ESCALONA DEL PRADO (Segovia)


Una reliquia de Escalona del Prado  es el objeto estelar en una muestra que el Museo Diocesano de Lérida inauguró el pasado 30de junio del 2.004.
Se trata del relicario del lignum crucis,en cuya base se encuentran, a su vez, unos hilos atribuidos al primer pañal del Niño Jesús. Según las investigaciones de Vidal Vidal, un prestigioso escritor y ensayista catalán, es el único,fragmento autentificado que queda de una reliquia perdida, el Santo Pañal, protagonista de una historia novelesca.
Hasta no hace mucho, las reliquias eran verdaderos objetos de culto, de valor incalculable y que daban la medida de la importancia y poder de una parroquia.  Lo más de lo más era  contar con algún objeto atribuido al propio Jesucristo y, a poder ser, que hubiera estado en contacto con el cuerpo del Mesías. Entre estos se,encontraba el Santo Pañal, una reliquia procedente, según la tradición, de Constantinopla. De ahí pasa a manos de  Saladino, quien se la regala al rey de Túnez. Hasta aquí la leyenda, que parece calcada del Baudolino  de Umberto Eco.
En tiempos de Jaime I se entabla un pleito contra un mercader catalán, a quien  el rey moro acusa de haber robado la reliquia. A la muerte de la  esposa del mercader se descubre  el Santo Pañal, que pasa a ser custodiado por la Catedral de Lerida y deviene una de las reliquias más veneradas de Cataluña. 
Se trataba de un lienzo de dos  palmos por dos palmos que se exhibia ante miles de peregrinos  dos veces al año y al que se, atribuían poderes para aliviár los partos (Fernando VII lo mandó trasladar a Madrid para evitar coplicaciones en el nacimiento de Isabel II) así como el prodigio de ser inmune al fuego (salió indemne de dos incendios). 
En verano de 1936, milicianos anarquistas y comunistas desencadenan en Cataluña una sangrienta persecución religiosa que culmina con la quema de todas las iglesias leridanas, entre ellas la Catedral. Parecía que ésta vez la los poderes ignifuos no habían servido de nada, hasta que con la victoria de Franco se descubre que anticipandose al desastre, funcionarios de la Generalitat habían depositado el Santo Pañal en el Banco de España, En 1938,un día antes de que las tropas Nacionales tornen. la ciudad, un enigmático personaje se personó en el banco y retiró la reliquia.
Desde entonces nada se ha vuelto a saber pese a las pesquisas de devotos e investigadores. "Hace un año, Vidal Vidal se presentó en la iglesia quería ver el lignum crucis. Fue entonces cuando supe que una pequena reliquia que había en el, relicario era el fragmento que quedaba del Santo Pañal” explica el parroco de de San Zoilo, en Escalona del Prado; Alberto García.
Hay muchos lignum crucis. Se dice que con todas las astillas existentes podrían hacerse decenas de Gólgotas. Al igual que ocurre en Zamarramala o Paradinas, en Semana Santa se procesiona el lignum de Escalona. 
La particularidad de este relicario es que forma parte del legado de Fray Pedro de la Cruz, juntamente con la réplica de la Sábana Santa de Escalona. "En el cofre,donde se guarda hay una carta de mediados del siglo XVII que explica sin lugar a dudas que adjunta un pequeño fragmento del Santo Pañal", explica el párroco.Según la invéstigación de Vidal Vida publicada por el diario Segre,Felipe IV fue obsequiado con un fragmento del Santo Pañal a su paso por la, capital catalana.
El fragmento fue posteriormente cedido al Conde de Peñaranda, quien se lo dio a Fray Pedro de la Cruz, que a su vez y por último lo donó a la parroquia de Escalona.El padre Angel volvió a Segovia desde Mozambique hace dos años. Se le nota incómodo cuando habla de las reliquias. Los abusos cometidos en el pasado las han terminado por arrinconar en las sacristías.
Cabe reconocer que sobre, verdaderas supercherías, y posiblemente mente el Santo Pañal no sea una excepción, se han edificado estrafalarias devociones, lo que, no quita para que éstas mismas devociones hayan acabado por arraigar en la historia de los pueblos y convertido en detonantes de un sincero sentimiento religioso.
Es el caso de la reliquia de Escalona, que tras diversas gestiones entre los obispados de Segovia y Lérida se ha convertido en el objeto central de la muestra "El entramado de una reliquia: El Santo Pañal".


Publicado en el Adelantado de Segovia el 5 de Julio del 2.004