Para algunas personas leer poesía es declamarla,
remarcando bien cada una de las palabras.
Otras, por el contrario, prefieren gritarlas,
empleando la poesía como un instrumento para forjar la esperanza.

Hay quien elige un estrado para elevar la voz un poco por encima de los demás mortales.
Hay quien la lee muy bajo, como una confidencia sensitiva,
y le gusta hacerlo en un sitio recogido,
sentado junto al amigo a quien le está confiando sus versos.

Nuestro Rincón de la poesía queremos que sea todo eso.


Los últimos poemas que hemos puesto son éstos:


En una carpeta aparte tenemos:

Nuestra anterior antología de poemas.


Volver a la página anterior. 250305: