LA MAÑANA MAS HERMOSA

VIERNES SANTO 2004: PROCESIÓN DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO

    La mañana más hermosa del año quedó truncada en un singular homenaje de Murcia a su procesión. No salieron los pasos a la calle fue Murcia la que acudió en señal de respeto, de veneración y cariño hasta la añeja plaza de San Agustín para, paraguas en mano, hacer cola y rendir culto a las insignias que son santo y seña de Murcia y de lo murciano. Contemplar el espectáculo singular que se encierra cada año antes de las 6 horas solares en la Iglesia de los Nazarenos y que este año no ha podido ver la luz del sol por el llanto del cielo en el día en que la Tierra conmemora el infinito amor de Dios hecho patente en la Cruz.

Haga "click" para ampliar la imagen

    Pero lo cierto es que en el interior de ese trozo de cielo llamado Iglesia de Jesús se procederá al mágico milagro de los sentidos y del corazón. Jesús se quedará en el pan y en el vino en la última Cena, en la más huertanas de las cenas pascuales y comerá el cordero rodeado de sus discípulos.

     Esta vez, no caerá la escarcha sobre Jesús en Getsemaní, el Angel no faltará a la cita para consolar a Jesús en la contemplación del cáliz de la pasión y mientras, en el calor del interior del templo los apóstoles dormirán plácidos, la palmera no mecerá sus palmas y los dátiles soñarán con la luz de la mañana.


    

Judas no faltará a la cita nocturna del Jueves Santo y quedará reflejado su beso traidor como un recuerdo perpetuo de nuestras traiciones.

  

En otro lado de la iglesia, refugiados en la cobardía de las columnas de piedra, Mancaperros, Revirao y el Anchoa no dejarán de propiciarle burlas y golpes al Jesús de la cara serena, al Señor de la Columna al Cristo que refleja en su cuerpo malherido cada una de nuestras afrentas, (¿Cómo te pagaré oh Señor todo el bien que me has hecho?)    
Haga "click" para ampliar la imagen      Detrás de una columna llora la Verónica, este año no podrá enjugar los rostros de los cristos de hoy en la mañana morada. Su paño quedará seco de lágrimas murcianas.


   
  

    Ahí está Jesús caído, contemplado y humillado por sayones y soldados, sus ojos miran al cielo su mano tiende hacia nosotros ¿quién tendrá el valor de levantar a Cristo con todas sus consecuencias? ¿quién se ofrecerá a ser su cirineo para portar juntos la cruz?


     

 Mas aunque llueva, no dejará ni por un instante su Cruz a mitad del camino, sabe bien que Ella es el mayor signo de amor que podía darnos, como oveja llevado al matadero clava Jesús su mirada en los que le contemplan presidiendo desde su trono la singular escena mañanera y con rigurosa fidelidad al Padre camina Jesús Nazareno y a sus pies la ofrenda de Murcia, símbolo de fidelidad y cariño del pueblo del que es Señor, la seda murciana no podrá tampoco la nota de color del paso más solemne de la procesión.


   

El valiente Juan señala el Amor de Dios, señala para el caminante el Camino que es Cristo. Qué ejemplo de santidad y fidelidad, acompañó a Cristo hasta el final, por algo Juan era el discípulo amado...    


    Frente a la puerta, fiel y dispuesta, hermosa, siempre bella, dulce y dolorosa la Santa Madre de Dios, la Virgen de los Dolores luce con hermosura singular el luto más hermoso del Viernes Santo. Cuanto amor contenido en el rostro de María, cuánta belleza en un rostro de amargura, belleza que no podrá ser mostrada a los murcianos. Tú eres el orgullo de nuestra raza, y cada una de tus lágrimas son corredención del mundo. Oh Madre nuestra, quién fuera angelito para llorar a tu lado, quién fuera querubín para besar tu manto. Y esa imagen de la Virgen, seca las lágrimas del que llora, consuela al triste, sana a los enfermos, refugia a los que sufren...

 Fue el último regalo de Jesucristo, su Madre, y con Ella mirando hacia la puerta de la iglesia de Jesus, esperaremos el Viernes Santo de 2005 para anunciar a Murcia el tesoro escondido, en una pequeña capilla del antiguo barrio de San Andrés Haga "click" para ampliar la imagen

  
  
 

Escrito en el foro de Murcia Nazarena por Benedictus  

  
  Para volver puede pulsar sobre el cartel