©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Clots de l'Infern

(Escorca)

02 de mayo del 2015

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Ficha de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Necesitaremos relevo de vehículos, teniendo que ir a dejar al menos uno al final de ruta en el Km. 9,500 de la carretera MA-2142 a la Calobra, después retrocederemos hasta la explanada del Nus de sa Corbata donde iniciaremos el itinerario.

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña con buen agarre.

Mapa: Alpina Tramuntana Norte V.2015

Mejor época: cualquiera

Distancia: 5 Km. - Subiendo 1,6 Km. - Bajando 3,42 Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 0,47 h. - Bajando: 2,35 h. - Parado: 1,17 h. - En movimiento: 3,22 h.

Total acumulado: 4,39 h.

Altura máxima: 690 m.
Altura mínima: 247 m.

Desnivel Acumulado positivo: 103  m.   Desnivel Acumulado negativo: 498  m.  Media en %:  9,72

Velocidad media: 1,08 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica).

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso.

  • Recordar dejar todas las barreras que encontreis tal cual estén.

  • Respetar siempre la propiedad privada, en caso de encontrar algún propietario de las fincas que transitamos, seguir sus indicaciones.

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas, tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.

  • La mayor dificultad la encontraremos en en la dificultad en el terreno que pisamos, la orientación si no tenemos GPS, abstenerse si se tiene el mas mínimo vértigo.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo.

  • Nunca ir solo.

Descripción de la excursión

Hoy la ruta es, corta, sólo 4 Km., pero exigente, incómoda, con pequeñas trepadas y con algunos tramos un poco aéreos.

Nos agruparemos en coches y nos dirigimos hacia el nudo de la corbata, desde donde empezaremos la marcha. En el mismo nudo de Sa Corbata encontramos unos hitos que nos llevan hacia “ses Mamelles”, que dejamos a nuestra izquierda. El itinerario por el momento es fácil de seguir teniendo siempre que vigilar los hitos ya que perderlos seria meternos en un cierto infierno, a medida que avanzamos el terreno se va complicando siendo cada vez mas abrupto y cárstico. Dejando el Castellot a nuestra izquierda empezamos a descender hacia una explanada.  Seguimos las indicaciones que no son otra cosa que hitos a veces difíciles de ver,  nos llevan a una torrentera que poco a poco se va complicando por que el brezo “bruc” es cada vez más alto hasta que nos tapa la vista y no nos dejara ver absolutamente  nada.

El primer “clot de l’Infern” parece como un inmenso cráter con el fondo cubierto de brezo. Resaltar que todas las *dolinas por las que he pasado tienen en su punto mas bajo una sima o engullidor, y esta no es menos, además en un peligroso lugar entre el brezo y el carrizo, que de no ir muy atentos puede darnos un disgusto, ya que esta muy cerca del punto de salida, aunque algo a la izquierda. La salida de esta dolina está bien marcada por un hito en una especie de collado pequeñito, una vez en dicho collado hay que seguir unos hitos que nos llevarán hacia una cresta que debemos seguir y después de un par de trepadas llegamos a las cercanías del segundo “clot” hoyo (dolina). Quizás aquí sea el punto de la excursión donde más podemos disfrutar de las panorámicas, abajo el Torrent de Pareis, arriba el Puig Major, espectacular con la cara de la coma Fosca ante nosotros y en esta ocasión aun con mucha nieve, desde aquí aremos algunas trepadas y descenderemos continuamente pasando por otras dolinas menores, el tránsito por ellas es casi impenetrable, antes de entrar en ellas hay que asegurarse los hitos de salida al lado contrario y dirigirnos hacia ellos, de no tomar esta precaución la dolina puede convertirse en un verdadero laberinto de brezos surcados por difíciles senderos; para salir de la última dolina hay que hacerlo con una trepada y seguir ha la derecha cresteando sobre rocas que cortan como cuchillos, seguirán una serie de trepadas y destrepes por entre un difícil roquedal en el que hemos de estar siempre atentos y no bajar la guardia, un traspié por estos lugares podría ser una mala experiencia, recordar que siempre tenemos hitos, no debemos aventurarnos por donde no las veamos, seria complicarnos la vida sin necesidad.

Llegaremos a un punto en que un buen salto nos corta el paso, sin embargo ya vemos abajo la carretera, en este punto damos media vuelta como para regresar por nuestros pasos, nos fijamos un poco a la izquierda hacia arriba y volvemos a ver los hitos que nos invitan a subir un poco y pasar por un estrecho cañón formado por dos grandes rocas, superado este estrecho paso seguimos los hitos que ya nos llevan ha alcanzar la carretera en el punto donde hemos dejado los vehículos de relevo.

Sólo nos queda regresar ha recoger el otro vehículo y dirigirnos (en nuestro caso) al Coll de sa Batalla a tomar unas cervecitas y chocolates.

***************************************************************************

*Una dolina (palabra de origen esloveno que significa valle o depresión) alude a un tipo especial de depresión geológica característico de los relieves cársticos.

Por lo general, las dolinas no suelen presentarse en las regiones exclusivamente calcáreas, sino en las constituidas por margas, rocas que están formadas por caliza y arcilla en proporciones variadas. El proceso es relativamente simple: el anhídrido carbónico de la atmósfera se combina con el agua de lluvia para formar ácido carbónico, que ataca al carbonato cálcico de las margas (que no es soluble en el agua) y lo convierte en bicarbonato cálcico, que sí es soluble en el agua, por lo que queda libre la arcilla, la cual se deposita en las zonas bajas del relieve formando cubetas de terra rossa (término italiano que significa tierra roja) llamadas dolinas, uvalas o valles cársticos como los poljés. La terra rossa es, por lo tanto, una arcilla de descalcificación y presenta una gran fertilidad en lo que respecta a su aprovechamiento agrícola.

Al principio todas las dolinas son absorbentes (pierden agua por infiltración), luego ocurre que allá donde la arroyada transporta arcilla, ésta se deposita e impermeabiliza el fondo de la dolina convirtiéndola en un estanque que se llenará después de las lluvias y se desecará lentamente por la evaporación de las aguas. Una dolina en tanto que formación kárstica que se produce por disolución de la roca o por el colapso del techo de una cueva, formando depresiones de contornos circulares y de diverso tamaño. Cuando estas simas poseen paredes escarpadas muy abruptas se denominan torcas y si por el contrario son más suaves y sin escarpes se llaman hoyas. Por lo general se presenta como un pozo ancho, de fondo más o menos aplanado. Si el agua las inunda puede configurar lagunas.

Las dolinas de disolución son la consecuencia de una lenta pérdida de materia del suelo, disuelta por las aguas pluviales que se encharcan y luego se infiltran en él. Las dolinas de hundimiento se forman al hundirse el terreno sobre una cavidad kárstica, por desplome del techo de ésta.1

Si tienen un fondo plano y no muy profundo se dice que es una cubeta, o dolina de platillo, que tiene en su fondo terra rossa, lo que impide que continúen los procesos de carstificación. Sin embargo cuando el proceso continúa la dolina adopta un aspecto de embudo, tendremos entonces una dolina de pozo. La dolina de pozo puede comunicar con una sima: cavidad de paredes subverticales que comunica con la superficie. Normalmente las simas comunican con una red subterránea.

Cuando se unen muchas dolinas se puede formar un uvala y a mayor escala un poljé.

 El Grupo lo formaron:

Lurdes, Sita, Xisca, Yolanda, Ahmed, Seven, J. Carles, Carmon, Pep Oliver y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones