©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Cova des Pont y des Moro

 (Manacor)

10 de diciembre del 2006

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

Descargar Track

   
 

 

Guía de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: entre el km. 9,100 y 9,200 de la carretera Ma 4014 que une a Portocristo con Portocolon tomaremos un camino sin asfaltar con dirección al mar durante un tramo de aproximadamente 1,5 km de largo, al finalizar este aparcaremos el vehiculo procurando no estorbar y dejando el morro en dirección de salida.

Para acceder desde Palma la mejor opción es hacerlo por Manacor tomando la carretea 4015 y al empalmar con la 4014 girara a nuestra izquierda y pasado el hectómetro 1 del Km 9, tomar el primer camino a la derecha.

Mapa de Manacor para acceder a la carretera 4015

 

Plano del acceso al camino de Cala Barca

 

Itinerario: Cala Barca / Caló Blanc / Cala Falco  / Cova des Moro / Cova / Cova des Pont.

Distancia: 7,5 km. en total contando visita a las cuevas.

Tiempo: 4,5 horas +- en total.

Altitud: 38 metros.

Desnivel: 26 m. Total acumulado 51 m. (hay que aña adir la visita a la cueva des Pont que no esta contabilizado

Material:

Botas de montaña

Cuerda de 10 m.

Alumbrado frontal de lets para caminar y foco para alumbrar cavidad

Ropa según época y muda para cambiarse en el coche si fuese necesario.

Agua suficiente.

Mapa: Topográfico  y Ortofoto (Año 2006) tratada digitalmente para marcar ruta.

Mejor época: excelente recorrido para realizar durante el verano, aunque nosotros lo hicimos en Diciembre y lo disfrutamos al máximo.

Recomendaciones: Extremar la precaución en la cueva des Pont, hay muchos desprendimientos. Debemos ser siempre respetuosos y nunca debemos dejar constancia de nuestra presencia en los lugares que transitamos, Aun con mas motivo sobre estos lugares tan vírgenes.

 

 Recorrido.

En esta excursión transitaremos por acantilados y calas de Manacor en al que además nos aproximaremos a la cova des Moro y visitaremos  sa Cova des Pont.  (leer la ruta nº 0214)

Una vez aparcado el coche, cruzaremos una puerta de hierro que tiene una cadena y se puede  entre abrir la cruzaremos  y comenzaremos a descender  por un sendero amplio  en dirección a Cala Barca transitaremos primero estepas y acebuches, y progresivamente nos adentraremos en un pequeño bosque de pinos, la senda en un momento dado se une a la torrentera y tras caminar unos 15 minutos llegaremos a la playa.

En el lateral  izquierdo de la cala empieza una senda que seguiremos gasta llegar a una pared seca la seguiremos paralelamente en dirección al mar, la cruzaremos en el punto que lo hace el sendero y seguiremos por esta senda bien definida que bordeando el acantilado nos acercara en unos ocho minutos mas al caló Blanc, una pequeńa cala que atravesaremos para seguir  la senda que muy pegada al acantilado nos llevara hasta  un gran agujero en la roca que no es mas que el techo de una caverna hundido formando un impresionante puente natural, en el que si nos fijamos en su bóveda aun se aprecian estarlagtitas.

Tras las fotos que sin duda tomaremos en este bonito lugar reemprenderemos la marcha sin perder altura y paralelo al mar, bordeando una pinta  donde se encuentra la cova des Coloms, que no tiene acceso desde tierra y sobre la que estamos caminando. En 20 minutos desde este punto llegaremos a Cala Falcó que al igual que las demás calas cruzaremos buscando una senda y ganado altura hasta una pared seca que tiene un portillo por el que la cruzaremos. Desde el portillo caminaremos pegados al acantilado durante una cincuentena de metros buscando dos posibles pasos que hay en unos 20 metros, ambos pasos son dificultosos y se hace necesario el uso de las manos para superarlos y bajar hasta el sendero que nos llevara retrocediendo hacia Cala falco hasta la boca bien definida de Sa Cova des Moro. Nosotros elegimos el paso mas cercano al portillo y además aseguramos la bajada con una cuerda, aunque se puede acceder sin ella.

Esta cueva la localizaremos entre unas matas a media altura del acantilado si seguimos el evidente sendero que han dejado los arqueólogos, poco antes de llegar veremos los restos de la excavación. Decir que nos desilusionamos al llegar a la cueva, ya que desde que se iniciaron las excavaciones, parece ser que permanece cerrada por una verja metálica con 2 cadenas y sendos candados.

 

Si queremos continuar nuestra excursión, cruzaremos como las dos veces anteriores la cala y ganaremos altura hasta llegar a una pared seca con un portillo por el que la atravesaremos para continuar justo "pegados" al acantilado buscando la forma de descender por el. Desde la pared y aproximadamente 2 minutos después llegaremos a un lugar donde en un espacio de unos 20 metros hay dos sitios para descender por el acantilado que aunque no son muy peligrosos su son expuestos por lo que hay que tener claro después de echarles un vistazo cual de ellos se adapta mejor a nuestras posibilidades o si simplemente tenemos que darnos la vuelta des de aquí si no estamos seguro de poder descender.

Una vez superado el paso, nos dirigiremos en dirección a cala Falcó y en aproximadamente 2 minutos llegaremos a la altura de la cueva que se encuentra detrás de unos matorrales en la pared del acantilado pero bien visible ya que los trabajos arqueológicos que se han realizado en la misma han dejado una senda bien marcada en el matorral así como residuos. Estas son las coordenadas de la cavidad: 39ş30'20.58'' N, 003ş18'10.03'' E.

El regreso lo haremos por el mismo sitio.

Una vez  Superado de nuevo el acantilado solo debemos buscar una senda que nace en dirección NW y seguirla hasta dar con un ancho camino, que tomaremos en la misma dirección, para saber que es al camino correcto solo hay que fijarse que transcurre paralelo a una pared seca que dista una una veintena de metros a nuestra izquierda. Llegaremos a un primer cruce que tomaremos a la derecha y posteriormente a otro y también a la derecha, nos reviran de referencia que el camino hace una curva en forma de "U" y que veremos unos ciprés a unos 200 metros a nuestra izquierda, veremos a nuestra derecha unas grandes matas y bajo ellas comederos para las aves con un bidón de agua, ahí tenemos escondida a aunque fácil de localizar una cueva también cerrada con una verja metálica, pero que vale la pena bajar hasta ella y ver lo que desde la verja se pueda ver.

Saldremos de esta cueva y ahora invertiremos la dirección que trajimos de manera que los ciprés nos queden a la derecha y seguiremos el camino tomando en todos los cruces hacia la derecha, volteando aproximándonos así a los ciprés, en un momento dado y en una curva a la derecha del camino veremos una pared seca, en este punto saldremos del camino por la izquierda y pegados a la pared siguiendo la senda hacia el rincón donde veremos grades matas y una higuera que nace en la misma boca del sa cova des Pont.

Esta cueva también tiene una verja con cadenas y candado, si bien  por la parte superior izquierda es accesible. Nosotros aseguramos con una cuerda.

Dado que sus lagos se comunican con la cueva del pirata y que hay líneas de cuerda guía para los que se adentran en sus aguas es de suponer que se puede acceder por dicha cueva hasta esta también.

(La mayor parte del recorrido de estas cavernas se hace por sus lagos, aunque este no es el caso de esta excursión).

destaca en la cavidad  a los pocos metros de bajar y a nuestra izquierda un arco que forma el puente que da nombre a la cueva.

Si tomamos la escalinata que baja cayendo a la derecha nos llevara sin perdida a una nueva verja antiquísima  a modo de calabozo que da paso a un hermoso lago de dimensiones considerables y bastante profundo.

 

Extremar la precaución en toda la cavidad, pues al momento de entrar ya descubriréis que es propensa a desprendimientos y que el suelo donde hay restos de estos  no es sólido ni estable, también reseńar que como la mayoría de cuevas la humedad las hace resbaladizas y mas aun cuando esteis cerca de los lagos.

 

Datos de Calidad

Características:

Cavidad de origen cárstico con un recorrido horizontal superior a los 300 m y una profundidad superior a los 15 m.

En la cavidad se encuentran numerosas especies de fauna cavernícola entre las que encontramos: los anfípodos Bogidiellabalearica, Salentinella angelieri i Metacrangonyx longipes y el isópodo Thyphlocirolana moraguesi (e. B), El hábitat subterráneo tieneuna gran importancia biológica en Baleares al actuar como hábitat refugio para muchas especies de invertebrados troglobios. Algunasde estas especies son endemismos muy localizados y algunas son verdaderas especies relictas del Terciario, que han sobrevivido alos cambios climáticos en este ambiente donde la humedad y la temperatura se mantienen casi constantes.Por otra parte los Quirópteros utilizan muchas de estas cavidades como áreas de reposo e invernada.

Vulnerabilidad

Las cavidades de las Baleares padecen el impacto de las visitas no reguladas, que pueden provocar problemas locales descontaminación por vertido de residuos, molestias a la fauna y deterioro de las formaciones cársticas. La contaminación de los acuíferos es una amenaza potencial para los troglobios acuáticos.

 

 El Grupo lo formaron:

Maria Caña ellas, T. Sureda, Toni Oliver, Diego, Tito y Demetrio.

 

(Datos tomados de varias fuentes entre ellas  Mallorca Verde)

(los datos de Calidad pertenecen a RED NATURA)

T. Sureda

 

Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones