©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Penyal d'Honor

(Comuna de Buñola)

20 de octubre del 2004

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

Descargar Track

   
 

Guía de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Cementerio de Bunyola

Guía: Antonio Sureda

Material: La ropa que el día aconseje, botas de montaña. Tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en poco tiempo.

Mapa: Alpina Tramuntana  Central E-25  1:25.000

Mejor época: cualquiera, siempre que no haga calor.

Distancia: 12 km. aprox.

Altura máxima: 813 m. (Penyal d'Honor)
Altura mínima: 180 m. (cementerio de Bunyola)

 

Recomendaciones:

  • Es aconsejable dejar el coche en el aparcamiento del cementerio en el Km 8 de la carretera de Santa Maria a Bunyola.

  • Llevar agua abundante en días de calor.

  • No abandonar el camino si no se conoce la zona

Descripción de la excursión:

Desde el cementerio nos dirigiremos al centro del pueblo, subiremos por la calle situada frente a la fachada de la iglesia, la cual nos conduce hasta otra calle escalonada, la calle de la Lluna, por la que subiremos hasta llegar a una tercera calle, la de Orient, que seguiremos hacia la derecha. Dejaremos a la izquierda una calle asfaltada, una calle escalonada, y al llegar a una segunda calle escalonada el “Carreró de sa Comuna”, nos desviaremos a la izquierda.

El Carreró de sa Comuna sube describiendo sucesivas curvas, hasta que se convierte en un camino sin asfaltar. Este camino atraviesa un portillo con una gran barrera metálica, punto en el que nos desviaremos a la izquierda por un sendero más estrecho, que está indicado con un círculo rojo pintado en la pared. Esta desviación está en un punto donde el camino, que nos ha conducido hasta aquí, realiza una clara bajada por una pequeña pendiente de cemento.

El sendero que hemos tomado pasa por unos terrenos de cultivo, después se adentra en un pinar, pasa junto a un horno de cal, después junto a un antiguo aljibe y llega finalmente a un pequeño collado. Poco antes de llegar a él, nos fijaremos en una clara desviación que veremos a la derecha. Está indicada con un pequeño cartel donde se lee "Camí des Grau", y también con unas marcas de pintura.

Tomaremos esta desviación, la cual se dirige en principio hacia los acantilados, para después ir ganando desnivel. Si el bosque nos lo permite, podremos contemplar algunos de los relieves característicos de Bunyola (Panorámica 15). 

Más adelante, el camino se rellana sensiblemente y se une con otro camino, de trazado más evidente, que seguiremos hacia la derecha, es decir, en sentido ascendente. Pocos metros más adelante veremos un cartel donde se lee "mirador" (izquierda) y "Camí des Grau" (derecha). Ésta última será la opción que seguiremos.

El camino nuevamente se rellana, mientras que el pinar va transformándose en encinar. Llegaremos a un punto en el que nuestro sendero se une a otro camino, más evidente, a la altura de un horno de cal. Se trata del antiguo trazado del camino de sa Comuna (en el corte topográfico figura como camino viejo), el cual seguiremos hacia la izquierda, siguiendo la indicación de una marca de pintura roja que tendremos enfrente. Pasaremos junto a otros dos hornos de cal y llegaremos a un cruce de tres caminos. Nosotros seguiremos el de la derecha, para lo cual deberemos hacer un giro de casi ciento ochenta grados.

