JESÚS EL POBRE

Hay en la Iglesia de San Pedro de Madrid una venerada talla de Nuestro Padre Jesús al que llaman el Pobre, por contraposición al famosísimo Jesús de Medinaceli, que ayer mismo recibió la visita y veneración de muchos miles de devotos con motivo del primer viernes de marzo. También en Vélez Málaga hay un Jesús el Pobre, éste con la cruz a cuestas, que evoca de inmediato la existencia en la vecina Málaga de Jesús el Rico, el Señor que tiene concedida desde los tiempos de Carlos III la liberación de un preso y bendice a los malagueños durante su estación penitencial. Y ayer, contemplando la longitud de las colas que se formaron a lo largo de la jornada a las puertas de San Juan Bautista para besar las plantas del Señor del Rescate, me acordé del casi descocido Cristo de Medinaceli de las Agustinas. Y también de los Nazarenos que llevan la curiosa denominación de Jesús el Pobre.

GABARDO