San Juan Evangelista

 

La Cofradía ha tenido dos imágenes de San Juan a lo largo de su historia, la primera del S. XIX realizada por Sánchez Tapia y la actual que sustituyó al anterior, y es obra del escultor Don Juan González Moreno, fechada en 1952.

 

La imagen está tallada en madera policromada y estofada, con unas medidas 1’85 x 0’58 x 0’86 x 0’81 metros y representa al joven y apuesto apóstol caminando con elegancia y compostura envuelto en majestuoso manto, que lo porta con elegancia. Su rostro de marcadas facciones, expresa melancolía y meditación. El con una mirada penetrante que se pierde en la lejanía del pensamiento. El cabello oscuro es ondulado y negro, y por sus mejillas derrama unas lágrimas. El escultor González Moreno se alejó muchísimo del prototipo salzillesco, creando una imagen distinta y continuando la estela de sus obras inspiradas en la escuela vallisoletana y las encarnaciones y policromías mates con tonalidades sin brillos.

 

Hasta finales de los años noventa, llevaba este San Juan una palma en la mano diestra como símbolo inequívoco del apóstol pero que ha sido suprimida recientemente. Viste túnica de color verde, manto encarnado y cíngulo ceñido a la cintura dorado. Esta la segunda imagen en la apóstol Cofradía del Santo Sepulcro, es ejecutada por el propio González Moreno, que dejó de procesionar desde años 1969 hasta 1976 debido a ciertas situaciones polémicas, por lo que se tomó este difícil doloroso acuerdo la junta directiva, bajo la presidencia de Don José Carmona Ambit hasta que fuera nombrado un nuevo cabo de andas acompañado por una con su nueva dotación para el paso.

Texto y fotografías aportados por Antonio Barceló.

Volver a la página principal de González Moreno