©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Cova de sa Figuera

y

Gruta l'Amo En Martí

(Manacor . Sant Llorenç)

27 de junio del 2012

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Ficha de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Para realizar este recorrido nos dirigiremos hacia Portocristo, aparcamos  nuestro vehículo junto a los bancos de madera situados bajo unos pinos en la confluencia de la calle Punta Rosa con Berganti, o bien justo al final de la Avenida Cala Petita, si lo hacemos así retrocederemos a pie, hasta los bancos antes mencionados.

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, mono para entrar en la cueva o ropa de recambio, botas de montaña con buen agarre, casco y luz artificial.

Mapa: Ortofoto y Topohispania 

Mejor época: cualquiera, aunque lo ideal es hacerla en época de calor para poder disfrutar de un buen baño en cualquiera de las calas, o incluso en el lago de la gruta de l'Amo En Martí.

Distancia: 8,650 Km.  Subiendo: 3,44 Km.  Bajando: 4,95 Km. (no se contabiliza el recorrido de las cavidades)

Tiempo efectivo Subiendo: 1,01 h. Bajando: 1,27 h. Parado: 2,30 h.
Total acumulado: 5 h.

Altura máxima: 37 m.
Altura mínima: 0 m.

Desnivel Acumulado: 67 m.   Media en %: 1,95

Velocidad media: 1,74 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica)

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

 

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas

  • La mayor dificultad la encontraremos en el transito dentro de sa cova de sa Figuera, en la que debemos tener cierta experiencia para recorrerla por todas sus salas.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Prólogo:

Es conveniente realizar la visita a sa cova de sa Figuera en primer lugar, antes de comenzar la ruta, ya que al finalizar igual nos dará pereza si el calor aprieta, de esta forma podremos dejar en el coche  el material innecesario, la ropa sucia y lo que no nos sea necesario en la ruta, aunque deberemos llevarnos la iluminación artificial ya que nos será necesaria en la otra cavidad. Veremos la descripción de esta cueva después de la descripción del itinerario de la ruta.

Descripción de la ruta:

Desde los bancos veremos que nace un sendero que nos lleva hasta la línea de la costa, una vez al borde de los acantilados sólo nos queda seguirlos, caminaremos por un terreno muy erosionado poniendo a prueba nuestro equilibrio en mas de una ocasión, lo que hará esta ruta mas interesante y bonita, al poder contemplar toda la zona acantilada atiborrada de pequeñas cuevas.

El sendero nos llevará a cruzar una pared seca por unos peldaños de piedra clavados en la misma. Entraremos ahora en un territorio virgen de monte bajo por donde veremos un cómodo sendero que nosotros obviaremos, usándolo después para el regreso, ahora toca seguir pegasos a los acantilados.

Caminamos unos 15' desde la pared para llegar a sa Ferradura, por su lado de poniente un pequeño cabo se adentra en el mar, al que nos podemos acercar superando la arista que hace de puente sobre un agujero y donde podremos visitar el yacimiento arqueológico de sa Ferradura donde se han llevado a cabo unas recientes excavaciones .

Visitado el cabo regresamos para seguir nuestro itinerario que  bordea el acantilado. Pronto cruzaremos una pequeña torrentera y 8’ después llegaremos a la altura de una gran roca que se encuentra próxima al acantilado que nos sirve de referencia para localizar la cova del Tabac que se encuentra en el acantilado a una altura aproximada de siete metros, La cova del Tabac es una pequeña cavidad que para acceder a ella hemos de descender hasta las dos bocas de entrada, una sobre la otra, la estrechez de la inferior hace incomodo el acceso a la misma, siendo esta de pequeñas dimensiones.

Continuamos por la costa hasta alcanzar cala Petita, una preciosa cala virgen donde el grupo no pidió permiso para tomar un refrescante baño.  Abandonaremos la cala por un sendero en el lado opuesto al que llegamos, pasando por debajo un acebuche que nos sitúa en un portillo de una pared seca que nos permite el paso, continuamos el camino buscando otra pequeña cavidad, que al igual que la anterior se localiza en el acantilado a unos 10’,  accederemos descendiendo por el acantilado. Las dimensiones aproximadas de esta cavidad son de cuatro metros de profundidad por unos tres de anchura encontrándose llena de suciedad dejada por algún desalmado.

Nuestro próximo objetivo es cala Morlanda (nudista), a la que llegaremos tras bordear la costa 45’.

Tras dejar la cala y a mitad de camino entre esta y la urbanización encontraremos una higuera entre las matas que la circundan que nos servirá de referencia para localizar la entrada a la cueva de L’Amo en Martí, donde nosotros aprovechamos para bañarnos en su lago y comer a la sombra en su sala intermedia. Desde este punto tomamos el sendero interior que nos lleva hasta una pared  de piedra que salvamos por un derrumbe de la misma, enlazando con un amplio camino que tomamos al Suroeste, hasta que a los 12' desde la cueva el camino gira 90º a la derecha (NW), punto en que lo abandonamos tomando un sendero al Suroeste que nos dirige de nuevo a Cala Petita la cual alcanzamos en 17' mas, cruzamos la cala y seguimos el sendero interior al Suroeste, a los 3' gira al Oeste y a los 7' mas enlazamos con un amplio y claro camino que ya no dejaremos, cuidado que veremos dos caminos paralelos separados por unos 10 metros, hemos de tomar el de mas al norte y en unos 8' llegaremos al asfalto muy cerca de donde hemos dejado el vehículo estacionado, dando así por acabada la ruta de hoy.

Cova de sa Figuera

Situación: Carretera Ma-4023 Km. entre Porto Cristo y Cala Millor. Hay que desviarse por el primer camino vecinal de la carretera en dirección a Cala Millor.
Ropa
: Un mono, o por lo menos llevarse ropa de recambio.
Desnivel desde el punto de partida: 0 m.
Distancia desde el punto de partida: Entre 10 m.
Estética: III.
Magnitud:IV.
Dificultad: I.
Altitud: 25 m.
Origen: Kárstico
Recorrido: Horizontal.
Profundidad: -17 m. aproximadamente.
Mejor época: Cualquiera.
Mapas: Instituto geográfico Nacional, Porto Cristo 700 IV 1:25.000.
Coordenadas UTM para plasmar en una cartografía MTN 1:25.000: 529880 E, 4378150 N. DATUM EUROPEAN 1950.
Coordenadas GEO: 39º53'6.19'' N, 003º20'53.92'' E. (Coordenadas adaptadas al GPS, DATUM WGS84).
Coordenadas UTM: 529926.78 E , 4378136.9 N. ( Coordenadas adaptadas al GPS, DATUM WGS84).
Material: Iluminación especial y casco.

El yacimiento de Sa cova de Sa Figuera fue declarado Bien de Interés Cultural, con categoría de zona arqueológica, según el acuerdo del Pleno del Consejo de Mallorca de 23 de enero de 2006 (26/127).

Los efectos de esta declaración son los que genéricamente establecen la Ley 12/1998, de 21 de diciembre, del Patrimonio Histórico de las Islas Baleares y la normativa concordante.

Curiosamente esta cueva se encuentra junto a un camino vecinal muy cerca de la población de Porto Cristo y cerca de unas casas por lo que el acceso no puede ser más sencillo, pero el encontrase esta cueva justamente en un sitio de fácil acceso hace que se encuentre bastante suciedad tanto en las proximidades de la entrada como aunque mucho menos en el interior de la primera sala.

La entrada de la cueva se encuentra junto a unas higueras y rodeada de maleza que hace tener que ir esquivándola para entrar en ella. En su parte más estrecha la entrada mide unos ocho metros de ancha dando acceso a una gran sala que enseguida comienza a abrirse por los dos extremos mientras consiguiendo unas grandes dimensiones ya que alcanza cuarenta y un metro de larga por unos cuarenta y cinco de ancha y 15 metros de profundidad.

La parte más interesante de esta gran sala, se encuentra por el lado derecho según nos adentramos en la cavidad pues se encuentra bastante adornada de columnas así como de coladas, eso si, donde el proceso de formación se ha detenido casi en su totalidad por lo que algunas de la columnas ya se han despegado del techo. Hay que tener cuidado al caminar por esta parte de la cueva ya que se encuentra algunos agujeros profundos y en un descuido podríamos hacernos daño.

Una vez en el fondo de esta gran sala a nuestra derecha, se puede observar una especie de gatera excavada en parte por el ser humano que da continuidad a la cueva y por la que nos adentraremos arrodillados para evitar golpearnos con el techo de la misma, mientras nos comenzamos a ensuciar con el barro del suelo. Enseguida comenzamos a acceder al comienzo de una segunda sala en la que se encuentran colgados del techo un gran número de espárragos siendo quizás este lugar el más interesante de la cueva.

Pasado este lugar, entramos ya directamente en esta segunda sala en la que ya nos podremos poner en pie siendo el suelo completamente horizontal para descansar nuestras articulaciones. En el centro de esta pequeña sala se encuentra una pequeña columna que da la sensación de que soporta el techo de la misma.

Una vez analizada la segunda sala, tenemos que seguir avanzando por una especie de grieta que se encuentra al final de la sala por la que no nos queda más remedio que avanzar arrastrándonos por el suelo hasta salir a otra sala muy larga que se abre por nuestro lado izquierdo y que tiene mas la apariencia de un corredor al ser muy alargada. Al final de este corredor hay una serie de túneles sin concreciones, solo seguimos dos de ellos sin llegar en ninguno de ellos a su final, por lo que desconozco si tienen o no continuidad.

Gruta de l'Amo en Martí

Situación: S'illot ( Sant Llorenç des Cardassar).
Ropa:
Si se quieres escudriñar todos los rincones de la cavidad es necesario llevar ropa de poco valor y un bañador.
Estética:
III.
Magnitud: III/IX.
Dificultad:
I.
Altitud:
10 m.
Origen:
cárstico
Recorrido:
Horizontal.
Profundidad:
-10
Material:
Ninguno en especial.

La gruta de l'Amo en Martí, es una cavidad con intrusión marina que se encuentra en el litoral Este de la isla, junto a la población de S'Illot termino municipal de Sant Llorenç des Cardassar, es por eso que al encontrarse tan cerca de la población y entre dos calas son muchas las personas que transitan junto a la cavidad que unido a su fácil acceso al interior la gruta esta se encuentra en un estado lamentable de limpieza como suele ocurrir siempre con los accidentes geográficos próximos a la "civilización".

La gruta de l'Amo en Martí es un pozo con un diámetro de 6 o 7 metros en el que en uno de sus extremos crecen algunas higueras y al que se accede por unas escaleras. Una vez en su interior nos encontraremos en una sala con una superficie plana y frente a nosotros una especie de colada con una abertura que nos permite pasar al otro extremo. Por el lado izquierdo y mirando en dirección a la mar, nos encontraremos con una pared de piedra que separa de otro habitáculo por el que si descendemos llegaremos hasta donde la mar entra y desde donde se puede apreciar la luz del exterior a pesar que la distancia que existe entre la cueva y la mar abierta es de aproximadamente unos 30 metros.

La visita a la cavidad la podemos hacer cruzando la pared por su lado mas al Este desde donde podremos observar una especie de sifón por el que el agua del mar entra en los momentos de fuerte oleaje ya que la superficie del suelo se encuentra cubierta de poseidonia (es una planta marina que abunda mucho en el mediterráneo).

Una vez visitada este ala de la cavidad, podemos descender si el mar lo permite hasta el lugar donde rompen las olas y de izquierda a derecha y comenzar la visita. Primero nos encontraremos con una especie de lago donde el agua salada parece estar más tranquila para comenzar a ganar altura entre algunas formaciones escudriñando los rincones de la cueva que por su parte más larga calculo que tiene unos 40 m.

Se me olvidaba decir que justo en el centro de la cavidad y encima de la sala de la entrada se encuentra una especie de tragaluz construida de forma artificial que ayuda a iluminarla. En la cova del Secret de sa Figuera además de la cova de Can Bordils ya pude observar orificios similares. No se exactamente el motivo por el que se construyeron estos orificios o que usos en algún momento de la historia se hizo de esta cavidades, en el caso de esta cueva un pequeño sendero pasa junto a el con el peligro de que en un descuido alguien se pueda precipitar al interior de la cueva en una caída de varios metros.

Por todas partes nos vamos a encontrar restos de basuras arrojadas por la gente que accede a ella incluso en los rincones más recónditos de la cavidad. Pero a pesar de todo esta cavidad tiene su encanto por lo que recomiendo la visita a la misma además de instar a las autoridades a que ayuden a conservarla.

Se puede complementar la visita a esta cueva con una visita a la pequeña cala que se encuentra aproximadamente a unos 100 m. o si se tiene ganas de hacer una pequeña excursión dejar el vehículo en Porto Cristo y venir caminando hasta la cavidad.

Hay una senda bien definida retirada de la costa por la que podremos regresar de una forma más cómoda y rápida para así dar un poco de descanso a nuestros doloridos pies.

La documentación y descripción de estas cavidades a sido posible gracias a la magnifica Web de J. Bermejo "Mallorca Verde", al cual desde aquí agradezco su ayuda y desinteresada colaboración.

 El Grupo lo formaron:

Tine, Asunción, Joan Carles, Pedro, Paco, Juan, J. Vicente y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones