©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Es Camí des Torrent des Llorers

(Soller - Fornalutx)

18 de noviembre del 2011

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Ficha de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: En la carretera Ma 10 Km. 54,750 Aprox. “es Mirador de ses Barques”

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña con buen agarre. Tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.

Mapa: Alpina Tramuntana  Central E-25  1:25.000

Mejor época: cualquiera.

Distancia: 12,45 Subiendo:  6,03 Km.  Bajando: 6,30  Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 2,39  h. Bajando: 2,06 h. Parado: 1,01 h.
Total acumulado: 5,46 h.

Altura máxima: 626 m.
Altura mínima: 229 m.

Desnivel Acumulado: 534 m.  Media en %: 8,70

Velocidad media: 2,19 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica)

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso por las fincas.

 

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas

  • La mayor dificultad la encontraremos en la orientación si no se dispone de GPS y en la chimenea de descenso, desde al camí de Moncaire a Balitx

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Prologo:

Orientado por los consejos y las rutas efectuadas por mis buenos amigos Emilio Alonso [Mis Días de Montaña], y Arnau [Tresques de Tramuntana], he podido realizar con éxito el itinerario que hoy publico, es miy posible que sin su inestimable y desinteresada ayuda nunca los hubiera podido realizar.

Balitx d'Avall

Durante siglos, los propietarios de Bàlitx d’Avall fueron los Ripoll de Bàlitx, importante familia de los payeses ricos de Sóller. Esta propiedad se remonta a la compra que realizó Tomàs Ripoll en el año 1505. en 1585 era propiedad de Pere Ripoll y se valoró en 3.700 libras (Santamaría, 1971: 45). En el año 1647 el propietario era Pere-Lluc Ripoll de Bàlitx y la finca estaba valorada en 10.800 libras (Montaner, Morey, 1990: 87). En 1794 era propiedad de otro Pere-Lluc Ripoll, el cual en esa fecha firmó el contrato de alquiler de la finca con el mayoral, llamado Joan Canyelles.

Bàlitx d’Avall es una posesión rica y viva, de tal manera que podemos constatar la pervivencia de las actividades agrarias y ganaderas de la posesión, con cercas sembradas de naranjos y algún otro árbol frutal, los campos trabajados y con animales que pastan. Actualmente, una parte de las casas se dedica a agroturismo.

 

Descripción de la excursión:

Iniciamos el recorrido  en “es Mirador de ses Barques”, donde podemos estacionar el vehículo, tomamos el “camí vell de Balitx” donde veremos un indicador, “sa Costera – Cala Tuent” que arranca desde el mismo aparcamiento;  a los 10’ alcanzamos la pista que se dirige a las fincas de Balitx; seguimos la pista y pronto la derecha  dejamos Unas barreras por donde antiguamente se cerraba esta ruta, pero no es el caso de hoy puesto que como veremos después las barreras para salir de la finca de Moncaire han sido cerradas. Seguiremos rectos por la pista hacia la entrada de “Balitx d´Amunt”  donde dejando la barrera a nuestra izquierda, llegamos a un portillo con barrera que permanece abierta.

Tras cruzar este amplio portillo aparecerá frente a nosotros el bonito valle con las cumbres que lo circundan, en la ladera norte “na Seca” "es Castallot" y “es Coll de Biniamar”, que da acceso a “sa Costera”, al noreste "sa Moleta" la inhóspita montaña de “Moncaire”, a la izquierda “es Puig de Balitx” y a la derecha “es Puig de sa Bassa”.

Llegamos a un desvío a  la derecha con un poste orientativo donde tomamos el viejo camino empedrado, descendemos por este camino y pronto llegaremos a “sa font de Balitx”; el camino bifurca y a la derecha vemos una gran piqueta que recoge el agua de la fuente, sirviendo de abrevadero para el ganado. Allí mismo veremos la mina de la fuente y hacia la izquierda el camino empedrado prosigue en descenso hacia “Balitx d´Enmig”. seguimos por el y pasamos junto a las casas dejándolas a la izquierda, merece la pena asomarse por una ventanita en la parte trasera de las casas, donde pondremos ver un antiquísimo molino.

Siguiendo por la pista, vamos descendiendo hacia “Balitx d´Avall”, pasados dos portillos, llegamos a las inmediaciones de una casa de montaña que se ve a la izquierda, junto a la curva, veremos otro poste orientativo, en este  punto abandonamos  la pista de  la izquierda  que se dirige  a la casa y no tomamos el camino marcado por el indicador, seguiremos por la pista de la derecha que llega a “Balitx d´Avall”.

Tomaremos esta nueva pista y después de un corto trayecto, llegamos a la primera curva, a la izquierda, justo en la siguiente curva a la derecha veremos una higuera y un hito junto a la pista, aquí hay que dejarla y pasando por debajo la higuera comenzar a caminar por encima de un viejo bancal con abundante maleza y un canchal “rosseguera” a la derecha.

Bajamos al bancal inferior por un derrumbe, siguiendo un tenue sendero entre vegetación y rocas, continuaremos andando arrimados al linde del mismo la vegetación que al principio era espesa, ahora es aun mas difícil el discurrir entre ella, si nos fijamos veremos un hito situado sobre un tronco de un olivo, llegamos al encinar donde la vegetación comienza a darnos un respiro, cruzamos un canchal y seguimos por encima del bancal que nos hace vadear el torrente en un tramo empedrado y a una altura considerable (es un viejo tramo del antiguo camino del camí des Torrent des Llorers).

Cruzamos el lecho del pequeño torrente que se precipita y de nuevo el bancal está invadido de vegetación y donde apenas se ve el sendero,  cruzamos otro canchal y seguimos andando sobre un bancal dejando a la izquierda el torrente y a la derecha la pared del bancal superior, donde debe aparecer una bonita escalera adosada al bancal que obviaremos, continuamos recto hasta llegar a un derrumbe en la pared del bancal de la derecha y accedemos para situarnos en el bancal superior, situados en éste, volvemos a tomar la dirección anterior.

Nos vamos acercando paulatinamente al del lecho del torrente, mantenemos la altura. Caminando por este nuevo bancal obstruidos siempre por la vegetación, llegaremos a un punto donde deberemos cruzar el torrente.

Reconoceremos este punto ya que a nuestra derecha veremos una “rosseguera”, coronada en su parte superior por una gran roca, cruzamos el torrente para situarnos en el lateral izquierdo del canchal, subiremos por este lateral hasta llegar a la base de la gran roca, al llegar a esta la sortearemos por la izquierda en busca de una pequeña pared que se divisa algo mas arriba y que se trata del camino que ahora va por la izquierda del torrente, merece la pena subir a la gran roca, ya que es un esplendido mirador natural. El camino se distingue bien ahora pero está en mal estado, cubierto de vegetación y algún tramo con la pared que lo sostiene derruida. Estamos en el tramo mas aéreo, aunque no da esta impresión ya que la vegetación lo disimula en todo el descenso hasta el lecho del torrente.

Llegamos a la pared de linde de las fincas “Balitx y Moncaire”, un maltrecho portillo nos da paso al interior del torrente, descendemos pues a la poza del torrente para cruzar a la otra orilla, saldremos del lecho trepando por un corto roquedal; seguimos vadeando el torrente por la derecha en ascenso y después de una segunda trepada recorremos un tramo del camino en buen estado y precioso, remontamos y  luego descendemos hasta un pequeño llano tupido de carrizo, siempre paralelos o por el interior del torrente por lo que no tiene perdida posible.

Caminamos ahora sobre un bancal lleno de carrizo, hasta que al no poder seguir por el debamos abandonarlo ascendiendo al bancal superior, una vez situados en la terraza superior, girando un poco la vista a la izquierda, veremos un roquedal muy cárstico al que deberemos dirigirnos, en su base veremos lo que puede ser las trazas de un camino, con las grietas rellenadas con piedra; superado el roquedal descenderemos por el sendero hasta el torrente  para salirnos por la derecha. Saldremos del lecho por un tramo empedrado, vestigio de lo que fue este camino. Veremos una zona de sucesivos bancales y algún hito, veremos el camino que asciende bancales sucesivamente zigzagueando entre ellos hasta llegar al tramo mejor conservado del camino, es un tramo recto y escalonado. Una vez arriba llegamos a un viejo olivar con una alambrada sobre la pared que nos cae a la izquierda, que cierra el recinto donde están situadas las casas de “Moncaire”; siguiendo arrimados a la rejilla iremos superando los bancales hasta llegar a una pista de nueva construcción, junto a los porches donde están los grupos electrógenos. Para evitar las casas deberemos tomar el sentido contrario a las mismas, giramos a la derecha y ascendemos un tramo por la pista hasta encontrar a la izquierda el camino empedrado que antiguamente conducía a “C´an Codony”; desaparece rápido, ahora hay que ir subiendo bancales por un estrecho sendero en dirección al viejo camino de carro que une “Moncaire” con “Balitx”.

Mientras subimos veremos las casas de “c´an Codony” y el viejo camino detrás,  subiendo los bancales llegaremos a la parte mas llana donde por un senderillo llegaremos a un portillo con barrera sin candar por donde cruzaremos, tomando a a izquierda sobre la pared por donde llegaremos a una alambrada que nos separa del camino, caminamos paralelos a ella hacia nuestra derecha hasta llegar a otro portillo con barrera sin candar por el que salimos a al camino. Ahora deberemos remontar las curvas que ascienden al “coll des Trenc”, pasaremos junto a “sa font de sa Cama”, podremos ir atajando por los senderos entre las curvas; ya en lo alto encontraremos a la izquierda un viejo porche que se han restaurado sus paredes adosado a una gran roca, luego pasaremos por un desfiladero, este es "es Coll des Trenc", situado a 630m de altura, el punto culminante de la excursión. Justo pasado el collado, a la derecha encontramos una explanada, donde se intuye un acantilado, si nos acercamos, tendremos panorámica sobre el valle de “Balitx”, divisaremos los tres predios y se extiende la vista desde el Puerto de Soller hasta el “Coll de Biniamar”. Siguiendo por este ancho y bonito  camino, se llega a unas barreras de hierro cerradas con candado, ¡mucha atención!, retrocedemos por nuestros pasos  durante (01’) y dejamos el camino por la izquierda, descendiendo fuerte por el encinar, en dirección Noreste. En 03’ hemos de dar con el inicio de una especie de chimenea  que tiene un pequeño espolón a la izquierda y otro aun mas pequeño a la derecha, aunque poco visibles entre las encinas. Esta chimenea es bastante vertical y muy resbaladiza, así que hay que extremar la precaución para descenderla, (no confundirla con otra chimenea aun mas vertical a la derecha del espolón de la derecha, hay que bajar entre ambos espolones). Vamos bajando por ella y en unos 17’, seguimos descendiendo con un canchal a nuestra izquierda o por el mismo canchal.  En unos 10’ mas hemos de desembocar a un camino de carro transversal. Tomamos por él a la izquierda, dejamos enseguida un desvío que baja por la derecha y, en 05’, salimos del encinar a una zona con bancales de olivar (donde ya vemos, a lo lejos, las Cases de Balitx d’Amunt). En 02’ el camino baja mediante una curva a la derecha y, enseguida, describe otra a la izquierda. Atención en este punto. Hemos de dejar el camino por la derecha (hito) y descender los bancales en dirección Noreste, como si volviéramos atrás, por un tenue senderillo de cabra. En unos 07’, hemos de salir a otro camino de carro. Lo tomamos a la izquierda (Noroeste) pero inmediatamente (01’), cuando entra en el encinar, lo abandonamos por la derecha, y bajamos entre la vegetación hasta un grueso tronco de olivo muerto (02’). Entonces giramos a la izquierda, para salir enseguida (02’) al hermoso camino empedrado que lleva a la Font de Balitx (03’ a la derecha bajando).

Desde la Font, subiendo por el mismo camino empedrado, y luego por pista, llegaremos (10’) al gran portillo sin barrera de Balitx d’Amunt. Continuamos Sur por el ancho camino y, en 10’, alcanzamos un cruce de itinerarios. Por la izquierda, por unas verjas, llega el Camí de Moncaire; por la derecha sale el Camí Vell de Balitx; y nosotros seguimos de frente y oblicuo izquierda (poste indicador) hacia el Mirador de Ses Barques, al cual llegaremos en unos 15’ dando allí por concluida la ruta de hoy.

 

 El Grupo lo formaron:

Pablo, Pedro, Paco, Joan Carles y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones