Bienvenido a la página espiritual de Dios y de Cristo. En ella encontrarás la Verdad, ¡No! mi verdad, si no la Verdad que jamás el hombre admitió. La Verdad por la que Dios envió a su hijo al mundo y el mundo jamás entendió.

La Verdad que Cristo quiso enseñar para bien de todos los hombres, para que en ella vieran la Luz y no anduvieran en las tinieblas.

La Verdad  que Cristo trajo para alimento espiritual del hombre. La Verdad por la que el hombre habría de caminar en espíritu y en verdad.

"Nadie irá a mi Padre y gozará de la Luz espiritual verdadera, si no es por mí, por mis enseñanzas y porque comprenda que la verdad está en el verdadero mundo que yo os traigo, el verdadero mundo al cual yo estoy y pertenezco, al verdadero mundo que mi Padre creó desde el principio, al mundo de la Verdad espiritual del cual yo soy el Rey, ya lo dejé dicho "Mi reino no es de este mundo".

Todo aquel que me acepte en espíritu y en verdad, estará conmigo y yo con él".

La Verdad por la que Cristo fue repudiado, blasfemado, injuriado y maltratado y aún así los hombres le dieron muerte, pero una vez muerto, se dieron cuenta de la gran VERDAD de Dios.

Así queridos hermanos, no seáis como en aquellos tiempos, no caer en el error del mundo, abrir vuestros corazones a la Verdad que Cristo os dice en estas letras en espíritu y en verdad y en ellas alcanzaréis su Luz espiritual y la plenitud de vuestros espíritus al admitir y creer en la Verdad de su verdadero mundo espiritual.

                     

ENTRAR