VOLVER 

Descubriendo las maravillas del capítulo 6 del Evangelio de San Juan.

 

Paso del mar y subida al monte

Explicando el versículo 6,1 Algún tiempo después se fue Jesús al otro lado del mar de Galilea (de Tiberíades).

Explicando el versículo2 Solía seguirlo mucha gente, porque percibían las señales que realizaba con los enfermos.
 
Explicando el versículo3 Subió Jesús al monte y se quedó sentado allí con sus discípulos.
Explicando el versículo4 Estaba cerca la Pascua, la fiesta de los judíos.
 

La escasez

Explicando el versículo5a Jesús levantó los ojos y, al ver que mucha gente se le acercaba...

Explicando el versículo5b‑6 se dirigió a Felipe: «¿Con qué podríamos comprar pan para que coman éstos?». (Lo decía para ponerlo a prueba, pues él ya sabía lo que iba a hacer).

 Explicando el versículo7 Felipe le contestó: «Medio año de Jornal no bastaría para que a cada uno le tocase un pedazo».
 Explicando el versículo8 Uno de los discipulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro.
 Explicando el versículo9 ... le dice «Hay aquí un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos pescados; pero ¿qué es eso para tantos?».
 

 

La abundancia

Explicando el versículo10 b Se recostaron aquellos hombres, adultos, que eran unos cinco mil.

 

Explicando el versículo11 Jesús tomó los panes, pronunció la acción de gracias y se puso a repartirlos a los que estaban recostados, y pescado igual, todo lo que querían.

 
Explicando el versículo12 Cuando quedaron satisfechos dice a sus discípulos: «Recoged los trozos que han sobrado, que nada se eche a perder».
Paso del mar y subida al monte

Explicando el versículo13 Los recogieron y llenaron doce cestos con trozos de los cinco panes de cebada que habían sobrado a los que habían estado comiendo.

 

Reacciones ante el hecho

Explicando el versículo14 Aquellos hombres, al ver la señal que había realizado decían: «Ciertamente éste es el Profeta que tenía que venir al mundo».

Explicando el versículo15 Jesús entonces, dándose cuenta de que iban a ir y a llevárselo por la fuerza para hacerlo rey, se retiró de nuevo al monte, él solo.

Deserción de los discípulos y solicitud de Jesús

 Explicando el versículo16‑17a Al anochecer bajaron sus discípulos al mar, se montaron en una barca y se dirigieron a Cafarnaún.

 

Explicando el versículo17b (Los había cogido la tiniebla...

17c ... y aún no se había reunido con ellos Jesús...

 
 

  

 

Explicando el versículo18 ... además el mar, por un fuerte viento que soplaba, estaba picado).

 
Explicando el versículo19‑20 Habían ya remado unos cinco o seis kilómetros cuando percibieron a Jesús, que, andando por el mar, se acercaba a la barca, y les entró miedo; pero él les dijo: «Soy yo, no tengáis miedo».
 
   

 

     

   " />

Texte alternatif

  

Escucha lo que nos dice Juan Mateos sobre este tema tan actual.

 

 

 

 

 

 

Explicando el versículo21 Al querer ellos recogerlo en la barca, inmediatamente se encontró la barca en la tierra adonde se marchaban.
 

SINTESIS DE LOS VERSICULOS 1 AL 21SÍNTESIS 6, 1-21
 

En busca de Jesús

 Explicando el versículo6,22 Al día siguiente, la gente que se había quedado al otro lado del mar se dio cuenta de que allí no había habido más que un bote y que, no había entrado Jesús con sus discípulos en aquella barca, sino que sus discípulos se habían marchado solos.


Explicando el versículo23 Llegaron de Tiberíades otros botes cerca del lugar donde habían comido el pan cuando el Señor pronunció la acción de gracias.

Explicando el versículo24 Así, al ver la gente que Jesús no estaba allí ni sus discípulos tampoco, se montaron ellos en los bates y fueron a Cafarnaún en busca de Jesús.
 

Trabajar por el pan que dura

Explicando el versículo25 Lo encontraron al otro lado del mar y le preguntaron: «Maestro, ¿desde cuándo estás aquí?».


Explicando el versículo26 Les contestó Jesús: «Sí, os lo aseguro: No me buscáis por haber visto señales, sino por haber comido pan hasta saciaros»..


 

Explicando el versículo27 «Trabajad, no por el alimento que se acaba, sino por el alimento que dura dando vida definitiva, el que os va a dar este Hombre; pues a éste el Padre, Dios, lo ha marcado con su sello».


Explicando el versículo28 Le preguntaron: « ¿Qué obras tenemos que hacer para trabajar en lo que Dios quiere?».
Explicando el versículo29 Respondió Jesús: «Este es el trabajo que Dios quiere, que pres­téis adhesión al que él ha enviado».


 


 

Exigen una señal

 Explicando el versículo30 Le dijeron: «Y ¿qué señal realizas tú para que viéndola te crea­mos?, ¿qué obra haces?».


Explicando el versículo31 «Nuestros padres comieron el maná en el desierto; así está escrito: `Les dio a comer pan del cielo».
Explicando el versículo32‑33 Entonces Jesús les respondió: «Pues sí, os lo aseguro: Nunca os dio Moisés el pan del cielo; .no, es mi Padre quien os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es el que baja del cielo y va dando vida al mundo». 

Explicando el versículo34 Entonces le dijeran: «Señor, danos siempre pan de ése».

Explicando el versículo35 Les contestó Jesús: «Yo soy el pan de la vida. Quien se acerca a mí nunca pasará hambre y quien me presta adhesión nunca pasará sed»


 

Explicando el versículo36 «Pero os dije que me habéis tenido delante y que no creéis».

Jesús, el dador de vida

 Explicando el versículo37 «Todo lo que el Padre me entrega llega a mí, y al que se acerca a mí no lo echo fuera».


Explicando el versículo38 «porque no estoy, aquí bajado del cielo para realizar un designio mío, sino el designio del que me mandó».

 

 

Explicando el versículo39 Y éste es el designio del que me mandó: que de todo lo que me ha entregado no pierda nada, sino que lo resucite el último día.


 

 

 

 

 

 

 

 

Explicando el versículo40 «Porque éste es el designio de mi Padre, que todo el que reconoce al Hijo y le presta adhesión tenga vida definitiva, y lo resucite yo el último día».

 
 

SINTESIS DE LOS VERSICULOS 22 AL 40SÍNTESIS 6,22 AL 6,40


Objeción: origen humano contra origen divino

 Explicando el versículo41 Los judíos del régimen lo criticaban porque había dicho: «Yo soy el pan bajado del cielo».


Explicando el versículo42 Y decían: «Pero ¿no es éste Jesús, el hijo de ]osé, de quien nosotros conocemos el padre y la madre? ¿Cómo dice ahora: `Estoy aquí bajado del cielo'?».

Explicando el versículo43‑44 Replicó Jesús: «Dejaos de criticar entre vosotros. Nadie puede llegar hasta mí si el Padre que me mandó no tira de él, y yo lo resucitaré el último día».
 

Explicando el versículo45 «Está escrito en los profetas: `Serán todos discípulos de Dios'; todo el que escucha al Padre y aprende se acerca a mí».

Explicando el versículo46 No porque alguien haya visto personalmente al Padre, excepto, el que procede de Dios, ése ha visto personalmente al Padre.

  

 

En profundidad, versículo a versículo, con los maestros J. Mateos y J. Barreto.

El maná de su éxodo: su realidad humana

 

Explicando el versículo47 «Pues sí, os lo aseguro: El que cree posee vida definitiva».

Explicando el versículo48 Yo soy el pan de la vida.

Explicando el versículo49‑50 «Vuestros padres comieron el maná en el desierto, pero murieron; éste es el pan que baja del cielo para comerlo y no morir».

Explicando el versículo51a «Yo soy el pan vivo bajado del cielo; el que come pan de éste vivirá para siempre».

Explicando el versículo51b «Pero, además, el pan que yo voy a dar es mi carne, para que el mundo viva».

La ley de su comunidad: asimilar el don de su vida

 

Explicando el versículo52 Los judíos aquellos peleaban unos con otros diciendo: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?».

Explicando el versículo53‑54 Les dijo Jesús: «Pues sí, os lo aseguro: Si no coméis la carne de este Hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene vida definitiva y yo lo resucitaré el último día»...

Explicando el versículo55 «porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida».

Explicando el versículo56 «Quiere come mi carne y bebe mi sangre sigue conmigo y yo con él».

Explicando el versículo57 «como a mí me envió el Padre que vive y, así, yo vivo por el Padre, también aquel que me come vivirá por mí».

Explicando el versículo58 «Este es el pan bajado del cielo, no como el que comieron vuestros padres y murieron; quien come pan de éste vivirá para siempre».

Ocasión y lugar

 

Explicando el versículo59 Esto lo dijo enseñando en una reunión, en Cafarnaún.

Explicando el versículoSÍNTESIS 6,41 a 6,59


Crisis y defección

 Explicando el versículo6,60 Muchos discípulos suyos dijeron al oírlo: «Este mensaje es insoportable; ¿quién puede hacerle caso?».

Explicando el versículo61‑62 Consciente Jesús de que lo criticaban por esto sus discípulos, les dijo: «¿Esto os escandaliza?, ¿y si vierais subir a este Hombre adonde estaba al principio?».

Explicando el versículo63 «Es el Espíritu quien da vida, la carne no es .de ningún provecho; las exigencias que os he estado exponiendo son espíritu y son vida».

Explicando el versículo64 «Pero hay entre vosotros quienes no creen». (Es que Jesús sabía ya desde el principio quiénes eran los que no creían y quién era el que lo iba a entregar).

Explicando el versículo65 Y añadió: «Por eso os he estado diciendo que nadie puede llegar hasta mí si el Padre no se lo concede».

Explicando el versículo66 Desde entonces, muchos de sus discípulos se echaron atrás y ya no andaban con él.

   

La adhesión de los Doce

 

 Explicando el versículo67 Preguntó entonces Jesús a los Doce: «¿Es que también vosotros queréis marcharon?».

Explicando el versículo68 Le contestó Simón Pedro: «Señor, ¿con quién nos vamos a ir? Tus exigencias comunican vida definitiva».

Explicando el versículo69b «que tú eres el Consagrado por Dios».

Explicando el versículo70 Les repuso Jesús: «¿No os elegí yo a vosotros, los Doce? Y, sin embargo, de vosotros, uno es enemigo.

Explicando el versículo71 Se refería a judas de Simón Iscariote, pues éste, siendo uno de los Doce, lo iba a entregar.

 


Explicando el versículoSÍNTESIS 6,60 a 6,71