©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Roquetas - Llanos de Vicar

y

Sierra de las Alpujarras

(Almeria)

Noviembre del 2008

Galería de Fotografías

Índice Viajes

Sin Track

 

 Itinerario:

Maria y Toni salimos del Aeropuerto de Palma el 17 de noviembre, volamos en la compañía Air Berlín y sin retrasos llegamos al destino  Aeropuerto de Málaga.

Tras tomar el coche alquilado nos dirigimos a la casa de Nuestros amigos Manolo y Trini en "Roquetas" donde fuimos acogidos con el mayor de los cariños y tratados como si de nuestra propia familia fueran, (GRACIAS POR VUESTRA INESTIMABLE HOSPITALIDAD).

Pasamos una noche en su casa de "Roquetas, como dice Tryny", esa misma tarde nos llevaron de visita a los invernaderos de unos sobrinos suyos, enormes por cierto y preciosos por dentro, tras tomar algunos preciosos pimientos ofrecidos por su sobrina, fuimos a visitar Roquetas y alrededores.

Al siguiente día nos llevaron a su casa de la sierra alpujarreña, un nido acogedor, donde se respira paz y tranquilidad, olvidándote del mundanal ruido, el pueblo es Lucainena  y pertenece al Ayuntamiento de Alcolea , pueblo que visitamos y es el natal de nuestra buena amiga.

Recorrimos infinidad del pueblecitos de Las Alpujarras, llegando al Puerto de La Ragua que estaba nevado y nos paseamos por los alrededores del refugio allí existente.

De regreso por una carreterita plagada de curvas pero de una espectacular belleza, Manolo diestro conductor, nos dejo deleitar del entorno.

Comimos en Lucainena en un restaurante donde probamos platos típicos de la sierra alpujarreña, pero que nada tienen que envidiar a las migas de Trini ni a las gachas que su madre nos preparo.

Como quisieron que demostrara mis cualidades culinarias, me pidieron que le hiciera una paella,  y eso hice, improvisando con lo que tenia Trini en la sierra, (una trozo de pollo por aquí.. un pedacito de costilla por allá, unos pimientos, y poco mas, todo ello "sin paellera y con un fogón a butano que si apenas calentaba algo". pero sí, salio algo parecido a una paella de la que dimos buena cuenta.

Bajamos caminando hasta el Río Grande y visitamos las ruinas de un antiguo molino, que fue propiedad de un familiar de de nuestros amigos, también conocimos a Jesús, un vecino con una bonita casa, que nos trató con exquisitez.

Pasamos 3 días inolvidables en la sierra, para regresar a probar las gachas de la mama de Trini, por la noche Trini nos preparó un pipirrana "pa chuparse los deos", pasamos la noche de nuevo en la casa de Manolo y Trini, para salir el sábado tras desayunar rumbo a Ronda.

 

A. Sureda

 

Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de Viajes