si la tiene, y mucha historia, podemos leer el testo que traduciré a continuación en el Blog "Aires de la Serra Mallorquina" de nuestro amigo Joan Riera Bordoy.

Es Portalet. Esta simple pared tiene una gran historia. tomare prestadas las palabras de un gran conocedor de la región de Valldemossa, Nicolás S. Cañellas Serrano. « Todos los valldemossins saben dónde está Es Portalet, pero muy pocos saben que se llama así. Encontramos Es Portalet enseguida que dejamos atrás Son Mas del Pla del Rei; justo allí donde la carretera vigila sobre Sa Marina.   Es Portalet de verdad no está ahí, tenemos que seguir un poco más adelante hasta el punto donde por la izquierda desciende el camino de los pescadores y por la derecha toma el camino de s'Escolta. Allí había Es Portalet originalmente.  Para averiguar la utilidad de Es Portalet debemos retroceder muchos años, al menos hasta comienzos de este siglo. Antes de construirse la carretera actual, el camino de sa Marina salía de Valldemossa, pasábamos por Son Moragues y por las encinas de Son Bard iba a parar a Son Mas, desde donde daba vueltas por encima los acantilados y bajaba hasta Sa Marina por el último tramo del camino que ahora le decimos Sa Volta de s'Escolta. Este camino era el único practicable entre Can Costa y Son Oleza para ir a Sa Marina de Valldemossa. La mar estaba surcada por piratas y corsarios que durante más de quinientos años fueron el principal dolor de cabeza de los que vivían cerca de la costa. Por eso los valldemossins construyeron un muro que cerraba el camino que iba de su villa hasta el mar, la construcción que cerraba el único paso hacia el puerto, impedía el acceso de los posibles atacantes. Para poder pasar cuando conviniera hicieron un portal. El muro se encuentra todavía allí donde lo edificaron, a unos diez metros por encima de la carretera actual. El portal que le daba nombre ha desaparecido. Tenía el dintel redondo y era de unos dos metros de anchura. El muro tiene unos treinta metros de largo y llega a tener cuatro de altura. Sin restos de elementos defensivos: almenas, troneras o camino de ronda. Está muy bien construido, con las piedras añadidas con cemento. Subiendo de Sa Marina se puede apreciar el obstáculo que significaba para cualquiera que no fuera bienvenido. No era una fortificación que pudiera detener un grupo de hombres armados y decididos, pero, podía retrasarse hasta que la gente de la villa fuera avisada. Don Antonio Muntaner, 'Guarin', hombre de excelente memoria y buen trato, es el que me ha contado lo que ha leído y a él debe agradecer que el recuerdo de esto no se pierda » . ( Miramar , 1991). « Mucho más vivo es el recuerdo de aquellos tiempos que nos provocan las viejas paredes [de la torre de Son Mas] que, algo más abajo, allí donde las veredas bajan hacia el puerto, defendían los ccollados de estos salvajes acantilados, hay dos lugares, junto a la barrera des Port [es Portalet] y, al otro lado del torrente, en el pas des Moro, el otro sendero que baja desde Son Olesa. La memoria de las sangrientas luchas que allí se hicieron está bien presente aún entre el pueblo »  (Archiduque, 1884).

 

A partir de este punto el camino se hace muy evidente, prácticamente llanea y carece de dificultad avanzar. Pronto llegamos al mirador des Barranc (Wp.03), continuamos  en la misma dirección durante seis minutos y alcanzamos el mirador des Port (Wp.04), retomamos el camino y a los tres minutos llegaremos a otro mirador en este caso se trata de una balconada natural en la que se ha colocado una barandilla de madera y unos bancos y hamaca de hierro muy modernistas.

El tercer mirador al que llegaremos en unos cinco minutos mas es el de s'Escolta (Wp.05),  continuamos y el camino se ve de repente cortado por una pared y una rejilla, pero si tomamos unos metros paralelos a la pared hacia la derecha veremos que no resulta problemático salvar la rejilla, ahora el camino pasa a ser sendero, hemos de dirigirnos a la base de la pared acantilada de la izquierda y caminar paralelos a ella, pronto el camino se ve mas claro; veremos a la izquierda , justo cuando se acaba la pared que llevamos a ese mismo lado una especie de amplio portillo que da a un llano bien sombreado por los pinos, este es el punto donde en el rincón de mas al Sur nace el camino que tomaremos para el descenso, pero ahora nosotros continuamos al Norte siguiendo el camí de s'Escolta que ahora pasa dejando no muy apartado a la derecha una moderna construcción que esta en obras, enseguida encontramos otro mirador, el de sa Font Figuera (Wp.06), justo pasado a la derecha del camino veremos un banco de piedra, continuamos hasta que lleguemos a la pared que cierra la finca por el otro extremo y que tiene una rejilla,  caminamos un tramo hasta que veamos un portillo al otro lado de la pared, en este punto si subimos a la pared veremos que la rejilla esta tumbada y que no presenta problemas de paso, cruzamos, dejamos el portillo a la derecha y seguimos de frente por bancales arreglados no perdemos ni ganamos altura y desembocamos en un camino ancho que tomamos a la derecha, pronto a la izquierda veremos el Mirador de sa Vorera (Wp.07), no debemos seguir el camino, sino enfilar directos al mirador, de esta manera no nos acercaremos demasiado a la casa y probablemente no nos echen del lugar.

Tomadas las fots esde el mirador, debemos retroceder hasta el llano sombreado (Wp.08), alli se inicia un camino en duro descenso que desaparece algo mas abajo, cuando esto ocurre hay que ir bajando con tendencia al NW, paralelos a una gran "rosseguera" que nos ha de quedar apartada a nuestra izquierda y sin llegar a otra mas pequeña que tenemos a nuestra derecha, si lo hacemos así iremos encontrando vestigios de nuestros antepasados los carboneros, pasaremos junto a una "bassa coberta" y enlazaremos con un amplio camino de carboneros muy invadido de vegetación y a tramos absorbido por los canchales (Rossegueres). Aproximadamente (si no nos hemos equivocado en la elección del descenso), unos 45' nos serán suficientes para desembocar en la pista de s'Estaca (Wp.09), muy cerca de las casas de sa Font Figuera.

Tomamos a nuestra izquierda el amplio camino que nos llevará a desembocar el la carretera del puerto de Valldemossa (Wp.10), ahora viene una ardua subida por el asfalto, son unos 3 Km. de asfalto,  aunque en la tercera curva a la izquierda podemos dejar el asfalto (Wp.11), y acabar la ascensión por el antiguo camino de pescadores, que sale justo enfrente del inicio del camí de s'Escolta, un poco mas de asfalto y ya habremos llegado a los coches.

Para completar la mañana nos dirigiremos ahora con los vehículos hasta Banyalbufar, al aparcamiento que encontraremos a la salida del pueblo dirección a Estallencs (Wp.01),  bajaremos caminando hacIa el pueblo y tomaremos la primera calle a la izquierda (Carrer de sa Font, Wp.02),  descendemos hasta que la calle finaliza, alli veremos a la derecha un pequeño muro (Wp.03), que debemos saltar, al ptro lado comienza un senderillo escalonado al principio, que pasa después entre un cañar, gira a la izquierda y una empinada escalera nos baja hasta el embarcadero de Ets Amoradors. La única referencia que tengo de lugar es su nombre que aparece en los mapas del IGN, y en las laminas de Mascaro Pasarius.

La cala es solo accesible por el mar y por la senda y la empinada escalera que lleva al pequeño varadero.

Es  la primera cala al E de la Punta de Na Ferranda, donde desemboca el Torrente de Can Fura en un gran salto.

Tras un refrescante baño si lo permiten el tiempo y las medusas podremos regresar por los mismos pasos hasta los vehículos, dando así por finalizado el itinerario de hoy.

 El Grupo lo formaron:

Nuria, Pedro, Paco, J. Vicente, Sebastián, Perez, Julian, J. Carles y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones