Antonio Sureda Milan

Up Cova de Can Sion Prev Next Slideshow

« | < | 61 | 62 | 63 | 64 | 65 | 66 | 67 | 68 | 69 | 70 | 71 | 72 | 73 | 74 | 75 | 76 | 77 | 78 | 79 | 80 | > | »

 Imagen anterior  Imagen siguiente  Índice
Can_Sion-131.JPG - Una estalactita (griego "Σταλακτίτης", stalaktos, gota) es un tipo de espeleotema que cuelga del techo o de la pared de una cueva caliza. Las estalactitas se forman por la deposición de carbonato cálcico y otros minerales, los cuales precipitan en soluciones de agua mineralizada. La formación correspondiente en el suelo es conocida como estalagmita. Si pasa el tiempo suficiente, estas formaciones se convierten en una columna o en un pilar. Toda estalactita comienza a crearse con una simple gota de agua mineralizada. Cuando la gota cae, deja detrás de ella un fino reguero de calcita. Cada gota sucesiva que se forma y cae deposita otra pequeña capa de calcita. Finalmente, estas capas forman un estrecho tubo (0,5 mm). Estos pequeños tubos pueden crecer bastante pero son muy frágiles. Si un gran número de gotas se depositan sobre este tubo se produce la estalactita, con la familiar forma cónica. La misma gota de agua que cae de la punta de una estalactita deposita más calcita en el suelo, resultando finalmente una estalagmita redondeada o cónica. A diferencia de las estalactitas, las estalagmitas nunca empiezan como estrechos tubos. Las estalactitas y estalagmitas pueden formarse en techos y suelos de hormigón, aunque se forman mucho más rápido en el ambiente natural de una cueva.

Una estalactita (griego "Σταλακτίτης", stalaktos, gota) es un tipo de espeleotema que cuelga del techo o de la pared de una cueva caliza. Las estalactitas se forman por la deposición de carbonato cálcico y otros minerales, los cuales precipitan en soluciones de agua mineralizada.  La formación correspondiente en el suelo es conocida como estalagmita. Si pasa el tiempo suficiente, estas formaciones se convierten en una columna o en un pilar. Toda estalactita comienza a crearse con una simple gota de agua mineralizada. Cuando la gota cae, deja detrás de ella un fino reguero de calcita. Cada gota sucesiva que se forma y cae deposita otra pequeña capa de calcita. Finalmente, estas capas forman un estrecho tubo (0,5 mm). Estos pequeños tubos pueden crecer bastante pero son muy frágiles. Si un gran número de gotas se depositan sobre este tubo se produce la estalactita, con la familiar forma cónica. La misma gota de agua que cae de la punta de una estalactita deposita más calcita en el suelo, resultando finalmente una estalagmita redondeada o cónica. A diferencia de las estalactitas, las estalagmitas nunca empiezan como estrechos tubos. Las estalactitas y estalagmitas pueden formarse en techos y suelos de hormigón, aunque se forman mucho más rápido en el ambiente natural de una cueva.
Total imágenes: 81       |       Actualizado el: 12-11-06       |       La Gruta de Socay       |       Amigos de S.F.M.       |       Ayuda
Calcula los usuarios online de tu web o blog