JOSEFINA ALVAREZ SORIANO
PINTORA EXPRESIONISTA

12 de abril de 1996

DIARIO DE NAVARRA

PERSONALIZAR EL ARTE RELIGIOSO

Coincidiendo con las fiestas de Pascua, cuatro estilos artísticos diferentes se han dado cita en la Sala de Cultura del Ayuntamiento de Burlada para reflejar una forma personal de entender el arte religioso.
Las pintoras Josefina Alvarez Soriano, María Teresa Martínez Ugalde y Marisa Mauleón Orzaiz y el escultor Juan Manuel Campos Mani recogen bajo el título "Presencia" un elenco de obras que intentan demostrar que "Dios está presente en todo. Se puede hacer arte religioso sin que aparezcan escenas de la vida de Cristo, partiendo de la naturaleza, de la vida real o de lo que llevamos dentro", según explica Josefina Alvarez.
Además de la sintonía espiritual, las tres pintoras navarras tienen en común la luz y la "música" de sus paisajes, realizados con un enfoque tan libre que como ellas mismas afirman, "en ocasiones sucede que podemos tener un mismo paisaje como fuente de inspiración, pero nuestra interpretación da lugar a pinturas totalmente diferentes".

Paisajes navarros

La temática del árbol se repite en los once cuadros de Marisa Mauleón que se encuentran en la Sala de Cultura, sobre todo hayedos en otoño o con nieve "porque la nieve me da paz, recogimiento y como soy una enamorada del silencio me atrae", señala. En el estilo realista de la pintora pamplonesa aparecen siempre connotaciones de fantasía, "porque hago confluir elementos que me gustan aunque en la realidad no estén unidos, por ejemplo cuando pongo una luz que he grabado en la memoria".
El marido de Marisa Mauleón, Juan Manuel Campos, ofrece en la exposición trece tallas de madera alusivas a Cristo y a la Maternidad. Con una gran fuerza de expresión y unas formas surrealistas, las figuraciones se representan en composiciones complicadas con las que el escultor aporta otro modo simbólico de expresar los sentimientos religiosos.
Josefina Alvarez presenta ocho pinturas coloristas de paisajes navarros "en los que busco la belleza, busco a Dios, porque me siento una contemplativa de la naturaleza", asegura. Colores limpios y luminosos, ritmos y armonías llenan los lienzos de esta profesora de arte. La primavera queda reflejada en casi toda su obra, como símbolo de la vida que nace, y en ella destaca el movimiento de los paisajes.
María Teresa Martínez, natural de Mañeru, intenta transmitir un mundo espiritual con sus pinturas de colores fuertes y formas geométricas realizadas intuitivamente. Según esta pintora, "la pintura transciende, te puede poner en contacto con otras realidades o por lo menos te hace cuestionártelas".

Teresa Sádaba

E-mail: josefina@basico.retena.es
Dirección: Plaza de los Fueros 5 1ºB, Barañáin (Navarra), España