©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

0657-Na Ferrana por los pasos

de Sa Granja y de Na Boscana

(Esporles)

08 de mayo del 2016

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Ficha de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Iniciaremos en el Km. 8,6 de la carretera Ma-1101, aquí encontramos a la izquierda un camino con una barrera cerrada (Wp.01).  En este mismo punto podemos dejar el vehículo apartado a un lado de la carretera.

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña con buen agarre.

Mapa: Editorial Alpina Tramuntana  Sur, edición 2015

Mejor época: cualquiera

Distancia: 10,94 Km. - Subiendo 4,67 Km. - Bajando 5,44 Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 2'24 h. - Bajando: 2,38 h. - Parado: 2,38 h. - En movimiento: 5,02 h.

Total acumulado: 7,40 h.

Altura máxima: 827 m.
Altura mínima: 292 m.

Desnivel Acumulado: 572 m.   Media en %: 11,26

Velocidad media: 1,43 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia y algo de bebida isotónica.

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso.

  • Recordar dejar todas las barreras que encontreis tal cual estén.

  • Respetar siempre la propiedad privada, en caso de encontrar algún propietario de las fincas que transitamos, seguir sus indicaciones.

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas, tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.

  • La mayor dificultad la encontraremos en no equivocarnos en los desvíos, ya que el encinar es una red de caminos y es fácil tomar uno erróneo.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo.

  • Nunca ir solo.

Prólogo

Tal cual nos explica mi buen amigo Miquel Angel, de la Web Toponimia de Mallorca sabremos que:

Per damunt dels 800 metres, a cavall entre Esporles i Puigpunyent, s'aixeca una gran mola coberta d'un espès alzinar. Na Ferrana li deien abans, seguint l'antiga costum de feminitzar els noms de les muntanyes, de les puntes o de les fonts a partir del llinatge de la família propietària. Aquí foren els senyors de Son Ferrà els qui donaren nom a la mola, així com els Burguès de Bendinat deixaren la seva imprompta en la serra de na Burguesa.

Ara na Ferrana ha deicagut, reculant davant la puixança i popularitat d'un altre dels noms de la muntanya: sa Fita del Ram. La primera part del nom fa referència a la seva funció com a partió de les terres de quatre finques que s'estenen per dos termes: es Verger, sa Casa Nova de Son Ferrà, Son Vic (Esporles) i Son Noguera (Puigpunyent).

Però i el determinant del nom ? Què hi pinta un ram dalt de la mola ? El significat que tenien Els rams de la toponímia el descobrirem en l'article de Francesc Canuto i Bauzà que trobareu aquí. En resum els talaiers i les guardes de la costa s'ajudaven de feixos i branques per a transmetre les senyals convingudes a les poblacions properes, ja fos deixant el ram penjat d'una corda a la torre com a símbol de què no hi havia perill a la costa o emprant-lo per a senyalar el lloc al qual s'acostaven els corsaris.

Una mostra d'aquest darrer ús ens la ofereix l'historiador manacorí Joan Baptista Binimelis. Com en tantes altres ocasions recorrem a la seva Història General del Regne de Mallorca de 1595, en la qual ens explica que abans d'edificar-se la torre del port de Manacor era costum establir una guarda sobre el puig de So na Moixa que alertava als manacorins en cas de perill.

Abans que fos edificada aquesta torre de cala Manacor servia de talaia una muntanya que avui anomenam la Talaia de la Marineta que es descobreix bé de la Vila. I quan hi ha corsaris a prop de la costa posen els de la Vila una guarda dalt d'aquesta muntanya. I si els corsaris estan a cala Magraner la guarda inclina el rama la part de la cala i si estan a cala Varques fa el mateix i així com també si estan a la cala de Manacor, tot lo qual marinatge veuen i descobreixen des de la Vila.

Però tornem a sa Fita del Ram. Hem de suposar per tant que aquesta muntanya formava part d'un sistema de vigilància ? En contra d'aquesta hipòtesi juga la seva altura i la seva situació lluny de la costa i el fet de l'existència del sistema d'avisos a través de les talaies costaneres. A favor tenim que la seva posició intermitja asseguraria un ràpida comunicació a Ciutat dels perills avistats a la mar d'Estellencs o de Banyalbufar.

Potser també què el ramatge del bosc ens hagi fet errar el camí i el nom simplement rememori algun esdeveniment que succeí el dissabte o el diumenge del Ram, per exemple. De fet la fita que divideix les propietats es troba al coll que separa els dos cims de la muntanya, un lloc fosc i tapat pel fullatge, un indret en el qual un talaier hi té realment ben poques feines.

ACTUALITZACIÓ (31/12/2010): La publicació d'aquest article ha estat objecte de debat per part d'un grup de tertulians esporlerins que han fet dues aportacions ben interessants. La primera és que ocasionalment la col.locació d'un ram servia també per a senyalar les partions entre les finques. La segona és que la fita que dóna nom a la muntanya existeix, però no es troba al coll entre els cims com apareix al cadastre si no al penyal que constitueix el cim de tramuntana, des d'on es domina un ample horitzó. Al costat de la confluència de les parets seques (ses Tres Parets) es pot observar picada a la pedra un fita de forma rectangular, de dos pams de llargària per un pam i mig d'amplària. Al centre de la fita hi ha un forat de cinc centímetres de diàmetre i un pam de fondària. Podria aquest forat haver estat emprat per aguantar un pal, una bandera o un ram ?

Sense donar el tema per tancat ja que encara no sabem quin és el significat del nostre ram podem extreure d'aquest cas les següents conclusions:

-Quan l'etimologia d'un topònim és dubtosa visitar el lloc referenciat pel nom esdevé una condició irrenunciable.

-El cadastre és una xapussa de la qual no ens podem fiar.

-El cim que popularment anomenam sa Fita del Ram, el més alt i on s'hi localitza un vèrtex geodèsic, no és sa Fita del Ram.

-L'autèntica Fita del Ram, el lloc on segons les llegendes esporlerines es reunien els senyors de les finques estant cadascún dintre de la seva com en el cas del Galatzó, és el cim secundari, de menor altura i situat al nord de l'anterior.

-En aquest lloc un talaier hi tenia totes les feines del món, ja que és un lloc estratègic des del qual es dominen àmpliament els vessants de Ciutat, d'Esporles i de Tramuntana.

 

Descripción del itinerario

Iniciamos salvando la barrera por la pared de la izquierda donde unos deteriorados escalones a modo de paso peatonal nos permiten pasar al otro lado, tomamos la pista ascendente (S), que mas adelante rodea al (E), traza lazadas entre olivar, llegando a un collado con un cruce de caminos; Ascendemos (E) hasta encontrar otro desvío a mano derecha tras recorrer unos 120 m. desde el collado (Wp.02). El camino se convierte en sendero, deja a la izquierda un “claper” y va hacia el sur adentrándose en el encinar y un poco mas adelante zigzaguea algunos bancales en dirección a un pequeño collado en el que veremos una pared a la izquierda, giramos 90º a la izquierda (E) y subimos por la ladera que discurre entre el encinar hacia un estrecho cañón o chimenea entre dos peñas, donde veremos una pequeña pared en la que se han construido escalones, para permitir superar el paso.

Estamos el Pas de sa Granja (Wp.03), Situados encima de la pared veremos que por la derecha hay claras huellas de continuar ascendiendo, pero el paso no continua en ascenso, a poco que nos fijemos, veremos que unas rocas han obstruido el paso y nos obligan a detrepar para bajar y caminar hacia una escalonada canal que nos hace que rodeamos a la derecha subiendo por la angosta canal que nos introduce en un espeso encinar. Continuamos (E), pasamos junto a una carbonera  y desembocamos en un amplio camino (Wp. 04) que tomamos a la izquierda (E). Dejamos un horno de pan a la izquierda que figura marcado en el mapa de editorial Alpina Tramuntana Sur del 2015, más arriba veremos un horno de cal a la derecha (Wp.05), llegamos a un camino transversal, donde tomamos hacia la derecha (SE) (Wp.06), rodeando en ascenso a (S), el camino de herradura que ahora caminamos continua hasta llegar a la ermita de Maristella (Maristella= Estrella de mar) (Wp.07), construida en 1890 y está dedicada a la Virgen del Carmen .  

Cruzamos el Llano (SW), pasamos un portillo sin barrera y en el cruce tomamos a la derecha. Pronto, cruzaremos otro portillo también sin barrera, que nos deja en la explanada donde están las (recientemente restauradas por voluntarios) Ermitas Velles (Wp.08). Continuamos pasando  junto a “l'avenc Podrit” que podemos visitar bajando con cuidado a su parte hundida. Retomamos el camino tras la visita y prestamos atención  ya que en breve lo abandonamos por la izquierda, tomamos un sendero (SE) entre el encinar, hasta llegar a un portillo abierto a una pared seca (Wp.10). El sendero va (SE) llegando a un bonito aljibe cubierto (Wp.11).

El sendero empieza a subir duro por medio de un vaguada marcando sucesivas curvas hasta llegar a una carbonera. Un poco más arriba, cruzamos una baja pared por un derrumbe y avanzamos (S) unos cuarenta metros para desviarnos a la izquierda (E), por un sendero no muy marcado que nos lleva hacia una empinada canal entre rocas que finaliza en una pequeña pared seca a modo de paso en el que veremos una piedra que sobresale a modo de escalón,  justo a la izquierda tenemos un bonito mirador natural al que podemos asomarnos para después tomar al este y, cresterar toda la corta sierra y alcanzar las dos cimas que la forman marcadas por dos grandes hitos, desde ambas disfrutamos buenas vistas a distintos puntos de la isla (Wp.12). Regresamos hasta el punto donde nos hemos desviado, tomamos a la izquierda (SW) y, por una corta garganta, llegamos al pozo de nieve de la Fita del Ram (Wp.13).  De la casa de nieve avanzamos por la derecha (W)  y, por un sendero bien pisado cruzamos la pared seca de deslinde entre fincas, tomamos a la izquierda en ascenso y siguiendo los hitos llegamos a a la base de un roquedal, en el observaremos una grieta (Pas de s'Encletxa) que tras superarla con una corta trepada nos sitúa en el índice geodésico de la Fitade Ram (Wp.14).

Desde la cima, seguimos los hitos que van entre la pared y  el resalte rocosa de nuestra derecha que nos llevan a descender por un estrecho cañón entre rocas en descenso, al salir giramos a la derecha pegaos al roquedal y enseguida llegaremos a   la Cova des Ermassets (Wp.15).

Visitada la cueva (no bajar a la sima, si no se es experto en espeleo),  seguimos el sendero que va pegado al roquedal hasta llegar a la grieta por la que ascendimos al índice geodésico, y  ahora descendemos hacia la pared de la derecha caminando paralelos a ella, seguimos un tramo los hitos, pero cuando estos de desvían a la izquierda de la pared, nosotros continuamos en diagonal avanzando en ascenso hacia la pared y llegamos paralelos a ella hasta donde finaliza, sin pasar al otro lado de la misma si nos fijamos veremos que en la base de la pared y sobre la roca hay picado un rectángulo en la misma roca con un agujero en el centro, estamos en la Fita del Ram Histórica (Wp.16), de la que hablamos en el prólogo de esta ruta. Las vistas desde aquí son impresionantes.

Bajamos ahora sin marcas al (SW) hasta dar con el sendero marcado por hitos los cuales seguimos  en descenso. Descendemos (N) hasta desembocar en un camino carretero, que seguimos hacia este, este camino es más claro, poco a poco se suaviza, y nos lleva a otro camino de carro transversal, a la izquierda del que y muy cerca, se localiza la Bassa de Son Vic (Wp.17). La Bassa de Son Vic es un hermoso aljibe con dos depósitos, para consumo humano y animales muy bien conservado.

Tras la visita del aljibe retrocedemos unos metros para tomar el camino que se bifurca (W).  Debemos estar atentos y tomar el desvío a la derecha, que gira casi noventa grados (N). El hermoso camino de herradura baja en fuerte pendiente por dentro del encinar. Un poco más abajo, supera el resalte rocoso haciendo cortos zigzags,  Es el Pas de na Boscana, un corto tramo escalonado y con paredes de sostenimiento (Wp.18). Seguimos bajando, pasamos al lado de un par de carboneras y llegamos a un nuevo camino transversal, donde debemos girar a la derecha. El camino de la izquierda nos llevaría a Son Noguera, un poco mas adelante si miramos a la izquierda del camino veremos un gran horno de cal, pero antes de llegar a el, lo curioso es que veremos el horno de cal mas pequeño de la isla (Wp.19) al que merece la pena que nos acerquemos, a primera vista parece en buen estado, pero si le damos la vuelta veremos que ya se esta derrumbando.... una verdadera lastima no lo restauren antes de que avance mas su deterioro.

Este nuevo camino carretero se dirige hacia el este y, ya en el olivar, enlaza con el camino que hemos recorrido de subida.

Ya solo no queda deshacer los pasos dados al principio de la ruta hasta llegar al punto de estacionamiento.

 El Grupo lo formaron:

Maria, Santi, Africa, Elvira

Salvador, Jesús, Paco  y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones