©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Ermita de Sant Vicenç i Cami d'Enclar Santa Coloma

(Andorra)

07 de agosto del 2013

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Ficha de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Nos dirigimos a Santa Coloma en Andorra la Vella y nos vamos a la calle trasera de la zona (carrer del Barres), y justo al final de la misma hay sitio para estacionar algunos vehículos.

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña con buen agarre.

Mapa: Alpina Andorra  1:40.000

Mejor época: Temporada estival.

Distancia: 7,37 Km.  Subiendo: 3,41 Km.  Bajando: 3,35 Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 2,03 h. Bajando: 1,35 h. Parado: 0,56 h.
Total acumulado: 4,33 h.

Altura máxima: 1651 m.
Altura mínima: 985 m.

Desnivel Acumulado: 757 m.   Media en %: 22,20

Velocidad media: 1,62 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica)

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso.

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas, tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.

  • No perder de vista las marcas amarillas ni los hitos, ya que a pesar de estar bien señalizado es fácil salirse del sendero en algunos puntos.

  • La mayor dificultad la encontraremos en la dura pendiente que se va remontando.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo

  • Nunca ir solo

Prólogo:

En dos Km. pasamos de ver unas espectaculares vistas de la zona urbana de Andorra a unos parajes naturales impresionantes. La salida de la parte trasera de Santa Coloma donde también tenemos la opción de subir a la Ermita por una vía ferrata.

La iglesia ha sido restaurada recientemente, interviniéndose sobretodo en la cubierta del edificio. Es una construcción del siglo X cuyo elemento más reseñable es el campanario cilíndrico de un solo cuerpo. Por su tipología se asemeja a otros muy próximos como el de Santa Coloma d'Andorra y el de Sant Martí d'Ars, ya en territorio catalán.

Situada en un monte rocoso, de difícil acceso, sobre el núcleo urbano de Santa Coloma se encuentra rodeado de restos de edificios y de las ruinas del castillo d'Enclar. El pueblo, todo y ser un enclave estratégico para controlar el acceso al valle de Andorra, fue abandonado debido a las pocas posibilidades de ampliación y a las dificultades de abastecimiento.

En época visigoda ya existía la fortaleza d'Enclar, si bien no encontramos ningún documento dónde aparezca hasta el año 952. Era una propiedad de los condes de Urgell, que la mantuvieron hasta cuando la dejaron en manos del obispo de Urgell y del monasterio de Sant Serni de Tavernoles con sus posesiones andorranas. El motivo de mantener el control del castillo era puramente estratégico, por que desde el monte d'Enclar se controlaba una de las entradas al condado de Urgell. Los condes iban trasladando progresivamente su residencia hacia el sur y era de vital importancia tener controlada la frontera del norte.

En 1190 el conde Ermengol VIII de Urgell cede el castillo al vizconde Arnau de Castellbó , según consta en un pergamino que se conserva en los Archivos Nacionales de París.
Durante el siglo XIII serán habituales las luchas entre los Foix y el obispo de Urgell, que acabaron con la firma de los "pariatges". En el segundo de estos documentos, firmado en 1288, el conde de Foix se comprometió a parar las obras de ampliación que estaba haciendo en el castillo y a demoler lo que ya se había construido. A partir de aquel momento el enclave entró en decadencia, manteniéndose el culto en el templo hasta el siglo XIX.

La iglesia de Sant Vicenç era hace unos años un montón de escombros. A pesar de tratarse de uno de los edificios románicos más antiguos de Andorra, se encontraba en un estado lamentable, con la cubierta y gran parte de sus muros derrumbados.

Está formada por una sola nave rectangular, acabada por el este en un ábside cuadrado. La comunicación entre los dos espacios se hace mediante un arco triunfal, más estrecho que la nave. Se desconoce de qué tipología era, por que no se conservó, si bien se supone que era de medio punto, como el que permite el acceso al campanario.

Lo mismo sucede con la puerta de acceso al templo, situada en el muro sur, que también se ha reconstruido utilizando el arco de medio punto. Esta es la única apertura que presenta la nave. En el ábside se abren dos pequeñas ventanas en forma de saetera por el exterior y abocinadas por el interior. El ábside estaba cubierto con una bóveda de piedra, mientras que la nave presentaba una cubierta de madera.

El suelo de la nave, que está unos veinte centímetros más bajo que el del ábside, está hecho con piedras graníticas, mientras que en la cabecera se utilizaron calcáreas. La nave presenta un banco de piedra en sus muros laterales.

Durante la retirada de los escombros del interior del templo, se encontraron varios fragmentos que conservaban todavía el encalado y en algunos casos restos de pintura mural.

El campanario fue construido al mismo tiempo que la nave y presenta planta circular, como el de la vecina iglesia de Santa Coloma, si bien es mucho más simple y arcaico. No es demasiado alto y sólo presenta ventanas en su último tramo. Concretamente podemos ver cuatro ventanas de un esquemático arco de medio punto, orientadas hacia a los puntos cardinales. Encima encontramos siete pequeñas aperturas que recuerdan arcos de herradura.

En las excavaciones realizadas en el lugar d'Enclar se han encontrado numerosos enterramientos, así como piezas de cerámica, silos, enseres de piedra y de metal, botellas de vidrio, anillos y monedas romanas.

Descripción de la excursión:

Antes que nada decir que el camino d'Enclar era una vía de comunicación entre lo que hoy es Andorra y España, antaño ducados, por lo que la ruta que efectuamos en esta ocasión es tan solo un tramo del camino hoy ya desaparecido en puchos tramo por los derrumbes habidos, aunque se conserva el itinerario marcado con puntos amarillos y algunos hitos, actualmente usados por senderistas para la ascensión a diversos picos pirenaicos, siendo el mas notable de esta ruta el Pic d'Enclar de 2392 m., al que en esta ocasión no llegaremos, siendo nuestro principal objetivo tan solo visitar el oratorio de Sant Vicenç d'Enclar, aunque posteriormente seguimos un buen tramo del camino.

Iniciamos la andadura de la parte trasera de Santa Coloma en el (Wp.01), allí unos carteles nos informan de la ruta, tanto por sendero como por vía Ferrata, nosotros elegimos hacerlo por el sendero.

Comenzamos por un bonito camino empedrado que pronto nos hará entrar en calor, pues su pendiente no es nada desdeñable y hay que tomarla con calma, durante el ascenso veremos varias bifurcaciones todas bien indicadas, algunas como camino cortado, por ello seguimos las mas evidentes y en unos 30' alcanzamos el "Collet de Sant Vicenç" (Wp.02), punto donde bifurca el camino y veremos carteles informativos, nosotros tomamos a la izquierda primero en descenso hacia el río que oiremos cercano, pero antes de llegar a nos desviamos de nuevo a la izquierda y comenzamos una corta pero dura ascensión que nos colocara en el oratorio de Sant Vicenç d'enclar (Wp.03 - 12').

Visitada esta bonita iglesia que permanece cerrada, podemos acercarnos hasta el acantilado Sudoeste siguiendo un marcado sendero que en unos segundos nos coloca al final de la impresionante vía ferrata, a la que no pudimos aguantarnos y a pesar de carecer de equipo bajamos y subimos lo que creímos oportuno sin exponernos demasiado.

dejada la vía ferrata nos adentramos por sucios senderos hacia la parte mas alta del montículo donde pudimos ver los restos del castillo d'Enclar, tan ruinosos que fuimos incapaces de hacernos una idea de su estructura de antaño.

efectuada la visite retornamos por los mismos pasos hasta el (Wp.02), desde donde en esta ocasión tomamos dirección ascendente por el camí d'Enclar, cruzamos ríos y arroyos, bosques lúgubres y bonitos parajes, vimos cantidad de hongos y otras especies vegetales, un gran número de flores silvestres y un sin fin de agradables sorpresas. Ascendimos durante 1 h. 45' para alcanzar el (Wp.04", donde tras descasar un poco disfrutando de la vista que nos ofrece este punto del camino emprendimos el retorno por lo mismos pasos, pero sin pasar en esta ocasión por el oratorio, tardamos 1h. 20' en llegar al punto de inicio, ahora final del itinerario.

 El Grupo lo formaron:

Javier y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones