Nazareno del Año

¡Qué buen trabajo, Pepe! ¡Qué bien has llevado el peso de la Pasión del Señor! ¡Qué ejemplo para la nazarenía tu buen hacer en esa penitencia silenciosa de tus últimos meses! ¡Cómo has arrimado el hombro, qué bien has echado los pies por delante! ¡Qué despacico, con qué saber nazareno te has aproximado al Señor del Malecón y a su Madre de la Soledad! ¡Qué arte para doblar las difíciles curvas que el destino ha puesto en la carrera de tu vida! Descansa en paz, Pepe López, Nazareno del Año para la Eternidad.

BUSSY

        El estante cruzado ante el trono de la Virgen de la Soledad del Sepulcro es por Pepe López