LA ARCHICOFRADIA DEL ROSARIO EN SU MES GRANDE

 

Queridos hermanos cofrades y amigos todos:

 

Hace un par de días el director espiritual de la Archicofradía, el P. David, me pidió que escribiera una pequeña colaboración para Murcia Nazarena en gratitud a todas las cofradías pasionarias. Quisiera manifestar mi gratitud como Presidenta de la Archicofradía a los responsables de vuestra página web. He de confesaros que desde que el Papa publicó la carta apostólica Rosarium Virginis Mariae la Archicofradía del Rosario de Murcia ha mostrado en todo momento una acogida pronta y generosa a las indicaciones que se sugerían. De hecho gracias al empeño de muchos cristianos de traje nazareno hemos conseguido recordar –también en los medios de comunicación- los valores del Rosario de María. Personalmente resaltaría como el Rosario nos invita a vivir el misterio de Jesús desde la intimidad de María.

Un año más hemos llegado al mes de octubre y nuevamente seguimos trabajando para organizar el apostolado propio de nuestra Archicofradía bajo ese leit motif ponticicio de “contemplar la belleza del rostro de Cristo” en compañía de María Santísima. No se si muchos de vosotros sabeis el motivo por el cual se viene dedicando en la Iglesia universal el mes de octubre a la Virgen del Rosario y no otro mes. Hemos de remontarnos a finales del S.XIX. En 1883 el Papa León XIII publicó una carta apostólica –también dedicada al Rosario- en la que decretó la dedicación especial del mes de octubre al culto de la Virgen del Rosario haciendo una mención concreta al papel activo que debían cobrar las Cofradias del Santisimo Rosario de María con sus procesiones publicas. Por ahora la procesión de la Virgen del Rosario habrá de esperar

En efecto por ahora no va a poder ser la procesión de la Virgen. Faltan demasiadas cosas. A todos nos duele en el alma el que no haya sido posible ver salir a la Virgen por su puerta de Santa Ana y más cuando hemos tenido la oportunidad de ver las fotos antiguas que celosamente custodiaban las Madres Dominicas de cuando la Señora recorría en procesión de alabanza las calles del centro de la Ciudad.

Habremos de conformarnos con la procesión claustral que celebraremos por las naves del templo de Sta Ana el día 7 de octubre, fiesta litúrgica de la Virgen del Rosario. Confío que con la ayuda de Dios y de todos los murcianos el año que viene acompañemos gozosos en procesión pública a la Reina y Señora de Sta Ana. Desde aquí hago un llamamiento a todos aquellos que nos leais para que si lo teneis a bien os integreis como hermanos en la Archicofradía de la Virgen del Rosario. En breve se solicitará a los organismos competentes la restauración del trono baldaquino de la Virgen. He de dar las gracias en nombre de toda la Archicofradía a D. José Alberto Fernández, cofrade nuestro e historiador del arte, por el exhaustivo informe artístico y tecnico que ha elaborado para tal fin y que debidamente daremos a conocer. Poco a poco vamos caminando con tenacidad y constancia.

El mes comenzará con unas conferencias divulgativas en torno a la historia y teología que encierra el Rosario. Los ponentes serán diversos Padres Dominicos. En el momento en que os escribo todavía se están perfilando algunas cuestiones. La novena estará a cargo cada día de distintos sacerdotes y dominicos. El día 7 hemos querido realzarlo de modo especial. Los jueves 9, 16, 23 y 30 de octubre a las ocho y media de la tarde –una vez finalizada la eucaristía- tendremos la suerte de poder asistir a los conciertos de música sacra en honor de la Virgen del Rosario. En cada uno de ellos la última pieza será la ofrenda del coro invitado a la Virgen para esto la luz del templo se apagará quedando solo iluminada la imagen de María Santísima del Rosario. El broche de oro será fuera de mes. Me explico. El 15 de noviembre a la siete de la tarde hará estación gloriosa el trono de Santa María la Real de Gracia y Buen Suceso. Esta Hermandad ha querido pasar de modo extraordinario su procesión anual por la puerta de la Iglesia de Santa Ana como homenaje a la Virgen en el Año del Rosario.

 

Queridos amigos para el recuerdo quedan tantas y tantas vivencias que se nos han regalado a lo largo del año: los niños pequeños que acompañaban la Virgen de la Candelaria, el sentido paso de las imágenes de la Pasión del Señor, las belleza de las peñas huertanas cantando los mayos, la alegría de la carreta de la Virgen del Rocío, las avemarías del rosario de la aurora del Yacente... En fin, ¿y después del Año del Rosario que quedará? A nosotros nos queda el haber aumentado en amor a Jesús por medio de María, numerosos proyectos para seguir nuestra andadura como Archicofradía de la Virgen del Rosario y una deuda de gratitud hacia Murcia en todos aquellos que han hecho posible las vivencias de un año para la memoria del corazón.

 

 

 

María Pilar Muñoz Toboso

         Presidenta de la Archicofradía

 

 

 

    Para volver puede pulsar sobre el cartel