(Transcripción del texto de Toñi Mateos en el diario La Opinión de Murcia - Sábado 25 de Enero de 2003)

La cofradía de Servitas, que desfila el Viernes Santo por la tarde con la espléndida Virgen de las Angustias de Salzillo, estrenará en la Semana Santa de 2004 el paso del Ángel Servita. La agrupación cofrade pretende recuperar con la iniciativa esta emblemática figura que desapareció en 1931 y que, desde entonces, no ha vuelto a procesionar en el cortejo.

El Ángel Servita no tendrá nada que ver con el famosísimo del paso 'morao' de la 'Oración en el huerto' que procesiona el mismo Viernes Santo por la mañana. Será un ángel pasionario, que al igual que en su origen, se transformará para este desfile procesional agregándole algún atributo de la Pasión de Cristo.

La presidenta de Servitas, María José Martínez, explica que la talla fue adquirida en una feria de antigüedades a un anticuario de Sevilla, y ha sido atribuida a la escuela roldanesca por el director del Museo Salzillo, José Cuesta. Dadas sus características, pero sobre todo a sus alas (que son móviles, un efecticismo muy propio de la Contrarreforma), los expertos estiman que es de finales del siglo XVII y que podría haber salido de la gubia de Roldán, uno de los más afamados escultores barrocos sevillanos, o de su propia hija. No obstante, no se descarta que pudiera haber sido tallada por artistas de su escuela.

 

 RESTAURACIÓN

La escultura, en Verónicas

La escultura, aunque no presentaba un deterioro excesivo, se encuentra en estos momentos en el Centro de Restauración de Verónicas. El Ángel Servita es una talla de vestir, que curiosamente no sólo tiene talladas la cabeza y las manos, también piernas y brazos. La cofradía baraja comprar la túnica en Valencia. Como la talla es andaluza, tiene un estilo muy distinto al resto de la imaginería de nuestra Semana Santa, rompiendo con la uniformidad existente.