©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Comuna de Caimari

y

Puig de sa Creu

(Selva)

16 de Septiembre del 2012

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Ficha de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Si nos queremos ahorrar 1 Km. de carretera podemos llevar un vehículo a la carretera MA-21112 desde Caimari a Mancor, dejando después el otro en la explanada donde se encuentra la cruz del pueblo a la entrada del mismo en dirección Inca Caimari..

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña con buen agarre. Tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en poco tiempo.

Mapa: IGN, Inca 671  1:25.000

Mejor época: cualquiera, siempre que no haga excesivo calor.

Distancia: 6,33 Km.  Subiendo: 2,87 Km.  Bajando: 2,86 Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 1,18 h. Bajando: 1,05 h. Parado: 2,18 h.
Total acumulado: 4,56 h.

Altura máxima: 594 m.
Altura mínima: 161 m.

Desnivel Acumulado: 429 m.   Media en %: 14,92

Velocidad media: 1,32 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica)

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas

  • La mayor dificultad la encontraremos en no despistarnos en el recorrido y lo invadido de vegetación de la mayor parte del recorrido.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Prólogo:

La comuna de Caimari, de 1.064 cuarteradas, ocupa la zona norte del término municipal de Selva. Está formada por tres unidades, debido al establecimiento de “rotes”, en el siglo XIX. El Ayuntamiento de Selva es el propietario desde el siglo XIV, y su explotación constituyó durante siglos una importante fuente de ingresos.

Hoy el mayor interés es el del aprovechamiento cinegético y el de la búsqueda de setas.

Descripción de la excursión:

Empezamos nuestro camino justo a la entrada del pueblo (Wp.01) y nos dirigimos por la calle principal hacia hacia la calle des Fornassos, que localizaremos girando a la izquierda en la primera calle. Desde "Fornassos" una pequeña barriada de Caimari, disfrutamos de buenas vistas de la llanura que rodea esta villa. Al terminar se calle llegamos a un área de recreo con mesas bancos, servicios y agua (Wp.02) 15'. Al fondo a la derecha localizamos el camino que, de manera muy empinada que entre montre bajo, asciende hasta el Coll Matar en 14' (Wp.03). Este empinado e incómodo camino se mantiene transitable ya que abundan los puestos de caza de Tordo con redes (Filats). También quedan restos de alguna barraca de carbonero, en buen estado de conservación.

Este primer tramo es bastante duro. Iniciamos a 160 metros de altura y en unos 30’ nos situamos a 319 metros. Abandonamos la vaguada, y salimos por la derecha siguiendo un marcado camino hacia los collados de caza. Tenemos amplias vistas hacia el oeste, los llanos que rodean Mancor de la Vall.  Giramos paulatinamente a  dirección norte, seguimos el filo de los acantilados de la montaña, apartándonos de zonas incómodas del frondoso pinar.
Durante el ascenso hemos cambiado de vertiente, ahora tenemos a nuestros pies Caimari.

El siguiente objetivo es alcanzar es Planiol (Wp.04) a 431 m. al que llegaremos en 25' desde el collado anterior en dirección Norte. El camino ahora desaparece del todo, nos guiamos por los límites de los acantilados y la vista, a tramos, de la cima des Puig de sa Creu a donde nos dirigimos. Vamos variando la orientación, poco a poco nos desviamos a noroeste.

Así llegamos a tener vistas magnificas de n'Escuder y del pequeño valle de "es Horts" entre nuestra posición y n'Escuder. Damos un pequeño rodeo para salvar la coma, sombría y empinada, con algunas carboneras muy bien conservadas y restos de chozas de carboneros, (también podemos descender a la misma y por un senderillo ascenderla), sea como sea hay que llegar a la parte alta de la coma  y con una pequeña trepadala encontramos nuevamente los límites de los acantilados. Ahora nos asomamos directamente encima “es Horts”. Para llegar a la cima cresteamos hacia oeste. Mientras contemplamos la muralla gigantesca del Massanella, con el pico de n'Ali como vanguardia. No resulta sencillo llegar a la cima, hay que extremar la precaución pues un traspié en este trozo de cresta podría darnos un buen disgusto.

Al alcanzar la cima (WP.05), estaremos a 601 metros según los mapas (593 m. según el GPS). Esta coronado por un pie de unos 2 m de alto por 1,70 de ancho circular, de piedra ligada con pasta de obrar. Hace algunos años se alzaba una cruz de madera hecha con traviesas de tren, que el tiempo se ha encargado de pudrir, tan solo queda un pedazo del pie, desde esta plataforma tenemos unas vistas amplias y relajantes del llano y alrededores de Inca, Selva, Binissalem y, mucho más lejos, Consell. Hacia el este, las montañas de Felanitx y el Puig de Randa.

Para descender lo hacemos sin camino, seguiremos la pared seca que marca la linde de la comuna, esta es la parte mas complicada de la ruta. El monte bajo, el pinar y los pinos caídos  pondrán a prueba nuestra paciencia y equilibrio. Descenderemos por donde nos parezca más cómodo, buscaremos  tramos de camino empedrado que recorrían las carboneras, de las que veremos los restos de algunas, procuraremos tener siempre la pared a la vista. Casi toda la caminata nos lleva por terrenos de la Comuna de Selva y una de sus últimas actividades de aprovechamiento de los recursos naturales fue sacar leña para quemar. Esta pared es bastante recta y salva los desniveles sin perder su dirección, algún tramo incluso caminamos sobre ella de esta forma que la bajada resulta rápida y directa hacia el vaguada de “en Mairata o de s'Ermita”.

50' de frenético descenso contando las paradas para el descanso nos colocaran sobre un roquedal y a la izquierda del mismo según bajamos veremos la ladera que vertiginosamente cae al cauce de la vaguada, hay un hito (Wp.06), que marca el punto donde debemos desviarnos a la izquierda para acometer el infernal descenso, forrado de encinar y lentisco. El descenso es  violento, descenderemos los restos de un pequeño canchal y al final del mismo el terreno se rellana y alcanzaremos una antigua pista forestal (Wp.07) 35', aquí se acaba la aventura del día. Solo queda seguir descendiendo cómodamente por esta pista obviando sus bifurcaciones, encontramos dos hornos de cal en mal estado uno a cada lado de la pista. Aún encontramos una nueva señal de paso actividad de antaño de este bosque del que sacaban leña,  son varias sierras "sin fin" de dientes suficientemente grandes para imaginar qué tipo de trabajo hacía. No es tan antigua como los otros restos, pero si es una actividad en desuso.

Seguimos el descenso y pasaremos por las estalaciones de unos pozos que surten de agua a Caimari, también veremos un antiguo aljibe con un abrevadero regulado para el ganado y llegaremos a una barrera cerrada y candada que nos cierra el paso, pero no no hay dificultad para salvarla, (es mas cómodo por la izquierda), en pocos minutos mas alcanzaremos el (Wp.08), habremos tardado desde el inicio del camino hasta este punto 25', giramos a la izquierda (Noreste) y 10' nos bastaran para alcanzar de nuevo los vehículos dando así por finalizada la ruta.

Como nosotros finalizamos a la hora de comer, con los coches nos acercamos hasta el Área de Recreo des Fornasos donde comimos, para después bajar a un bar de la plaza a tomarnos el café, esta vez cargo con la factura nuestro nuevo amigo Julián.

 El Grupo lo formaron:

Ivette, Elvira, Fina, Pedro, Paco, Julián, Eusebio, J. Vicente, José Oliver y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones