Presentación Grupo poético del 27 Las autoras y su época Escritoras y Poetas  Filósofas Pintoras





- Contexto social
- Paronama cultural y artístico



CONTEXTO SOCIAL

A principios del siglo XX nos encontramos España con una sociedad muy tradicional: más del 70% de la población vive en núcleos pequeños, dedicada a la agricultura; la iglesia católica ejerce una fuerte influencia imponiendo formas de vida convencionales; el incipiente desarrollo industrial da origen a una burguesía débil que vive, sobre todo, en las ciudades pero que tiene escasa influencia política y social.

Ya en pleno siglo XX, Maria Lejárraga se esconde tras el nombre de un varón, el de su marido Gregorio Martínez Sierra. Hay que diferenciar claramente dos etapas. Durante la República la mujer consiguió muchas cosas. Nombres como el de María Lejárraga o María Teresa León representan la escritura comprometida. En campos tan poco transitados por la mujer como la Filosofía, María Zambrano consigue ser ayudante en la cátedra de Ortega y Gasset. Pero eso se acaba en 1939 con el exilio de la mayoría de ellas.

A lo largo del siglo XX se fue abriendo una renovación de costumbres, no obstante, en España no acabaron de arraigar.

El papel de la mujer en el mundo fue superando ligeramente este ámbito doméstico en el que había estado atada. Mujeres incluso de clase baja no desperdiciaron la oportunidad y aprovecharon esta nueva visión del mundo que se les ofrecía, ocupando así más puestos de trabajo. 

 El número de mujeres en los estudios superiores impartidos en las universidades, profesiones liberales etc... que había sido inexistente, dejó de serlo ya a finales del siglo XIX (Margarita Castells se doctoró en 1882)

A partir de 1920 el número de reivindicaciones fue creciendo, originando en Madrid en 1918 la primera "Asociación Nacional de Mujeres Españolas" (A.N.M.E), en la que se situaban Clara Campoamor y Victoria Kent como dos de sus dirigentes más representativas. Una asociación que tenía ya en sus manos el claro derecho al sufragio. Otra de las asociaciones importantes fue la llevada a cabo Carmen Burgos,  "Cruzada de Mujeres Españolas" quien protagonizó la primera manifestación callejera a favor del sufragio en madrid en 1921.

La legislación de la II República española (1931-1936), supuso grandes avances en el reconocimiento de los derechos de la mujer y de su incorporación a la política. Se llegó a conseguir, sobre todo por las ideologías que portaban los partidos políticos (ya democráticos); lo que les obligó a una serie de reformas de las leyes discriminatorias, la igualdad en los derechos de ambos sexos, la concesión del voto femenino y la posibilidad de acceder a cargos públicos, como ya lo hizo Victoria Kent con la Dirección General de Prisiones, e introdujo eficaces reformas.

No hay que olvidar que la Generación del 27 era una generación republicana y liberal, y no puede extrañarnos que la casi totalidad de sus miembros, al iniciarse en 1936 la sublevación militar, tomase partido al lado de la República.

Durante la contienda el grupo intelectual no abandonó su ideal y se encaminó hacia la lucha, ya sea desde su creación artística o bien desde la trinchera misma.

Las consecuencias del final de la guerra civil, con la derrota de la República, para la mayoría de los poetas y las poetas de la Generación del 27, son bien conocidas: el exilio, la nostalgia, el dolor por la patria perdida. En tierra americana, aquellos y aquellas poetas continuaron su obra, desde entonces marcada en gran parte por la herida de la guerra, por la añoranza española.









PANORAMA CULTURAL Y ARTÍSTICO

La España de principios de siglo aparece como un país política e intelectualmente inmerso en las repercusiones de la crisis del 98. La actividad de la Generación del 98 supuso todo un cuestionamiento social y político que provocó una serie de transformaciones sobre los principales marcos de la vida política y cultural del país.

Un panorama general sobre el contexto que vivieron los intelectuales en la España de finales del siglo XIX y principios del XX,  nos servirán de marco para valorar, sobre todo, la importancia del papel de la cultura y de quienes la representan en el desarrollo de un país; nos adentraremos así, en la historia de una nación que vivió uno de los conflictos más relevantes del devenir mundial, cuya huella sigue vigente hasta nuestros días.

Comencemos por recordar que el 10 de diciembre de 1898 (como consecuencia de la insurrección cubana en 1895 y de la guerra con Estados Unidos por su intervención en la isla), se firmaba el Tratado de París, mediante el cual España dejaba de ejercer su poder sobre Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Este suceso significó la pérdida de la última colonia española en América y, por ende, el ocaso de su imperio, así como el inicio de la intervención norteamericana.

Lo anterior dio lugar a una época donde la renovación fue obligada, la decadencia de la monarquía se hizo evidente y el momento de buscar un nuevo esplendor resultaba necesario. La sociedad española asumió entonces un papel activo frente a los cambios y la cultura no se mantuvo al margen y se vio representada por un movimiento cultural (literatura, ciencia, historia, entre otros) llamado Generación del 98

Esta generación fue un grupo renovador, que amaban y querían un país distinto al que les tocó vivir, idealizaban su realidad y se contraponían con el materialismo del régimen anterior, buscaban la verdadera esencia de su patria y se caracterizaban por su sencillez y expresividad.


En la década de los 20, soplaron con fuerza los vientos regeneradores del vanguardismo estético en Europa. A este movimiento pertenecieron personalidades españolas de excepción como Pablo Picasso, Salvador Dalí y Luis Buñuel.

Madrid fue el lugar de nacimiento del cubista Juan Gris que supo reducir los objetos que pintaba a su masa cromática y propiedades geométricas esenciales. Y Cataluña puede presumir de la paternidad de Juan Miró, el maestro del surrealismo.

También asociado con el surrealismo está Salvador Dalí, que gustaba de provocar la sensibilidad burguesa con gestos escandalosos. Dalí había vivido con Luis Buñuel y Federico García Lorca en la Residencia de Estudiantes de Madrid en los años 20. Esta institución, enormemente importante por su ambiente intelectual y su gran fertilidad artística. Fue allí donde nació el grupo de poetas conocido como la Generación del 27.

Desde un punto de vista cultural, la Generación del 27 representó una ocasión única en la que las impresiones que imperaban eran una actitud descuidada de la vanguardia, la ilusión del arte modernista. En España, esta atmósfera floreció efímeramente en el ambiente impetuoso que se creó con la proclamación de la Segunda República.
Es en esta época social y en este contexto cultural y artístico donde las mujeres de la generación del 27 desarrollaron su vida y su obra creativa

     

Presentación Grupo poético del 27 Las autoras y su época Escritoras y Poetas  Filósofas Pintoras