A una cincuentena de metros toparemos con una nueva bifurcación en un punto donde hay un depósito de agua. Podemos seguir cualquiera de las dos opciones, ya que ambas conducen, al cabo de unas decenas de metros, al actual camino de Sa Comuna, el cual seguiremos hacia la izquierda, siguiendo una indicación en la que se lee "Cas Garriguer" si queremos parar allí, pero si nuestra intención es alcanzar la cima del Peñal d'Honor deberemos tomar el camino de la derecha indicado como Peñal d'Honor, cruzaremos un portillo con barrera y seguiremos ascendiendo por un evidente camino dejaremos un desvío a nuestra izquierda y continuaremos por el mismo camino y trascurrida una h. aproximadamente llegaremos a una parte del camino que se divide en 2 el de la derecha menos evidente, el de la izquierda que sigue en ascenso, de seguirlo nos llevaría de regreso a Cas Garrigue, pero justo en esa desviación si miramos a nuestra izquierda veremos un sendero que asciende mascado por algunos hitos y en su comienzo clavado en un árbol el indicador muy viejo en el que se lee de nuevo "Peñal d'Honor.  el descenso a Buñola podremos hacerlo por diferentes itinerarios, pero yo os recomiendo  que regreseis por el mismo camino hasta la encrucijada de Cas Garriguer, Cami des Grau (el que hemos usado para subir) y la pista forestal, desde aquí nos dirigiremos a Cas Garriger, donde hay un merendero provisto de mesas y fogones, Frente a la casa hay una cisterna cerrada con candado y si miramos en direccion Sur veremos un pozo cerrado por un porton verde si nos dirigimos hacia el estaremos tomando el camino de regreso aconsejado por Sa Coma Gran.

Cruzaremos un portillo con barrera metálica adentrándonos en un magnífico ambiente de bosque. El camino, que en principio aprovechaba el fondo de la vaguada, desciende ahora por su pendiente izquierda.

Más adelante cruzaremos un portillo y saldremos del encinar para entrar en zona de cultivo y, algo más abajo, dejaremos a la derecha las casas de Can Fundo.

Siguiendo nuestro descenso, dejaremos a la derecha Sa Cova, una curiosa construcción que aprovecha una cavidad de la roca.

Llegaremos a Ca Na Moragues, cruzaremos un portillo y dejaremos el camino de la izquierda para seguir el que va girando a la derecha en descenso.

Este camino, ya sin problemas, nos conducirá hasta la carretera que enlaza Bunyola con Santa Maria, la cual utilizaremos para regresar al punto de partida de este itinerario.

 

OTROS TEMAS DE INTERÉS

El topónimo "Comuna" aparece de forma frecuente en la geografía mallorquina. Encontramos comunas en Alcudia, Algaida, Andratx, Camapanet, Fornalutx o LIoret. Por ello creemos interesante explicar su significado.

Una comuna es una extensión de terreno que pertenece, como bien patrimonial, a los habitantes del municipio, lo cual no deja de ser interesante en una comunidad como la nuestra, en la que la propiedad privada representa un gran handicap a los excursionistas.

Hay comunas de bien de propios y las hay de bien comunal. En el primer caso, los beneficios obtenidos de la explotación se utilizaban para cubrir los gastos de los servicios municipales, mientras que en el segundo caso, el terreno se destinaba al aprovechamiento directo y gratuito por parte de los vecinos del municipio.

En otros tiempos, el ayuntamiento de Bunyola subastaba anualmente la explotación forestal, la caza y las zonas de pastoreo. Los beneficios obtenidos de esta forma, se destinaban a obras públicas sin que ello supusiera una carga económica para la población del municipio. De todos los aprovechamientos, sin duda el más importante era el forestal, para lo cual se realizaron subastas hasta mediados del siglo XX.

Hoy en día, la comuna de Bunyola tiene una extensión de 789 hectáreas y tiene una función principalmente de conservación y ocio. De todos modos, anualmente se subastan un centenar de puestos de caza para la modalidad de "caça a coll".

En 1789 a la comuna de Bunyola se anexionó la comuneta de Orient Un real decreto de 1822 permitió que ésta última pasara a manos privadas.

 

(Extraido del libro 25 excursiones por las montañas de Mallorca de Lluis Valcaneras, la parte referente a la subida al Peñal d'Honos escrito por Socay )

 

 El Grupo lo formaron:

Maria, Toni y Lucio

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones