©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Puig de Massanella

Por la Cornisa Norte

06 de marzo del 2010

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Guía de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio:  Si disponemos de un solo coche, lo mejor es dejarlo en el Coll de Sa Batalla o Bataia. Pero si vamos en más de uno, podemos dejar uno en el coll de sa Bataia y con otro seguir y entrar en la urbanización de Son Masip (Km. 22,800 de la carretera C-710 de Lluc a Soller), pasaremos 2 curvas (primero a la derecha y después a la izquierda) y tomaremos la primera desviación que encontramos hacia la derecha, aparcaremos el vehículo en la misma calle cerca de un camino en el que hay un cartel indicador del Gover balear.

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña con suelas de buen agarre. Tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.

Mapa: Alpina Tramuntana  Central E-25  1:25.000

Mejor época: cualquiera, siempre que no haga calor.

Distancia: 13,750 Km. Subiendo:  5.700 Km. Bajando: 6,270 Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 2,27 h. Bajando: 2,28 h. Parado: 1,37 h.
Total acumulado: 6,33 h.

Altura máxima: 1.365 m
Altura mínima: 580 m

Desnivel Acumulado Subiendo: 1.148 m. Bajando: 1.210 m. Media en %: 21.01

Velocidad media: 2,10

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica)

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

 

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas o si aparece niebla en las combres

  • La mayor dificultad la encontraremos en un punto del paso de la cornisa norte, en la que no se permite el vértigo.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Descripción de la excursión:

Dejaremos el vehículo en el Coll de Sa Batalla (Gasolinera) procurando no usar el aparcamiento del restaurante, en caso de un solo coche, caminamos por la carretera en dirección a Lluc. En el primer cruce dejamos la carretera y seguimos recto, por el último tramo del Camí Vell. En unos 16 minutos en descenso, llegaremos al aparcamiento de Lluc. A la derecha de la Font Coberta, arranca el tramo del GR 221, un viejo camino empedrado y escalonado que, en unos 8 minutos, desemboca en otro ancho de tierra. Tomamos a la derecha, siguiendo siempre las estacas indicadoras del GR. En 5 minutos más, en un cruce, seguimos de frente (por la derecha iríamos a las Cases de Son Macip). Volvemos a subir por tramos empedrados, y a los 20’ en un cruce, seguimos rectos. En 2 minutos más llegamos a la carretera de Lluc a Soller, atravesamos en línea recta la misma, y comenzamos a ascender por un ancho camino de carro. Pero hemos de estar atentos porque, en unos 10 minutos, lo hemos de dejar y atravesar, a nuestra derecha, un estrecho portillo en la pared medianera (estaca indicadora). Salimos de nuevo a un camino de carro y subimos por él. En los sucesivos cruces que iremos encontrando en el mismo, optamos siempre por la alternativa de la izquierda, siempre ascendiendo, nunca en bajada. A los 25 minutos llegaremos al punto donde se inicia el camino empedrado, escalonado y restaurado de las Voltes des Galileu.

En el caso que dispongamos de mas de un vehículo, tras dejar los de relevo en el coll de sa Bataia continuaremos con el resto hasta la urbanización de Son Masip, (Km. 22,800 de la carretera C-710 de Lluc a Soller), pasaremos 2 curvas (primero a la derecha y después a la izquierda) y tomaremos la primera desviación que encontramos hacia la derecha, aparcaremos el vehículo en la misma calle cerca de un camino en el que hay un cartel indicador del Gover balear.

Iniciaremos el itinerario subiendo por la empinada pendiente de cemento, junto al cartel del Govern Balear. Pocos metros después, ya en camino de tierra, pasaremos un portillo con la ayuda de una escalera de troncos, y algo más adelante llegaremos a una bifurcación, donde tomaremos la opción de la derecha.

Encontraremos una segunda bifurcación, en la que seguiremos por la izquierda (sentido ascendente). Llegaremos a una tercera bifurcación, después de una pronunciada curva a la izquierda, donde tomaremos la opción de la derecha, siempre en sentido ascendente. Finalmente, en la cuarta bifurcación, seguiremos por la izquierda. En cualquier caso, si surge la duda, siempre hay que tomar la opción ascendente.

Llegaremos a un punto donde el ancho camino que seguimos se transforma en un sendero de montaña recientemente restaurado. En este lugar, algo apartada del camino (derecha), podemos visitar la casa de neu de Son Massip.

El camino inicia una fuerte subida siguiendo el trazado de un antiguo camino denominado Ses Voltetes d'en Galileu que, gracias a una reciente restauración, no plantea problemas de seguimiento. A medida que vayamos ascendiendo trazando sucesivas lazadas, se nos irán abriendo amplias panorámicas de este sector de Tramuntana

Ganaremos rápidamente altura, hasta que el sendero sale del circo de acantilados por donde hemos subido (en este tramo conserva aún el empedrado), y describe una curva a la izquierda a la vez que se rellana sensiblemente. En este punto nos desviaremos a la izquierda, (postes indicadores), en una zona en repoblación. Colocándonos de espaldas al Puig Roig, nos dirigiremos hacia el lomo del Galileu que, de esta forma, nos quedará enfrente y a nuestra derecha a corta distancia veremos las casas de neu des Galileu, que a fecha de hoy se están restaurando, (merece la pena acercarse a ellas) Sea cual sea nuetra decisión hay que seguir por la GR-221 hacia el lomo del Galileu.

Por este camino camino, cruzaremos una zona cubierta de carrizo, prácticamente horizontal, en dirección a una pendiente, también con carrizo que tendremos, más o menos, enfrente.

Llegaremos a un punto en que el sendero se divide, tomaremos a la derecha (poste indicador de la GR), es el collado en la base del Puig d’en Galileu.

Cruzamos el collado al Sur y descendemos a la vaguada del Coll des Telègraf. En su cauce llegaremos a una bifurcación, con poste indicador giramos a la izquierda (justo por la parte contraria de lo que indica el poste) y, siguiendo los hitos que no debemos perder, ascendemos hasta desembocar el xcamino que subde desde Comafreda hasta el coll des Prat pasaremos junto a las cases de neu del Massanella. El Coll des Telègraf  lo habremos dejado a nuestra derecha sin pasar por el, de esta manera en un unos  30 minutos alanzaremos las cases de neu de Massanella en la que destara una columna rectangular de siporte en la parte interior de la casa, desde este punto  alcanzaremos unos 10 minutos el coll  des que reconoceremos por tener una larga pared medianera que lo cruza que parace estar echa con un tiralíneas. Es un buen lugar para tomarnos un descanso y reponer fuerzas. Pues es a partir de ahora que necesitaremos tener las piernas relajadas.

Ahora tardaremos unos 20 minutos en atravesar el collado y subir fuerte en línea recta, paralelos a la pared medianera que llevamos a la derecha, hasta llegar a la base de los paredones rocosos de la vertiente Norte del Massanella. Si nos fijamos bien, podemos vislumbrar en ellos, la línea que forma una cornisa que asciende de izquierda a derecha y que es nuestro próximo objetivo.

Algunos metros a la izquierda de la pared, hemos de localizar una ancha y fácil chimenea, por la cual hemos de trepar. Al finalizar la misma, seguimos subiendo un poco hacia la derecha. Luego el tenue senderillo (algunos hitos nos ayudarán) desciende unos metros, ahora ¡¡mucha atención!! a nuestra izquierda se inicia una chimenea, ésta no tan fácil, por la cual hemos de subir ayudándonos de las manos y los pies. Pero repito ¡¡mucho ojo!! porque unos metros más abajo de la misma, hay una segunda chimenea, en la cual, es fácil meterse y las pasareis canutas para superarla. Superada la chimenea correcta, seguimos a la derecha (Oeste) por la cornisa por un tramo fácil. Al rato la cosa se complica de nuevo, pues llegamos a un trozo muy aéreo y estrecho de la misma. Hay que vencer la tentación de evitarlo, subiendo por unas claras fisuras a nuestra izquierda. De subir por esas fisuras, de verdad que os jugareis el pellejo, pues más arriba de las mismas la cosa se pone muy difícil, y retroceder entonces es casi imposible. Así que hay que vencer el vértigo y cruzar el tramo aéreo en línea recta (son sólo unos metros). Subimos después verticalmente hacia un “paso” con una gran roca que parece que lo cierra. Sólo es de verdad algo difícil si la roca está húmeda. Y, una vez encima de la roca, lo que resta es muy fácil. En unos pocos minutos salimos a la cresta, muy cerca, a nuestra izquierda, de la cima del Massanella 1365 m. (si todo sale bien en 30 minutos habremos acabado el paso de la cornisa).

Si nos apetece, podremos dirigirnos a la cima sur del Massanella 1347 m.  que veremos coronada por un gran hito sur de nuestra posición y por donde pasa el sendero que sube desde el pas de s'Argento.

Bueno, ahora lo que nos resta es ya fácil, se trata de regresar por la vía “normal” por el Coll de Sa Linea. Desede la segunda cima vamos al Noreste hasta llegar a la zona de hitos y tomamos al Este sigiuiendo los hitos que son bien visibles en todo el trayecto, así iremos descendiendo  por la vaguada que hay entre las dos cimas del Massanella, siguiendo cualquiera de las líneas de hitos (hay incluso demasiadas). Al llegar a la parte baja de la misma, no hemos de ir a la izquierda (es otro itinerario, también válido, por las cases de neu) sino girar ligeramente a la derecha, hacia un gran mojón al que en unos 30 minutos llegaremos, lo levantó en su día el Foment de Turisme. Desde el mismo seguimos los hitos, más o menos en la misma dirección Sur, bordeando, a nuestra izquierda, la continuación de la vaguada que hemos descendido. En unos 16 minutos, siguiendo restos de sendero con tramos de escalones artificiales, construidos igualmente por el Foment, llegaremos a un rellano de tierra, en el que se haya la entrada a la Font de s’Avenc.

Desde la Font vamos al Este por terreno rocoso, cárstico, siguiendo los hitos. En 15 minutos mas el sendero discurre por terreno más blando, por el encinar, 6 minuto más y volvemos a atravesar un tramo rocoso. En 3 más entramos de nuevo en el encinar. Y enseguida pasamos junto a un gran mojón, donde confluye el itinerario antes mencionado, por las cases de neu. Nosotros seguimos en la misma dirección, ahora ya, por el antiguo camí de nevaters que, mediante algunas lazadas, nos bajará al Coll de Sa Linia al que llegaremos en unos 30 minutos de caminar.

Desde el collado, por ancho camino de carro, bajamos a la izquierda (Noreste), hacia Comafreda. A los 14 minutos, junto a una gran roca con una marca roja (hitos) es conveniente tomar un sendero, atajo, que sale por la derecha. Así en uno 10 minutos desembocamos en el camino que lleva a las Cases de Comafreda, y lo seguimos hacia la derecha. Un poco mas adelante hemos de saltar un botador (es el lugar donde suele colocarse el vigilante que cobra por pasar, aunque me parece que sólo está en las horas centrales del día; así que si pasamos de madrugada o muy caída ya la tarde, puede que no lo encontremos). Pasada la barrera  a los pocos minutos por la izquierda se inicia un atajo por donde se ve claramente que a corrido el agua, si esta transitable podemos tomarlo y nos dejara en unos 7 minutos en la carretera. Si no esta transitable o preferimos seguir por el ancho camino desde la barrera, a los 10 minutos, dejamos a la derecha el desvío a las Cases des Guix (Camí Vell). En 4 mas pasamos junto a la Font des Guix. Y enseguida llegamos a la carretera, muy cerca del Coll de Sa Batalla.

OTROS TEMAS DE INTERÉS

La casa de nieve de Son Massip se encuentra situada en el encinar a una altitud de 825 metros. A su alrededor encontramos un conjunto de bancales que, seguramente, tendrían la misión de favorecer la acumulación de la nieve. Como es fácil suponer, en otros tiempos el encinar no poseería, en esta zona, la frondosidad que hoy luce ya que en caso contrario la función de recogida de la nieve perdería toda su operatividad.

El camino denominado Ses Voltetes d'en Galileu, es de los denominados "de nevater", es decir, construido con el objetivo de facilitar el transporte de la nieve almacenada en los pozos, en nuestro caso la que se almacenaba en la casa de nieve d'en Galileu. Su construcción data probablemente de finales del siglo XVII, ya que han aparecido documentos que afirman que en 1692 un tal Antoni Catala, alias Galileu, se compromete a construir una casa de nieve en la Mola. El camino en cuestión tiene un recorrido de algo más de 1200 metros y salva un desnivel de unos 250 metros. El mal estado en el que se encontraba, hace tan sólo unos años, hacía impensable su recuperación, pero por una vez la administración pública y el sentido común se han aliado para recuperar una parte de nuestro patrimonio. Este camino forma parte de un ambicioso proyecto conocido como "Ruta de la Pedra en Sec", que enlazaría los dos extremos de la serra de Tramuntana, procurando, siempre que ello sea posible, seguir el trazado de antiguos caminos de herradura (caminos de poca anchura, aptos para el paso de animales de carga).

  

 El Grupo lo formaron:

Ixia,  Pedro, Javier  y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones