©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Torre Picada

(Puerto de Soller)

12 de octubre del 2011

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Ficha de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Nos dirigiremos hacia el centro de Soller por el túnel de sa Mola de la izquierda, al llegar a la rotonda tomaremos dirección al puerto y al llegar a la calle Xaloc tomaremos a la izquierda, hasta el aparcamiento del Puerto que es gratuito, si hay sitio aparcaremos aquí, en caso contrario buscaremos algún lugar por los alrededores.

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, se puede afrontar con zapatillas de deporte.

Mapa: Alpina Tramuntana  Central E-25  1:25.000

Mejor época: cualquiera.

Distancia: 5,220 Subiendo: 2,88 Km.  Bajando: 2,31 Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 0,55 h. Bajando: 0,43 h. Parado: 0,39 h.
Total acumulado: 2,17 h.

Altura máxima: 148 m.
Altura mínima: 6 m.

Desnivel Acumulado: 166 m.    Media en %: 5,74

Velocidad media: 2,3 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica)

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

 

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas

  • La mayor dificultad la encontraremos en la orientación por las calles del Puerto

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Prologo:

Sa Torre Picada es un torre vigía levantada en el siglo XVII en los alrededores de Puerto de Sóller, Costa de la Atalaya, utilizada en sus orígenes para la defensa de la población y de toda la zona de los ataques piratas. Destacan sus magníficas vistas.

El origen de esta torre se remonta a la fracasada invasión de Sóller por las huestes del pirata berberisco Ochialí. El desembarco del año 1561 en Ses Puntes puso de manifiesto la necesidad de proteger este punto débil de las defensas del valle de Sóller.

Por este motivo, y después de numerosos intentos fracasados, en 1614 se inicia la construcción de una torre de defensa que tan solo se acabó y se artilló en el año 1623.

La torre es la de mayores dimensiones de la costa de Mallorca y formaba parte del sistema que, mediante humos durante el día y fuegos durante la noche, alertaba de la presencia de barcos enemigos. De este modo, de la torre picada se recibían y transmitían las señales de las torres de Na Seca, situada en el límite de Escorca, y de Sa Pedrissa, en Deià.

El edificio tiene dos pisos y techumbre. Antiguamente la planta baja estaba destinada a ser cámara para la guarnición y almacén, mientras que en la segunda planta se encontraban la cocina y la habitación del gobernador.

Al principio, la mitad que da al mar estaba destinada a los cañones y la otra mitad – la mitad que da a tierra – estaba tapada por un terrado.

Tras perder su función defensiva fue ocupada por los carabineros que trabajaban en la prevención del contrabando. Finalmente fue subastada y pasó a manos de particulares en el año 1875.

El último episodio bélico tuvo lugar durante la Guerra Civil, cuando fue destinada a la vigilancia aérea.

Descripción de la excursión:

Este corto paseo apto para cualquiera que quiera caminar una rato, nosotros lo iniciamos en el aparcamiento del puerto donde dejamos el vehículo, tomamos la calle del Canonge Oliver en dirección Norte, esta calle pronto describe  una curva a la izquierda y comienza una pendiente fuerte enlazando con la ultima calle del puerto llamada Camí des Cingles, sigue trazando curvas, unas mas cerradas y otras menos y nos lleva a pasar por una mole hotelera (hoy en construcción, va a tratarse del único hotel de Europa de 7 estrellas) aunque no creais que esto me alegra, pues los petrodolares lo que han conseguido con este hotel es cerrar el antiguo y amplio camino que por el bosque subía hasta la torre picada, así que no nos queda ahora mas remedio que seguir el asfalto, hasta este punto desde el inicio habrán trascurrido 21'.

Caminamos ahora 10' mas y llegaremos a una bifurcación por la izquierda, el camino que nos ha traído hasta aquí ahora describe una curva en forma de "U", por donde al regreso continuaremos, pero ahora de lo que se trata es de tomar la bifurcación a la izquierda donde el ascenso se pronunciará un poco mas que hasta ahora. En 19 minutos desde que hemos tomado la bifurcación hemos de dar de frente con una barrera cerrada, pero que por la derecha y subiendo un par de escalones tiene un paso peatonal (en la columna si nos fijamos veremos una flecha con la inscripción "TORRE"  único y rudimentario indicador en toda la ruta.

Salvado el botador el camino continua ya sin perdida hasta la torre picada, que no veremos prácticamente hasta que lleguemos, aunque  nos avisará de la llegada dos columnas que forman un amplio portillo sin barrera.

Un poco antes habremos visto una amplia bifurcación a la izquierda en la que clavados en dos grades pinos (uno a cada lado del camino) nos avisan de propiedad privada y se prohíbe el paso, este era el antiguo camino que traía a la torre picada y que aunque parezca que podemos transitar por el sin impedimentos, de hacerlo al final del descenso estaremos encerrados por una verja y el mismo hotel, por lo que no recomiendo el intento de descender por esta vía.

Una vez lleguemos a la torre Picada, habremos tardado desde la barrera 16', podremos deleitarnos con la majestuosas vistas que desde aquí tenemos, vale la pena ir a ambos lados de la torre y bajar un poco por la parte derecha según llegamos, hasta una pequeña explanada.

Una vez visitado el lugar podemos regresar al punto de inicio, para ello lo haremos por el mismo camino de ascenso durante 10' mas o menos hasta la bifurcación que baja al hotel, justa al pasarla si prestamos atención veremos una senda que es un buen atajo y que nos bajará directamente hasta la barrera con el paso peatonal en 3'.

Desde la barrera descenderemos por el camino asfaltado hasta desembocar en camino asfaltado por la que subimos hace un rato, pero en vez de tomar a la derecha,  ahora seguiremos recto en descenso, este camino asfaltado (Camí de s'Illeta), enlaza con la calle Bélgica que seguiremos por la parte izquierda, para de nuevo enlazar con la avenida 11 de mayo y llegar a una rotonda que dejándola a nuestra izquierda la sobrepasaremos y girando en la primera calle a la derecha nos llevará al aparcamiento del Puerto, donde tenemos aparcado el vehículo.

Nosotros finalizamos la mañana, habiendo encargado en el refugio de muleta la comida, una opción económica de no tener que cargar con la comida, hasta allí nos desplazamos con el vehículo y tras una buena comida uy unos cafés, regresamos a Palma dando por finalizado el paseo de hoy.

 El Grupo lo formaron:

Adriana, Maria, Yolanda, Javier y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones