Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

 Cova de Can Sion

 (Pollensa)

12 de noviembre del 2006

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Sin Track

Guía de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario:

Situación: Pollensa.

Inicio de la excursión:  Tomaremos la carretera de Palma Alcudia desviándonos hacia  Pollensa, pasaremos por la ermita de Crestax y al llegar al desvió de Campanet, lo tomaremos a la izquierda, (este es Camí Vell de Campanet) como veremos indicado en un cartel de madera, también veremos en este punto otro indicador para dirigirse al agroturismo de "Can Guillo", en este punto tendremos la precaución de poner el parcial del cuenta Km, a "000", transcurridos  3,400 kms. llegaremos a un cruce de caminos, tomaremos a la derecha (a la izquierda va al agroturismo, de frente nos llevaría a Campanet).

A unos 300 m. observaremos una gran limón a modo de escultura dentro de la finca a nuestra derecha, enseguida aparecerá un desvió a la derecha que deberemos tomar y que nos hace transitar ya, por las propiedades de Can Sion..

Trascurridos unos 600 m. desde que entramos en la finca, llegaremos a una edificación de reciente construcción para aperos de labranza de grandes dimensiones pintada de color veis, donde hay sitio  para aparcar, tanto delante como si pasamos a su parte posterior.

 

Material

Calzado: Se puede afrontar a partir de unos tenis, pero es recomendable botas antideslizantes ya que la cueva siempre esta húmeda y resbaladiza.

Ropa: la que el día aconseje

Iluminación: hay que ir provistos de linternas o frontales para mayor libertad de las manos y a poder ser un buen foco.

Otros materiales: no esta de mas llevar alguna cuerda, por si fuera necesaria.

Altitud máxima: 324 m.

Desnivel: 194.

Acumulado: 218 m.

Tiempo: unas 2 horas, mas el tiempo que permanezcamos dentro de la cueva.

Origen: Kárstico

Recorrido: Horizontal.

Profundidad: 100 m.

Aprovisionamiento: Llevar agua suficiente.

Mejor época: Cualquiera.

Acceso: Lo mejor en coche propio.

Cartografía: Sig Pac / Google Eart

Coordenadas geográficas: Si

Coordenadas UTM: si

 

Recorrido.

Hay que decir que esta excursión se transita  por las tierras de la "possessio de Can Sion" que son terrenos privados, por lo que se hace necesario obtener permiso para el acceso a la cueva. A fecha de marzo del 2013 se ha colocado una barrera y no se puede pasar salvo que el dueño de la propiedad conceda el permiso oportuno. 

Una vez aparcado el vehículo de forma que no cause molestias para las labores normales de la finca, retomaremos el camino que continua ascendiendo hasta un portillo de piedra, (observar atención en este portillo) veremos que al sobrepasarlo entramos en un encinar y frente a nosotros hay una senda que no debemos tomar,  deberemos en este punto girar 45º a nuestra derecha y seguir pegados a la pared de piedra seca, pronto nos daremos cuenta que es nuestro camino. iremos descendiendo ligeramente al principio,  y llaneado posteriormente  hasta llegar a un torrente que cruzaremos, retomando el sendero que trascurre paralelo al torrente por su lado oeste.

Caminaremos unos minutos y cruzaremos por segunda vez dicho torrente y a partir de de este punto iremos  alejándonos del mismo, al tiempo que caminaremos por un frondoso y húmedo  encinar, encontraremos madroñeros y algún que otro pino .

Observaremos si estamos al tanto los "rotlos de sitja" (carboneras típicas mallorquinas) y  un semiderruido horno de cal, un poco apartado del camino.

Después de cruzar el torrente por segunda vez, llegamos a un cruce del caminos, en el que debemos tomar hacia la derecha en continuo poro leve ascenso.

Cuando veamos de nuevo aparecer el torrente por nuestra derecha, es justo donde el camino adquiere mas desnivel caminaremos ahora paralelos a el durante un tiempo hasta tener que cruzarlo de nuevo unos 20 minutos desde el  del cruce del camino.

Nada mas cruzar el torrente veremos un pino caído que nos dificultará el paso, lo salvaremos como mejor creamos para proseguir por el camino que sigue aumentando aun mas su desnivel, hasta llegar al punto mas alto de esta ruta, unos 13 minutos desde el pino caído. A partir de este punto descenderemos ligeramente para luego ya sin desnivel apreciable  llegamos súbitamente al final.

Desde donde acaba el camino deberemos ahora localizar un grupo de pinos, miraremos hacia bajo  y un poco hacia la izquierda en el que uno de ellos mucho mayor y de copa redondeada es el que nos interesa, ya que en su base esta la entrada a la cueva. Desde aquí  descenderemos por un pequeño deslizadero de piedras en el que si prestamos atención se ha formado una estrecha senda que nos adentra en el bosque y tras bajar en la dirección del pino, pronto podremos ver la boca de la cueva.

Tardaremos unos 5 m. en llegar a la cueva desde el camino, no debemos tener mayor problema para encontrarla.

A esta cueva teniendo la precaución que se requiere en estos espacios se puede visitar casi toda ella sin necesidad de cuerdas, no ofrece mucho peligro aunque la precaución a los resbalones nunca esta de mas y sobre todo no molestar a la pequeña colonia de murciélagos que viven en la misma.

Una vez visitada la cueva regresaremos por nuestros pasos hasta los vehículos.

 

Nada más acceder a la cueva encontraremos una gran sala donde en la entrada podremos dejar las mochilas para entrar mas cómodamente al interior . Esta sala se encuentra repleta de estalactitas y estalagmitas así como de múltiples columnas al igual que el resto de la cueva.

Veremos una especie de gran concha marina que parece una fuente construida a propósito.

La entrada a la cueva se encuentra en la parte superior de la misma por lo que descenseremos progresivamente acelerándose la pendiente según se avanza.

Como toda  cueva  o medio natural  lo trataremos con el máximo respeto y no molestaremos a los pequeños murciélagos que la habitan.

 

Calidad

En esta cavidad se encuentran los coleópteros Henrotius jordai y Duvalius ferreresi y el dipluro Plusiocampa fagei, todos endémicos. El hábitat subterráneo tiene una gran importancia biológica en Baleares al actuar como hábitat refugio para muchas especies de invertebrados troglobios. Algunas de estas especies son endemismos muy localizados y algunas son verdaderas especies relictas del Terciario, que han sobrevivido a los cambios climáticos en este ambiente donde la humedad y la temperatura se mantienen casi constantes.

Por otra parte los Quirópteros utilizan muchas de estas cavidades como áreas de reposo e invernada.

La información de calidad pertenece a Red Natura 2000.

 

Formamos el grupo:

Feminas

Maria, Yolanda Diaz, Adriana, Yolanda Moyano, Krystin, Cati, Marga.

 

Hombres

Toni Sureda, Toni Oliver, Javier, José (Bolli), Carlos, Diego, Demetrio, Daniel, David y Kico,  finalizamos sin novedad esta excursión.

 

 Agradecimiento especial a José Bermejo, Web master de Mallorca Verde del cual se han obtenido los datos necesarios y mas importantes para muchas de las rutas por las cuales transitamos.

 T. Sureda

 

Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones