Este sitio se ve mejor con un navegador que soporte web estándares, aunque es accesible desde cualquier navegador de internet.


Pseudomedicinas



.


El número de Avogadro es fundamental para comprender el engaño que supone la medicina homeopática

Amadeo Avogadro (1776-1856) es considerado como uno de los fundadores de la físico química. Fue un profesor de física, con experiencia también en química y matemáticas, lo que le sirvió para explicar la mayoría de sus descubrimientos. Los dos más importantes fueron:

El número de Avogadro, que es el número de partículas en un mol, su valor es 6.02214199 × 1023 mol-1 (± 0.00000047 mol-1).

La ley de Avogadro, que establece que volúmenes semejantes de un gas ideal contienen igual número de moléculas, a presión y temperatura constante. Por ejemplo 1000 cm3 de un gas ideal contiene el doble de moléculas que 500 cm3.

Masa Molar

Hablando de forma sencilla, un mol representa un número muy grande, así como decimos una docena para hacer mención a 12, pues para hacer mención a 6.02 × 1023 ,decimos un mol. El mol se usa cuando se habla sobre números de átomos y moléculas. Una gota de agua del tamaño del punto de este párrafo contendría 10 trillones de moléculas de agua, en vez de hablar de trillones es más sencillo usar el mol.

Una muestra de cualquier elemento con una masa igual a su peso atómico (en gramos) contiene un mol de átomos (6.02 x 1023 átomos). Por ejemplo, el helio tiene un peso atómico de 4, por consiguiente 4 gramos de helio contienen un mol de átomos de helio. En general, para cada elemento de la tabla periódica, una cantidad del elemento igual a su masa atómica en gramos, serán 6.02 x 1023 átomos de ese elemento.

Los átomos al unirse forman moléculas cuya masa es la combinada de sus integrantes. Por ejemplo, cada molécula de agua (H2O) tiene dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Un mol de moléculas de agua contiene dos moles de hidrógeno y un mol de oxígeno. La masa de una molécula de agua es igual a: 2*1.01 + 16 = 18.02 gramos. Un recipiente con 18.02 gramos de agua debe contener 6.02 x 1023 moléculas de agua.

Diluciones en homeopatía

El fundamento de la homeopatía es lograr grandes diluciones del principio activo, en agua u otra sustancia. Por ejemplo, se parte de un gramo de una sustancia homeopática y se disuelve en 99 gramos de agua.

Hay dos procedimientos, uno es la denominada serie decimal, o de Hering, en el que se disuelve una parte en nueve de solvente. La representación es nDH, donde n indica el orden de la disolución, por ejemplo para esta primera indicada, sería 1DH, si de la resultante tomamos un gramo y lo disolvemos de nuevo en nueve, se tendría un preparado homeopático 2DH y así sucesivamente.

El otro procedimiento conocido como serie centesimal o de Hahnemann, consiste en disolver una parte de principio activo en 99 de solvente. La representación es nCH, donde n indica el orden de la dilución, y así sucesivamente.

La sal

Entre los preparados homeopáticos hay uno llamado Natrum muriaticum, muy habitual, se trata del cloruro de sodio (ClNa) o sal común, la que encontramos en el agua del mar y que se puede adquirir en cualquier supermercado.

Un mol de sal contiene 6.02 x1023 moléculas y su masa es de 58.442 gramos; por lo tanto un gramo contiene 1.03008 x1022 moléculas. Al disolver ese gramo en 99 gramos de agua bidestilada, se obtiene una dilución 1CH. Al diluir un gramo de esta nueva preparación en 99 de agua, se obtiene la 2CH y la cantidad de moléculas habrá descendido a 1.03008 x 1020 (el exponente cambia en dos, dado que es dilución centesimal).

Siguiendo se tendría para 8CH, 1.03008 x108 moléculas; para 11CH, 1.03008 x102 moléculas lo que equivale a unas 103 y para 30CH 1.03008 x 1036 moléculas. Estos valores implican que para conseguir en la solución una molécula única de sal necesitaríamos disponer de 9.70779 x 1031 toneladas de agua. Como comparación, la masa de la Tierra es de 5.977 x 1021 toneladas.

Es sólo el disolvente

Así se ve que la mayoría de los preparados no contienen el principio activo, y sin embargo llevan impurezas, pues aunque se use agua bidestilada es imposible obtenerla con una pureza al 100%.

Samuel Christian Hahnemann (1755-1843) no tenía forma de saber esto en 1796, fecha en la que inventó la homeopatía (aunque en 1810 escribió su libro Organón), ya que la moderna teoría atómica no apareció hasta 1803 (Dalton y Avogadro) y se confirmó en 1811. Hahnemann murió en 1843, de modo que tuvo tiempo suficiente de conocer la no validez de la homeopatía.

Un ilustre contemporáneo de Hahnemann, el famoso físico y astrónomo Pierre Laplace (1749-1827), solicitó que se incorporase la medicina a la Academia de Ciencias, para que allí, en contacto con los verdaderos sabios, los médicos empezaran a hacerse científicos. Opinión que refleja bien la percepción que se tenía en aquella época respecto a la medicina y que indudablemente se ha de mantener en la actualidad respecto a algunos profesores de la universidad de Murcia.

Los conocimientos fisiológicos se hallaban aún en estado embrionario, se desconocía por completo la etiología de las enfermedades, se carecía de medios adecuados de diagnóstico, las terapéuticas efectivas eran escasas y se apelaba con frecuencia a tratamientos tan brutales como inútiles, por lo que el tratar con algo que no tiene efecto como sucede con la homeopatía, a veces era más beneficioso.







Google
Internet Maco048 Página sobre Informática (UMU)
Fraudes médicos y pseudociencia
pulsar para hacer una consulta



armarios en madrid audifono comprar libros de cualificaciones profesionales crema de masaje fuerzas armadas ESPE menorca rent a car mudanzas canarias peninsula