ESPACIO DEDICADO A LA PUBLICACIÓN DE CARTAS (envíanos una)

 
 Cartas.

Trinidad

Tengo muchísimo dolor por no poder adoptar ya que mi país argentina no tiene convenio con china para tramitar la adopción, felicito a todos aquellos padres que pueden lograrlo y se empeñan en cumplir su sueño.
Trinidad.
 

En interés de los padres.

            Muchas veces he oído hablar a personas “expertas” en temas de adopción que siempre tiene que prevalecer el interés del menor a la hora de adoptar, vale, queda muy bonito, pero yo le preguntaría a  cualquiera que haya tenido un hijo biológico si cuando decidió tener un hijo, (si es que fue así) lo primero en lo que pensó fue en el susodicho interés del menor.

            Cuando queremos tener un hijo, por lo menos a mi me ha pasado, lo deseas y ya está, no se puede explicar con palabras, es un instinto natural y creo que es la mejor razón para tenerlo, no lo hice por hacer un bien a una niña china de un orfanato, no fue una obra de caridad, fue un acto de interés propio, positivo como es el de compartir una vida con un hijo, pero interesado al fin y al cabo.

            La administración, en el campo de la adopción es rígida en cuanto a normas, se cree en el deber de salvaguardar una serie de principios inalterables, y en esta carrera que supone a los padres adoptar se encuentran con pruebas y más pruebas para cumplir una idoneidad en nombre “del interés de los menores” y al final muchas veces sólo son obstáculos  sin sentido, donde deberían prevalecer sentimientos sobre papeles, y que mejor sentimiento que el deseo, si ese deseo es un deseo de compartir.

 

Moisés.