©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Camí des Cingles de Son Rul.lan

 y Castell des Moro

(Deià)

07 de noviembre del 2009

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

Descargar Track

   
 

Guía de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: En el Km. 63,9 de la carretera C-710 de Deià a Valldemossa (detrás del Hotel Molins)

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña. Tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.

Mapa: Alpina Tramuntana  Central E-25  1:25.000

Mejor época: cualquiera, siempre que no haga calor.

Distancia: 15,200 Km.   Subiendo: 7,200 Km.    Bajando: 8 Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 4:02 h.     Bajando: 3:09 h. Parado: 0:43 h.
Total acumulado:
7:55 h.

Altura máxima: 926 m.
Altura mínima: 121 m.

Desnivel Acumulado Subiendo: 989 m.    Bajando: 987 m.    Media en %: 13,68

Velocidad media: 2.1 Km./h.

Recomendaciones:

  • Siempre recomiendo llevar agua propia (mejor isotónica) independientemente de si hay o no fuentes en el itinerario.

  • No lleveis perros y mucho menos sin bozal y sueltos.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

Google Maps

 

 

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas

  • La mayor dificultad la encontraremos en tomar los desvíos correspondientes.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Prologo:

Deià, a 28 Km. de Palma por la C 710, es un municipio situado en la vertiente noroccidental de la Serra de Tramuntana. Limita con los términos municipales de Sóller, Bunyola y Valldemossa. El topónimo de Deià, proviene del periodo de dominación islámico (siglos X-XIII), y deriva de la palabra árabe “ad daia”, que significa “llogaret”.El valle sobre el que se asienta esta localidad, fue habitado ya desde la prehistoria, como así indica los restos arqueológicos encontrados. Entre ellos, destaca la “Cova de Betlem”, el conjunto de cuevas de Son Gallard, y los restos del “Castell des Moro”. En la época romana se introduce el cultivo del olivo. Pero no es hasta la llegada de los musulmanes, cuando Deià adquiere su fisonomía actual. Se empiezan a construir los típicos bancales, y se crea un sofisticado sistema de riego y drenaje, que en muchos casos ha llegado hasta nuestros días. Con todo ello, surge una próspera horticultura. En el periodo de dominación islámico, la pequeña alquería de “ad adaia”, perteneció al juz’ de Bunyula-Musu. Tras la conquista catalana y según el “Libre del Repartiment de Mallorca” (1232), la Vila de Valldemossa (que en aquellos tiempos incluía a Deià), fue concedida al Comte del Rosselló, Nuño Sanç. Deià obtiene su independencia de Valldemossa en 1.583.

Descripción de la excursión:

La ruta se inicia en Deià por el conocido Camí des Cingles de Son Rutl.lan, en teoría el tramo del GR 221 que une Deià con Valldemossa. Y comienza por detrás del Hotel Molins, en el Km. 63,9 de la carretera de Deià a Valldemossa, a unos 07’ hay un aparcamiento, también podemos aparcarlo en las inmediaciones del inicio, en una calle que desciende hacia el pueblo. Nuestro camino, al inicio asfaltado, asciende mediante un par de zigzag por zona urbanizada, hasta que  poco antes de llegar a Ca'n Borras  se desvía a la izquierda convirtiéndose en un antiguo y camino empedrado (habremos tardado unos 18 minutos), 7 minutos mas y deberemos saltar una barrera formada por un tubo galvanizado y 2 pales de los de obra, seguimos por el empedrado camino en 2 minutos mas debemos prestar atención para no pasarnos un sendero cubierto de vegetación que es el viejo camino empedrado que sube al Castell des Moro, el acceso a el mismo es arto complicado, si llevais niños no los subais, 17 minutos mas arriba, debemos llegar a la Caseta de Ses Rotes donde veremos una bonita pica picada en una roca y la caseta, (este es un buen sitio para merendar), 2 minutos mas y estaremos en la Font de Ses Rotes que rara vez mana. Desde la fuente seguimos ascendiendo por el camino a la derecha (W), hasta llegar  al Portillo de Son Rutl.lan trascurridos unos 15 minutos (desde el inicio de la ruta si no hemos parado habremos tardado 1:18 h,. no debemos de atravesarlo, así que lo  dejaremos a la derecha y proseguiremos hacia la izquierda (S). en unos 5 minutos dejamos a la izquierda un desvío que baja en el que unas ramas cortan el paso. Pasaremos pronto un horno de cal que dejaremos a la izquierda y proseguiremos por el camino principal, tras dos curvas consecutivas, llegaremos junto a una gran pica excavada en una roca a nuestra izquierda al borde del camino, seguimos el camino en ascenso,  veremos pronto una bifurcación que va al NW (es el camino por el que regresaremos), nosotros seguimos al S, la pendiente se va acentuando y vamos trazando lazadas, hasta que llegamos a un partea mas despejada donde veremos un mar de rocas,  hasta aqui habremos tardado 2:50 m. desde el inicio. Caminamos 20 minutos ahora sin perder de vista los hitos y siempre ascendiendo desembocaremos en el Camí de S'Arxiduc, lo tomamos a nuestra derecha (estamos en el punto culminante de la ruta (925 m.).

Desde este punto y siguiendo ahora el Camí de S'Arxiduc comenzamos el descenso, las vistas si no hay niebla son impresionantes desde esta altura, descendemos 20 minutos y prestamos atencion ya que en una curva cerrada del camino  en la cota 833 m. veremos que una tira de piedras corta un sendero, lo debemos seguir y dejar momentáneamente el camino si queremos visitar la Ermita Guillem.

 "La cueva del Ermita Guillem, conocida antes también como la ermita de Son Moragues, con este nombre la llama el Archiduque en 1880 en su magnífica Obra Die Balearen. El ermitaño Guillem de San Pau, vivió muchos años en esta cueva y murió como persona santa en el año 1635 en el Hospital General, los ermitaños de la Trinidad conservaron su cráneo a la ermita de la Trinidad en Valldemossa. Esta cueva también fue habitada por otros ermitaños no tan conocidos, como fue Antoni de Sant Pau Ferrer, natural de Alaró y que murió en 1693, autor de la obra Mallorca hermética que "fue perseguido de los demonios y repetidas veces azotado por ello".
La cueva tiene un cercado de pared seca de 20 m. de largo por 17 m. de ancho. al fondo del recinto tenemos la entrada y antes a nuestra izquierda encontramos los restos de una capilla. En el interior de la cueva hay un aljibe y un pequeño altar.
Hace unos años si hicieron unas pequeñas reformas (se Instalaron unas ventanas) y se rebautizó con el nombre de la ermita de la Hesychia (lugar donde se practica la Hesychastic, práctica formal que tiene cierta semejanza con la oración o la meditación mística en religiones orientales (budismo, hinduismo, el jainismo y el sufismo, en comparación con el yoga), aunque esta similitud es a menudo más popular a hacer hincapié en las cuentas reales y rechazado por los profesionales de la Ortodoxa Hesychasm. La práctica puede implicar posturas específicas del cuerpo y estar acompañadas de patrones de respiración muy deliberada. Sin embargo, estas posturas corporales y los patrones de respiración son tratados como secundarios por los médicos modernos Athonite de Hesychasm (por ejemplo, los ancianos de Efraín Katounakia, p. 114 [edición griego]) y por los textos más antiguos en el Philokalia (por ejemplo, sobre los dos métodos de Oración de San Gregorio del Sinaí), el énfasis está en la función primordial de la increada de Dios Energías.

El camino del Archiduque Constituye una buena muestra de la ingeniería vial popular, su anchura es de 1'50 m. hasta los 2 m. El señor Gaston Vuiller que escribía del Archiduque en el año 1890 dice "El Archiduque quiere conservar en esta naturaleza toda su poesía y todo su honor; se han abierto caminos en la roca viva, para admirar desde el abismo hasta el mar. ..".

 Dejamos la ermita  justo enfrente veremos un portillo donde arranca un sendero que en pocos minutos nos lleva a enlazar con el Camí de S'Arxiduc, ahora un descenso rápido nos deja en un collado con unos bancos de piedra "Coll de Son Gallard", donde rodeando un "coll de torts" tomaremos el camino que desciende por la vaguada, es una ancho camino de carboneros y en el que veremos algunos hitos. A los 13 minutos desde el collado si nos fijamos unos m. elevados veremos un curioso aljibe con abrevadero. A los 25 minutos desde el aljibe en la cota de los 600 m. debemos prestar mucha atención, si seguimos descendiendo llegaremos al mirador de Son Gallard, después deberemos volver al punto anterior en la cota de los 600 m. donde debemos encontrar un sedero que sale a la derecha de camino (cuando descendemos), indicado por una vieja placa de hierro clavada en un árbol con una flecha pintada (encontraremos alguna marca mas igual a esta, mas adelante) este sendero nos llevará a cruzar una pared de linde, pero justo antes de cruzarla si nos desviamos a la derecha unos metros disfrutaremos de una esplendida vista sobre el mirador antes mencionado y las casas del mismo nombre, retomamos la senda cruzamos la pared y siguiendo algunos esporádicos hitos por un perdido sendero llegaremos a las ruinas de la ermita de Sant Nofra (habrán transcurrido 13 minutos desde el camino), pasaremos al otro lado de las ruinas de la ermita donde veremos que los cazadores a habilitado una barraca y una "fogaña" improvisada. Por la vaguada seguiremos el sendero muy perdido hasta que este se convierte en camino de Carbonero y nos lleva a desembocar en 26 minutos en el camí des Cingles de Son Rul.lan en el punto que al principio mencione en la cota de los 470 m.

Desde aquí solo nos queda desandar lo andado y llegar al punto en que tengamos estacionado el vehiculo.

 El Grupo lo formaron:

Maria Paco Pulido y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones