Cañonazo de diciembre de 2010

En este apartado se pueden ver fotos de Relojes de Sol que me han gustado por algún motivo determinado, comentarios a otros sitios de Internet, anuncios de eventos, etcétera. Mi intención es dedicarlo a algo distinto cada mes, no importa el lugar donde esté. Hay muchos Relojes y noticias muy interesantes y me gustará enseñarlos.

A unos 12 kms al nordeste de Soria capital, en el valle del río Merdancho, se encuentra la localidad de Renieblas con una población de unos 120 habitantes. Si entramos por la carretera SO-P-1208 llegamos a la calle Hidalgos y allí veremos un conjunto gnomónico de gran valor. La situación, según las coordenadas de Google Earth son 41º 49' 16" N y 2º 22' 19" O .

El autor de tan notable pieza fue un maestro de la localidad llamado José de Vera y fue el año de 1908 el de su realización. La ubicación del reloj ha sido la misma desde su creación aunque el plinto y la columna soporte han sido repuestos recientemente.
El conjunto, tallado en un bloque monolítico de piedra, contiene 7 relojes de Sol diferentes los cuales conservan su precisión gracias a unas placas metálicas que el autor tuvo la feliz idea de colocar y que han hecho que con el transcurso de los años, aunque la piedra ha ido erosionándose, las aristas que hacen las veces de gnómones hayan permanecido inalterables.
Los siete relojes de Sol que componen el grupo escultórico son:


VERTICAL MERIDIONAL

Situado en un plano intermedio de la piedra y partido por el gnomon de unos 5 cm de ancho.
Compuesto por cuatro sectores circulares siendo el más interior el de las horas, el siguiente de las medias horas, el siguiente de los cuartos de hora y el más exterior el de la numeración horaria en romanos. Los tres primeros sólo marcan de VIII de la mañana a IV de la tarde
El cuadrante izquierdo, regido por la arista izquierda del gnomon central, marca de VI a XII de la mañana y el derecho, regido por la arista derecha, de XII a VI.
Son las XII del mediodía solar local cuando no hay sombra ninguna sobre el reloj.




POLAR CILÍNDRICO

Situado sobre dos sectores cilíndricos en la parte antero-inferior de la piedra y también partido por el gnomon central.
Marca de IX de la mañana a III de la tarde utilizando la numeración del reloj meridional y mostrando horas de tiempo medio señaladas por analemas en cada hora. Los gnomones son las correspondientes aristal del gnomon central.




VERTICAL DECLINANTE A LEVANTE

Grabado en la cara a levante de la aleta izquierda y con forma triangular.
Marca de 5 a 7 y media de la mañana, de media en media hora, con numeración arábiga indicadas con la arista izquierda del gnomon central.
Declina unos 15 grados a Levante.




VERTICAL DECLINANTE A PONIENTE

Grabado en la cara a poniente de la aleta derecha y con forma triangular.
Marca de 4 y media a 7 de la tarde, de media en media hora, con numeración arábiga indicadas con la arista derecha del gnomon central.
Declina unos 15 grados a Poniente.




LATERAL ORIENTAL

Grabado en la cara a levante del gnomon central.
Marca de 5 a 7 y media de la mañana, de cuarto en cuarto de hora, con numeración arábiga indicadas con la arista lateral derecha.




LATERAL OCCIDENTAL

Grabado en la cara a levante del gnomon central.
Marca de 4 y media a 7 de la tarde de cuarto en cuarto de hora, con numeración arábiga indicadas con la arista lateral izquierda.




ECUATORIAL PLANO AL NORTE

Grabado en la cara posterior y superior de la piedra en un plano paralelo al del Ecuador.
Numeración de VI a VI aunque tiene marcas horarias, apreciables, desde las IV y media de la mañana a VI y media de la tarde.
Compuesto por cuatro sectores circulares siendo el más interior el de las horas, el siguiente de las medias horas, el siguiente de los cuartos de hora y el más exterior el de la numeración horaria en romanos.
El reloj está formado por dos semicuadrantes separados por el gnomon central.

Tiene grabadas las iniciales "J. d V." y "1908" correspondientes al nombre del autor y a la fecha de su construcción.
¡Ah! el poder haber disfrutado de este descubrimiento se lo debemos al amigo Pedro Novella, incansable gnomo-cazador que ya tiene en su haber más de mil relojes de Sol localizados, fotografiados y estudiados.

¿No has visto los cañonazos anteriores? Pulsa sobre el cañoncito y los podrás ver.

A los cañonazos anteriores
A la Página principal