Dedicado a Dios

 

 

Lo único que puede reflejar la presencia de Dios en el mundo es el hombre. Lo demás son cosas antiguas, supersticiones antiguas, objetivaciones antiguas que, en una edad adulta de la humanidad, no tienen sentido. De manera que en el hombre donde existe, vive y está, además apareciendo y brillando ese Espíritu de Dios, que es el amor por el bien del hombre, y la actividad en favor del hombre, ésa es la luz del mundo. Y no hay otra.

 

 

 

Enlazando con la Parroquia Virtual

 

 

 

 

 

 

ENTRAR AL MONASTERIO VIRTUAL

hit counters